Con la ilusión del primer día - El rincón de Sele

Blog

Con la ilusión del primer día

Print Friendly, PDF & Email

Los últimos meses no han sido fáciles. Para nadie lo han sido, en realidad. No sólo supusieron un parón radical sino un cambio en nuestras vidas, y no a mejor. Porque de esto, por mucho que lo asegure un eslogan, no se vuelve mejor. Esta maldita incertidumbre con traje invisible y muy mala uva ha sido un duro golpe. Entre estas cuatro paredes he tenido tiempo de posponer sueños, de aplaudir, de llorar, de pensar, de echar de menos y no cesar en buscar esa luz al final. Pero también de escribir, escribir muchísimo. A pesar de que quienes nos dedicamos a narrar viajes necesitamos ese aroma del pan recién hecho y tener la locomotora siempre en marcha, he podido preparar numerosos artículos para seguir, de un modo u otro en ruta. Y, ya de paso, trabajar en un nuevo formato, darle una limpieza a El rincón de Sele, cuaderno de bitácora que poco antes del inicio de la pandemia, cumplía catorce años de vida. Le venía haciendo falta.

Sele en Bután

La manera de contar historias es la misma. En realidad nada de eso ha cambiado. Pero este lavado de cara era necesario para emprender una nueva etapa en la que seguir volando juntos por el mundo. Y lo que es mejor, con la ilusión del primer día. 

Nueva versión de El rincón de Sele.com

Mi reino por una escapada

Durante estas semanas no he dejado de pensar en el día en que se abrieran por fin las puertas a los viajes. Primero por la misma calle en la que vivo, luego por la propia provincia. Después por España. Por último el mundo. Y, si nada se tuerce, ya estamos llegando al final de ese arduo camino. He llegado a desear escaparme a la Sierra madrileña con tanta ansia como si aquella fuese la cordillera del Himalaya. Como si un kilómetro en estos tiempos fuese realmente una distancia mil veces mayor. Todo lo que no quedara a la vista desde el cristal de la ventana era tan inaccesible que hubiese pagado por caminar escasos cinco minutos por la Gran Vía. Y legado mi casa a cualquiera por un rato en la montaña. Mi reino por una escapada… decía.

Sierra de La Cabrera (Madrid)

Así que la mejor manera de viajar en estos días, el refugio ante los deseos imposibles, ha sido escribir, relatar historias no contadas y preparar guías hacia lugares donde querría estar en ese momento. También he sentido que me hallaba en ese tránsito con quienes tenéis como costumbre entrar de vez en cuando en este blog o seguirme por las redes sociales. Ese aliento puedo asegurar que lo he sentido muy cerca. De manera virtual, pero hemos compartido sensaciones. Y comentado viajes cuando aún no sabíamos ni cuándo volveríamos a poder ir más allá de comprar el pan.

Sele en los arrozales de Yuanyang (Yunnan, China)

Nueva vida, nueva web, nuevo logo… mismas historias

Entre medias se ha ido llevando a cabo este trabajo en la sombra, poder hacer realidad la versión 5.0 (aunque reconozco que he perdido la cuenta) de El rincón de Sele, una página que nació en 2006 para decirle a mi familia donde me encontraba viajando y que resulta que cada año la visitan alrededor de dos millones de personas para preparar sus aventuras. Qué menos que dejar la casa bonita, echarle gel hidroalcohólico y tocar cosas que nunca hubiese imaginado. ¡Hasta el logotipo es nuevo! Se mantiene su esencia, eso sí, la ranita de ojos rojos que hace ya muchos años fotografié en Costa Rica y que convertí en el icono de este blog continúa encabezando este cuaderno de escritos viajeros. Aunque más estilizada, más ligera, más propia para esta nueva etapa con menos equipaje a cuestas.

Nuevo logo de El rincón de Sele

Me gustaría que tuvieseis la ocasión de navegar por la web y acceder a sus muchos senderos. Con mayor agilidad, facilidad y velocidad que antes. Espero que después de este cambio sigáis viéndola y sintiéndola como vuestro rincón para preparar viajes. Un rincón no de Sele sino de todas las personas que estáis al otro lado de la pantalla. Un hogar conocido donde os encontréis a gusto.

Así es la nueva versión de El rincón de Sele

Tengo un montón de artículos preparados para los próximos días y semanas. Muchos de ellos nuevos, otros no tanto pero que se encuentran en proceso de actualización. Escritos ideados de cara a esa fase inspiracional básica para quienes están en plena búsqueda de destino. También para la fase de planificación enfocada al que necesita preparar su objetivo y, por supuesto, para ese aprendizaje constante y compartido sobre un mundo, que jamás va a dejar de sorprendernos. Historia, naturaleza, tradiciones, cultura, patrimonio, etcétera. Siempre aderezado con una sucesión consejos prácticos y, por supuesto, las sensaciones en primera persona.

Sadhu en Nepal

Vais a ir viendo aparecer muchos artículos dedicados no sólo a España sino también a mi Madrid bonita. Las próximas vacaciones no parece que vayan a ser demasiado lejos y muchas personas me habéis pedido ideas para esos viajes y escapadas más inminentes por rincones de España. Por lo que he incidido en mayor medida en ese aspecto para el guión de las siguientes semanas. Por supuesto, continuarán sucediéndose reportajes sobre los escenarios más exóticos y recónditos del mundo. En realidad igual que antes. A eso también he estado dedicándole muchas horas y creo que vais a encontrar escritos que os van a sorprender.

Globo sobre los campos de lavanda de Brihuega (Guadalajara)

Vídeo presentación del nuevo El rincón de Sele

Nuevo viaje de autor a la vista. ¿Te vienes conmigo?

Lo de proponeros viajes en los que podáis veniros conmigo tampoco se ha parado. Ni mucho menos. Si hace unos días anunciaba un viaje para observar al oso pardo en Asturias que tardó menos de veinticuatro horas en colgar el cartel de “no hay billetes”, ya puedo daros la noticia que entre el 11 y el 15 de noviembre habrá otra escapada por España para la que tan sólo saldrán siete plazas: En tierras del lince ibérico (Sierra de Andújar + Campo de Calatrava).

Sele ante un cartel que recuerda la presencia del lince ibérico por la zona

De cara a 2021 volverán las grandes expediciones internacionales. ¡Y a lo grande!. En eso también se ha estado trabajando. De lo que estoy convencido es que no os defraudará lo que estamos preparando. Así que atentos al apartado de VIAJES DE AUTOR, que va a dar mucho que hablar.

Equipo con el que viajé al Lago Baikal en febrero de 2020

Agradecimientos

Esta nueva versión de El rincón de Sele tiene muchos padres y madres a quienes no puedo hacer otra cosa que agradecer la dedicación durante tantas semanas hasta dar con lo que estábamos buscando. Deseo dar las gracias a la gente de Kuombo, comenzando por Javier Echaleku y continuando por Javier, Laura, Andrea y todo el equipo que desde Valencia ha hecho posible que hoy estemos de estreno. Gracias a Prisca por mimar a esta criatura como si fuera su niño pequeño, no escatimar una sola sonrisa y aguantar mis muchas paranoias.

Pantallazo de la nueva versión de El rincón de Sele

Gracias también, por supuesto, a mis amados convivientes. Rebeca tiene el cielo ganado conmigo, lo sé. Y a Unai, el heredero, quien estas semanas me ha hecho reír muchísimo.

La familia en el castillo de Manzanares El Real (Madrid)

Gracias a mis padres, a mi hermana a la que aún no he visto desde el confinamiento, también a mis suegros. A mis Travel Inspirers, compañeros blogueros y mis amigos. No hay videollamadas que compensen estas semanas sin estar a vuestro lado.

GRACIAS, SOBRE TODO, A QUIENES SENTÍS ESTE RINCÓN VIAJERO COMO VUESTRO. NOS QUEDA MUCHO POR VIVIR JUNTOS.

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Canal Instagram @elrincondesele

10 Respuestas a “Con la ilusión del primer día”

Deja un comentario