Una despedida de soltero en Colonia

P1060427 por ti.

Sólo a los aluchinos (denominación de origen Aluche, Madrid) se nos podía ocurrir organizar la despedida de soltero a uno de sus miembros (Álvaro) en tierras internacionales. Como véis, cualquier excusa es válida para marcarse un viajecillo. Desde el viernes 8 hasta el domingo 10 de mayo celebramos dicho evento en la ciudad alemana de Colonia, aprovechando la coyuntura de que nuestro amigo Saúl vive cerca de allí (en Aachen) y podía «organizar» (o más bien «desorganizar») un fin de semana en la que sin duda es una de las ciudades más animadas de Alemania. Como él mismo dice «En Colonia los garitos cierran siempre más tarde de que tú te vayas» y creo que razón lleva.

La alineación que participó en este viaje fue la siguiente:

+ Álvaro (el novio)
+ Sergio (el amigo del novio)
+ Saúl (Hace de la toxicidad un arte)
+ Bernon (Genio y figura)
+ Jesulen (el Dandy moderno)
+ Capello (Lo da todo)
+ Mutiu (Sin palabras)
+ Sele (Sele FM)
+ Antoñita (la muñeca hinchable que Álvaro tuvo que cargar durante el fin de semana)
+ Otros artistas invitados: Carles y Carlos, Pumuki, Puertas calvos y un largo etcétera del que habría mucho que contar.

P1060444 por ti.

Por primera vez fui eximido de toda responsabilidad en la organización del evento y en la marcha de los acontencimientos. Acudí al Aeropuerto de Barajas sin saber qué es lo que le esperaba tanto al novio como a todos nosotros. Es decir, en calidad de secuestrado.

Sólo puedo resumir el fin de semana diciendo que Aluche volvió a escribir su nombre en letras de oro (me refiero al oro color cerveza) y que hemos vivido unos días muy grandes.

Barra libre por 35 euros en una discoteca de dudosa reputación, un poco de turismo(Catedral, Barrio antiguo…), barbacoa en un parque con una peña barcelonista (muestra de lo raro que ha sido el fin de semana porque para quien no lo sepa soy socio del Madrid), unas copillas en el apartamento donde dormíamos, una cenita callejera, fiesta nocturna con un grupo de españoles «y residentes en Colonia», el mejor codillo que he comido en mi vida a orillas del Rhin…


Y hasta aquí puedo leer. El resto de la información no ha pasado los filtros de la censura.

Ya podéis ver LA SELECCIÓN DE FOTOS de este divertido fin de semana en el que hubo poco tiempo para el descanso. Aunque a la ciudad de Colonia la conocía bien de un viaje que hice en noviembre de 2007, esto ha sido una fase donde he podido descubrir una faceta diferente de la misma.

Saludos!!

Sele

email

Un comentario en “Una despedida de soltero en Colonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.