Recién llegados de Tierra Santa

Aún resuena en mi cabeza el cantar del almuecín desde lo alto del minarete de Al Aqsa, los lamentos de los judíos ante los restos del Muro del Segundo Templo, y las campanas repicando desde el barrio cristiano de Jerusalén. Todavía puedo sentir el brillo dorado de la Cúpula de la Roca, el tacto de la piedra sobre la que el cuerpo de Jesús fue ungido tras bajarle de la cruz, el olor a la madera de olivo y el sabor a falafel de un tenderete palestino. Sigo flotando sobre las aguas del Mar Muerto, creyéndome arqueólogo en Qumran, viviendo la Navidad en Belén o erigiéndome como improvisado espectador de una guerra sin final en Hebrón. Hoy desde un Madrid que ha amanecido con nieve todo eso sigue vivo, aunque bajo otro prisma. Cada vez late más lejos y lo irá haciendo hasta que sólo pueda tenerlo presente en mi memoria, en el baúl de una experiencia inolvidable.

Durante todos estos días he compartido con Rebeca una ilusión y un sueño que venía de mucho tiempo. Ambos hemos palpado el influjo de Oriente Próximo tratándonos de involucrar en distintas miradas, distintas opiniones, que parecen más enfrentadas que nunca. Israel y Palestina, para algunos un sólo lugar, para otros dos conceptos diferentes, conforman un conglomerado religioso, histórico y cultural complicados de entender pero tremendamente sencillos de vivir en primera persona.

El plan previsto sufrió algunas alteraciones que desembocaron en lugares nuevos que no teníamos pensado visitar. La improvisación en algunos casos también ha protagonizado momentos grandes en los que no supimos lo que iba a suceder en los minutos posteriores. Eso de bajarse en pleno Desierto de Judea, junto a los restos de los esenios de Qumran, y esperar tomar algún medio de transporte que nos sacara de allí hacia otro sitio proporcionó escenas un tanto curiosas en las que se divisaba la aventura en el horizonte.

Hemos venido enamorados de Jerusalén, de la calidez de los palestinos con los foráneos, del paso de los milenios sobre una tierra que puede declararse como otra de las cunas de la civilización, de un desierto montañoso de color amarillo, de las curiosas vestimentas de la ortodoxia judía, del balanceo de los cuerpos contra el muro y de los tirabuzones de quienes “no osan tocar sus barbas”.

La vuelta, siempre complicada, trae muchas palabras e imágenes que estoy deseando compartir con todos vosotros, que sé habéis estado pendientes estos días de nuestras huellas por Tierra Santa. Lo que aseguro es que tengo muchas cosas que contaros ya que hemos sido testigos en primera persona un sinfín de circunstancias que nos han llamado mucho la atención. Más que nada puedo decir que hemos aprendido mucho.

Durante las próximas fechas voy a profundizar lo máximo que pueda por medio de unas crónicas que relaten lo sucedido en este viaje. Como digo muchas veces, tengo la cámara de fotos que echa humo y el teclado del ordenador listo para deslizar mis dedos y ponerme a escribir. Sólo pido unas horas para reorganizar conceptos, historias e imágenes y echar tierra “santa” sobre estas lineas.

No quería volver, pero en el fondo estoy alegre por haber traído otra maleta llena de historias, llena de vida.

Hasta pronto!!

Sele

email

13 comentarios en “Recién llegados de Tierra Santa

  1. Me alegro que el viaje haya cumplido las espectativas. Para mi Jerusalén también es una ciudad mágica,única y espero poder volver algún día.
    Ya nos irás contando.
    Muchos besos para los dos.

    M.Teresa

  2. Primero de todo bienvenido!

    Hace tiempo que me voy mirando tu blog pero hasta ahora no me había dado por escribir. La verdad es que es fantástico y ya tengo ganas de leer que tal te ha ido por tierra santa.

  3. hola sele, todas las cronicas viajeras son interesantisimas para mi, pero esta en especial por todo el tema que rodea a judios y palestinos. espero tus relatos. sos un crack. soy sebastian de valencia.

  4. Bienvenidos,como siempre espero que pronto pongas el relato y sobre todo las fotos.Tienen que estar increibles.
    Yo me estoy preparando mi proximo viaje,sera una semana en coche desde Lisboa a Oporto del 18 al 25 de Enero.Ya sabes si tienes algun consejo que darme escribeme cuando tengas un hueco.
    Saludos Javier

  5. Es curioso que nunca me ha llamado la atención este destino pero después de leerte tengo ganas de ir.
    Saludos y espero tus crónicas.

  6. Javier, respecto a tu viaje de Lisboa a Oporto, te recomiendo que pares en Santa Maria da Feira, cerca de Aveiro. Tiene probablemente el mejor castillo medieval de toda Portugal (cada año hace una fiesta medieval con puestos y ambientado en esa época).

    Y en Oporto, bueno, yo llevo viviendo más de un año ya aquí y no es una ciudad especialmente bonita una vez que llevas tanto tiempo. Pero bueno, para visitar de turismo un par de días no está mal. Como supongo que llevaréis guia, no os voy a descubrir ningún sitio nuevo, pero sí os recomiendo la entrada combinada del Palacio da Bolsa con las bodegas Sandeman (7€), que es una visita muy interesante (y mejor que Calem, que es otra gran bodega de aquí). Si quereis ver alguna playa buena, teneis que ir a la zona de Gaia (antes de llegar a Oporto, a unos 15 km), concretamente a la zona de la Madalena y Miramar (capela do Senhor da Pedra).

    De comer, aparte del bacalao que es plato típico en toda Portugal y que lo hacen de mil maneras distintas (probadlo, claro), aquí es muy típico la Francesinha, que es un sandwich relleno de carne y embutido recubierto de queso fundido y con una salsa un poco picante, y las tripas que son como los callos madrileños. También comen bastante pulpo pero distinto a lo que estamos acostumbrados en España.

    Un buen restaurante y nada caro: Restaurante Abadia en el centro de la ciudad, en un callejoncito. La carta es muy variada (probad el bacalao a Gomes de Sa) y no os asusteis por los precios porque con media racion comen 4 personas, de verdad.

    Otro buen sitio para comer es en la zona de Matosinhos (cerca del Castelo do Queijo), en la costa de Oporto. Hay muchos bares y churrasquerias donde hacen la carne y el pescado a la brasa.

    Espero que te sirva de ayuda.

    1. Vaya Javier, poco puedo añadir a lo que te ha dicho Jason. Toma en cuenta sus consejos, que seguro te irán bien. Sobre el Norte de Portugal tengo información en http://www.elrincondesele.com/category/relatosdeviajes/europa/nortedeportugal2006/.

      A los demás os diré que he venido exultante y feliz del viaje a Tierra Santa. Estoy preparando un capítulo introductorio que también servirá de Guía Práctica. Os va a gustar. No sé si llegará a mañana, pero como muy tarde el jueves a primera hora está publicado.

      Seguimos hablando,
      Ciaoooo

      Sele

  7. Hola! soy una fiel seguidora de tu blog, lo descubrí por casualidad y desde entonces, lo he añadido a favoritos y lo recomiendo a mis amistades….y todos se quedan enganchados con el. espero impaciente cada uno de tus viajes. Yo soy viajera, pero en un plan más tranquilo y por supuesto, como mucho, hago dos viajes al año, uno por Europa y otro por España.Precisamente el año pasado estuve por Aluche, donde tengo familia. Saludos para ti y rebeca y felicidades….

    1. Mañana a primera hora estará publicado el capítulo introductorio. Cruzo los dedos, a ver si os gusta!

      Nieves e Isabel, bienvenidas. Me alegra tener dos lectoras nuevas en el rincón. Poneros cómodas, estáis en vuestra casa.

      Sebastián, un placer volver a leerte.

      Hasta mañana!

      Sele

  8. Muchas gracias Jason por la información,tomaremos muy buena nota.
    Sele,me viene genial,mañana tengo el dia libre con lo cual aprovecharé para hacer las compras navideñas y después a disfrutar de ese capítulo introductorio.

    Saludos Javier

  9. Aprovecho este momentito que ando por aquí para decirte lo que te he dicho en chavetas… Se que para ti representa este viaje algo muy especial, y estoy deseando leer tus relatos.

    Eso si, dame 3 días, jeje, q es lo q me queda en Usuahia y vuelos

    Un abrazo

    Isaac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.