Viajando a las aldeas de las casas pintadas de Gambia

Arte callejero en algunas de las aldeas más desfavorecidas de Gambia por una buena causa. Ese es el leit motiv de un proyecto llamado Wide Open Walls consistente en llevar lo mejor del arte urbano a distintas poblaciones del más pequeño de los países del África continental que se encuentran fuera de cualquier ruta turística. De esa forma la idea es poner en el mapa a lugares totalmente desconocidos, atrayendo la atención de los viajeros que llegan a Gambia y tratando de implicar a la población local. Hubo artistas que se prestaron desinteresadamente como el belga ROA, el sudafricano Freddy Sam o el español Remed, y las huellas de su trabajo se conservan en los muros de viviendas o graneros allá donde no llega el asfalto y los gruesos troncos de baobab dan sombra a la arena roja de los senderos. Rincones perdidos y anónimos en los que la inocencia y las sonrisas de los pobladores son el mejor regalo que recibe el se apresura a llegar hasta ellos.

Dibujo de una de las aldeas pintadas de Gambia

Durante el último día del viaje que hice a Gambia nos salimos de las carreteras corrientes para adentrarnos al corazón del país. Fue justo después de ver unas imágenes por internet, averiguar dónde habían sido tomadas y tratar de ir a toda costa. Aldeas como Galoya, Macumbaya y Bafulotu, con sus casas pintadas y la compañía de decenas de niños, se convirtieron en el centro de la diana de un viaje a un proyecto realmente encantador. Leer artículo completo ➜

El instante viajero (IV): La espera de cada día en la playa de Tanji

Mujeres esperando en el mercado de la playa de Tanji (Gambia)

Un día tras otro a partir de las cuatro de la tarde una auténtica multitud se acerca al Mercado de pescado de Tanji para esperar que llegue el género en los botes de madera que se han pasado horas faenando en aguas del Atlántico. Lo que allí se vive es digno de ver, con un ir y venir incesante de personas, sobre todo mujeres, a la busca y captura del mejor pescado (porque fresco ya se da por hecho) que llevarse a casa.  No pasa una tarde en que la que Tanji siga siendo el lugar más asombroso y colorido de Gambia, lo que muchos andamos buscando y por lo que la confortabilidad de un sofá bien mullido tiende a quedársenos escaso. Viajar es salir a observar (y compartir) la realidad del otro, a buscar las 7 diferencias en todos y cada uno de los rincones del mundo. Y también es llamar hogar a esos instantes de África cargados de tanta verdad como podamos imaginar. Leer artículo completo ➜

Vídeo resumen del viaje a Gambia

Ya os mostré 10 imágenes de mi viaje a Gambia que justificaban por sí solas las razones por las que merece la pena visitar este país. También traté de ilustrar el lugar más asombroso de la república más pequeña del África continental, el Mercado de Tanji. Hoy lo que ha llegado a mis manos es un vídeo excelente tomado por uno de mis compañeros de viaje, el argentino Alejandro Martínez Notte (@martineznotte), máximo responsable de los contenidos de viajes de Teleaire.com, cuyas imágenes no sólo se ven en internet sino también en distintos canales de televisión del mundo. El bueno de Alejandro, con quien antes había tenido la suerte de compartir una tarde fabulosa con amigos en Buenos Aires, se ocupó de filmar al detalle nuestros pasos por Gambia y semanas después me ha mandado un resumen de apenas cinco minutos en los que ha captado (y explicado) magistralmente la escencia del país africano, el cual me regaló uno de los viajes más bonitos que he podido vivir este año.

Creo que el buen trabajo hay que compartirlo y si con él se cuenta un viaje en el que has formado parte mucho mejor aún. Este vídeo del viaje a Gambia pretende recordar y, sobre todo, aflorar sensaciones que sólo se comprenden habiendo estado en el África negra alguna vez. Leer artículo completo ➜

El mercado de pescado de Tanji: alma de Gambia

La playa de Tanji se encuentra a rebosar a cualquier hora del día, aunque es por la tarde cuando entra en estado de ebullición. Es el momento en el que los botes de los pescadores se devuelven a la orilla tras una larga jornada faenando en aguas atlánticas cuando comienza el espectáculo. Se forma un improvisado mercado de pescado en Tanji al que recurren miles de personas que encajan pieza a pieza dentro de aquel puzzle humano.  Cuando llegué a aquella playa me di cuenta que lo que allí se estaba viviendo era exactamente lo que venía buscando en mi viaje a Gambia. La sonoridad, el trasiego, el color y la luz de aquel lugar hacen que merezca la pena elegir este destino para vivir una aventura absolutamente sensorial.

Foto de la playa de Tanji (Gambia)

Tanji es el alma de Gambia. De hecho hay un pedacito de toda África dentro de aquel tumulto de vestidos estampados, cubos cargados de peces y, sobre todo, un intenso aroma a verdad. Leer artículo completo ➜

Mi viaje a Gambia en 10 imágenes

Si me pidieran que resumiera en una frase mi experiencia en Gambia diría que “en aquellas tierras hallé sonrisas por encima de adversidades antológicas, tradiciones vestidas con los colores más llamativos y escenarios de naturaleza extraordinarios”. Sería algo así como si me hubiese encontrado con un pedacito de África amable para el viajero, un ejemplo de cómo el turismo revierte en las comunidades y la constatación de que en el país más pequeño del continente negro hay mucho que ver y hacer. Reconozco que no sabía demasiado sobre Gambia antes de emprender este viaje. Ahora que he regresado puedo asegurar que es una de las mejores sorpresas que me he llevado en mi vida viajera y que es un destino que merece la pena conocer.

Mujer y niño en un poblado de Gambia

Mi intención es mostraros mi viaje a Gambia en diez fotografías con la que poder compartir sensaciones y explicar lo que puede dar de sí venir a este diminuto país de África occidental. Leer artículo completo ➜

Me marcho unos días a Gambia. ¡Hasta la vuelta!

Hoy comienzo una nueva aventura viajera. ¡Me voy rumbo a Gambia! Estaré varios días en el más pequeño de los países del continente africano, un enclave que se cuela dentro de Senegal y que no está falto de cultura, naturaleza y playas. Estoy deseando sumergirme en este pedacito de África y salir a descubrir lo que tiene que ofrecer, que no es poco. El Río Gambia desemboca en el Océano Atántico y deja a su paso una nación que fue colonia británica hasta 1965, año de su Independencia.

Escena mujeres de Gambia

Reconozco que no es un país del que conozca demasiado por lo que desde que ponga mis pies en la capital, Banjul, procuraré empaparme de todo y empezar a contaros muchas cosas.

Leer artículo completo ➜