Guía con 50 consejos prácticos para viajar a Venecia

Se le atribuye al gran Truman Capote una de las mejores frases sobre Venecia que se recuerdan. Dijo el escritor estadounidense que «Venecia es como comerse una caja entera de bombones de licor de una sola vez». Quizás porque permanezcan amarradas sobre la laguna veneciana demasiadas maravillas juntas, tantas que a algunos empalaga mientras que otros se contagian de manera instantánea del síndrome de Stendhal o, lo que es lo mismo, un inenarrable goce estético que produce incluso vértigos. De cualquier modo esta ciudad representa algo así como un canto a la vida perecedera, una belleza con arrugas que aferra a su glorioso pasado como a un clavo ardiendo en el presente. Y da igual las veces que llegues hasta ella que siempre te deja con ganas de más. Por eso tras regresar de un viaje a Venecia en busca de un amor inexplicable, me gustaría poner a vuestra disposición en este blog un escrito con múltiple información práctica que pueda resultarle útil a todo el que estén interesado en conocerla por primera vez o en volver de nuevo, como fue mi caso. A través de múltiples anotaciones realizadas durante esta experiencia nace aquí una lista documentada que agrupa nada menos que 50 consejos prácticos para viajar a Venecia que sirvan para ayudar a planificar una ruta lo más completa posible por la ciudad de los canales.

Postal de Venecia con la isla San Giorgio Maggiore al fondo

g¿Cuál es la mejor época para viajar a Venecia sin multitudes? ¿Cómo moverse por la ciudad? ¿Cuales son los mejores lugares que ver en Venecia? ¿Compensa adquirir alguna city pass para las visitas? ¿Cómo llegar a la ciudad desde el aeropuerto? ¿Cuánto cuesta montar en góndola? ¿Qué islas de la laguna veneciana merecen más la pena? Son muchos temas que debemos tener en cuenta a la hora de preparar un viaje a una ciudad que por muy trillada que esté nunca ha dejado de sorprender. Para ello os recomiendo que no os perdáis esta serie de consejos prácticos aplicables en un viaje a VeneciaLeer artículo completo ➜

Miradores de Venecia: ¿Dónde están las mejores vistas de la ciudad de los canales?

Venecia se paseó con la pluma de Marco Polo como principio y fin de sus grandes viajes. Tintoretto se dejó la vida adornándola como si fuese su propia capilla. Giacomo Casanova la utilizó como hogar de sus muchos flirteos. Y Canaletto nos la dibujó a todo color para convertirla en inmortal. Pero son los viajeros de hoy día quienes cuentan con la gran la suerte de disfrutar de la ciudad de los canales a través de la búsqueda de rincones que les dejen perplejos. Y los hay muchos, casi a cada paso. Pero, ¿dónde se encuentran realmente las mejores vistas de Venecia? ¿Cuáles son esos miradores venecianos en los cuales poder deleitarse de panorámicas sublimes?

Scala Contarini del Bovolo. ¿Las mejores vistas de Venecia?

Tras viajar a Venecia por segunda vez os traemos varios miradores de Venecia desde los que contemplar la ciudad con las perspectivas mejor intencionadas. Una recopilación de lugares en los que asomarse y fotografiar uno de esos paisajes urbanos que se quedan con todas tus palabras.  Leer artículo completo ➜

No me esperes para la cena, que hoy estoy en Venecia

Hoy no es un lunes cualquiera. Al menos para mí. Porque me miro en el espejo y me veo con una mochila a cuestas, la cámara de fotos plena de batería y un mapa lleno de garabatos en los que llevo anotadas algunas recomendaciones para poner en práctica. Así que no me esperes esta noche para cenar porque desde hoy y durante casi toda la semana estaré en Venecia. Después de más de diez años de mi primera vez en la ciudad de los canales (tras venir de recorrer los Balcanes) ardo en deseos de regresar y profundizar en los detalles que no suele permitir un viaje rápido.

San Marco desde San Giorgio Maggiore (Venecia)

En esta ocasión me he preparado este viaje a Venecia de una manera más concienzuda porque pienso aprovechar el tiempo lo máximo posible. Tras recopilar un montón de consejos ofrecidos por los lectores de este blog que asistieron rápidamente a mi llamada de auxilio en redes sociales, voy con las ideas muy claras y con la firme intención de volver a casa con la sensación de que conozco Venecia, al menos, un poquito mejor.  Leer artículo completo ➜

24 horas en Milán

Quizás sea la menos italiana de las ciudades italianas, pero Milán cuenta sus propias armas y su propio encanto. Con la elegancia por bandera, esta metrópoli tan cosmopolita tiene los nervios de acero de sus vecinos del norte pero también la belleza serena de los regalos que la Historia le fue haciendo. Su genialidad está en sorprender, en atrapar lo mejor de un país para después vestirle de gala. Milán lleva el cetro de la distinción dentro de Italia, y presume de ello tanto en las grandes galerías como en la más humilde de sus trattorias.

Catedral de Milán

Pero, ¿qué podemos ver y hacer en un día en Milán? ¿Cuánto puede dar de sí una escapada fugaz a la capital lombarda? Más de lo que nos podamos imaginar, ya lo verás.  Leer artículo completo ➜

Qué ver y hacer en una escapada a la bella Bérgamo

Con los últimos recodos de los Alpes a sus espaldas, la italiana Bérgamo renace una y otra vez desde su colina fortificada. La città alta, uno de los conjuntos medievales mejor preservados y más sorprendentes de la Lombardía, observa bajo sus poblados hombros cómo la città bassa ha cometido el pecado de evolucionar en el tiempo. Dentro de las murallas venecianas surge en la cúspide de la colina un entramado de calles encantadoras que, con las Vías Gombito y Colleoni a la cabeza, transfieren sangre y alma a Piazza Vecchia, el corazón de todos los bergamascos de semblante alegre y amantes de la buena vida.

Reflejo de Bérgamo

Durante una escapada de fin de semana en pleno invierno tuvimos la suerte y el placer de recorrer Bérgamo en profundidad y empaparnos de sus historias y maneras medievales que nos regalaron una vivencia sublime. Para que no quede todo en este viaje ni en el fondo de una maleta de mano, me gustaría compartir una serie de ideas y consejos sobre qué ver y hacer en una escapada a esa Bérgamo que enamora a primera vista.  Leer artículo completo ➜

3 viajes muy mediterráneos a bordo del Costa neoRiviera

Recientemente tuve la ocasión de disfrutar con mi pareja de un crucero diferente, se puede decir que un crucero de los de a la antigua usanza con un concepto que nos gustó mucho saborear. Embarcando en Salerno (sur de Italia) fuimos remontando el Mar Mediterráneo utilizando puertos menores, haciendo escalas más largas y, sobre todo, rutas diferentes. A bordo de la nave Costa neoRiviera de la compañía Costa Cruceros pudimos vivir unos días magníficos en los que descansar, comer bien y hacer concretamente tres viajes que se salen mucho de lo típico, de lo más trillado. De los viñedos de Toscana a la glamourosa Riviera francesa pasando por la sorprendente región de Las Langas en el corazón del Piamonte. Gastronomía, pueblos fabulosos que no conocíamos y el gustazo de desayunar mirando al mar han formado parte de una experiencia muy mediterránea que tengo que reconocer he disfrutado muchísimo en buena compañía.

Faro de Saint-Tropez (Francia)

Si hace algún tiempo os contaba las sensaciones de viajar en crucero por primera vez, o la vez en que fui en barco a Malmö hasta el Festival de Eurovisión como corresponsal de Los 40, en esta ocasión hemos afinado probando y practicando una ruta marítima mucho más a medida de nuestros gustos con tres viajes diferentes en uno. Y es que hay un crucero por cada viajero con el que dejarse llevar por las olas sintiéndose lo más cómodo posible. Leer artículo completo ➜

Roma insólita: La cripta de los 4000 esqueletos de Via Veneto

Afortundamente hay aún demasiados lugares que valiendo mucho la pena se salen de las rutas marcadas y de las recomendaciones de las guías. Roma es una ciudad en la que ni diez viajes bastarían para escudriñar todos sus rincones porque siempre quedará algo fascinante que ver y por lo que regresar. Son pedacitos escondidos de esa Roma insólita, algunos de los cuales podrían ser el escenario perfecto para una película de terror. Porque mucha gente desconoce que en la mismísima Via Veneto se halla una cripta decorada con cádaveres y restos óseos de en torno a cuatro mil personas. Como si de una alegoría de la muerte se tratase la Iglesia de Santa María della Concezione dei Cappuccini posee uno de los osarios más escalofriantes de la capital italiana. Arte lúgubre repleto de símbolos macabros en un templo religioso que por fuera no llama precisamente la atención, pero que por dentro palpita de tenebrosidad. Una frase lapidaria advierte al visitante ya dentro de la cripta: «Aquello que vosotros sois, nosotros éramos; aquello que nosotros somos, vosotros seréis«. Un mensaje que tiene forma igualmente a través de seis capillas plagadas de huesos y cuerpos de frailes que son una pura metáfora de la muerte, de que la vida puede ser apenas el segundo que precede a la Eternidad.

Fraile capuchino de la Cripta de los Capuchinos (Iglesia de la Concepción, Roma)

Los frailes capuchinos, o mejor dicho sus cuerpos, se convierten en la encarnación del Tempus Fugit, en esa Roma que poco tiene que ver con la del Coliseo, las fuentes esplendorosas o las columnas que enmudecen cada tarde. Sin duda, una de las visitas más sobrecogedoras que se pueden hacer en la ciudad de las siete colinas. Leer artículo completo ➜

5 ciudades de Europa que… ¡me vuelven loco!

Europa me vuelve loco por contar con muchas de las ciudades más increíbles del mundo. El viejo continente aúna Historia, arte, vanguardia y cosmopolitismo. La riqueza cultural y la mezcla de gentes venidas de aquí y de allí se sostiene gracias a los cimientos modelados hace más tiempo del que cualquiera podamos imaginar. Es un continente realmente diverso con metrópolis que nada tienen que ver las unas con las otras, pero que riegan de personalidad la bandera azulada de una Unión Europea, a la que cuesta mantenerse en pie cada vez más. Quizás se debe a que los europeos somos demasiado diferentes y a que los políticos ponen mucho más interés en los mercados que en las personas. Creo que no debe unirnos tan sólo el euro sino nuestro sentido de la libertad, nuestro entusiasmo por las fronteras abiertas, la innovación en todas las facetas de la vida y el orgullo común por ser la cuna de personajes imprescindibles en la Historia de nuestro Planeta. En Europa, una de las grandes bazas para los viajeros, se tiene la posibilidad de poder disfrutar de ciudades magníficas a unas distancias cada vez más reducidas gracias a la democratización de los medios de transporte, sobre todo aéreos. Muchos de mis viajes han tenido a Europa como protagonista y son, esas grandes urbes, las que han cosido los primeros hilos de mi primera y única mochila. Por eso hoy me gustaría contaros cuáles son esas cinco ciudades europeas que me vuelven loco y a las que no me importaría regresar una y otra vez.

Son cinco nada más, las cuales he agrupado por distintos motivos. Podría hacer un sinfín de listados o rankings de ciudades del continente europeo pero cuando he cerrado los ojos me han venido éstas a la mente. Quizás si volviera a cerrarlos ahora mismo aparecerían otras cinco completamente diferentes. Por ciudades de Europa que no sea… Leer artículo completo ➜

Toscana 2011: Siena, San Gimignano, Monteriggioni y Volterra (Parte 2 de 2)

El amanecer en la Toscana es distinto a cualquier otro. Una niebla de extraordinaria densidad roba el protagonismo al Sol y hace prácticamente opacos los primeros rayos de del día. Una maraña blanquecina se vuelve arboleda en el campo y muralla en la ciudad, se cuela por las puertas y ventanas e inhibe cualquier sonido. Humedece y limpia el aire, y una vez conseguido se marcha muy lentamente, convirtiéndose en brillo matutino, en una nubecilla insignificante, en una mota de polvo que se dispersa sin más. Será entonces cuando brote el color de los viñedos y olivares, el motor de una vespa despierte y del horizonte emerjan las ciudades y pueblos majestuosos que aún mantienen la esencia que les ha permitido sobrevivir a los etruscos, los romanos, los bárbaros, a la Edad Media, al hombre renacentista y a todo lo que llegó después. ¿Que cuál es la esencia? La belleza prestada por las civilizaciones que pasaron por ahí, que dejaron sus huellas, que hicieron Arte para el mundo y su lejana posteridad. La Región de la Toscana, probablemente la más hermosa de Italia, está repleta de lugares asombrosos, tantos que serían muchos los viajes que habría que hacer para descubrirlos todos. En nuestro caso, tras embriagarnos de Siena, nos encomendamos a nuestro Fiat para recorrer en un domingo majestuoso las ciudades de San Gimignano o Volterra, y una muralla perfecta sobre la colina en Monteriggioni.

San Gimignano, un pueblo con los primeros rascacielos de piedra que se levantaron en el Siglo XIII. Volterra, un municipio que viaja de Etruria al Renacimiento bajándose en la Edad Media y recibiendo una fama postrera por aparecer en la saga vampírica de Crepúsculo (Twilight). Monteriggioni y sus muros circulares de los que escribiera Dante en la Divina Comedia. Con ellos pasamos un domingo difícil de olvidar. Leer artículo completo ➜

Toscana 2011: Siena, San Gimignano, Monteriggioni y Volterra (Parte 1 de 2)

Amaneceres con niebla densa robando el verde a praderas y viñedos.  Una cocina desprendiendo olor a orégano, queso fundido, ajo, aceite y pan recién horneado. Un sacerdote con sotana que sale corriendo por una calle hueca. Una estudiante de Historia del Arte que ojeando sus apuntes apura a sorbitos un café capuccino recalentado. Una plaza inmensa y vacía de la que nacen decenas de callejones estrechos que nadie sabe dónde van a parar. Una muralla intacta que recibe la primera brisa de la mañana y aún deja que se escuchen los tambores de guerra de tiempos que son muy lejanos. Torres que parecen gigantes habitadas por las sombras de los centinelas que aún no han dejado de mirar al frente. Retablos bañados en pan de oro cubiertos de polvo y suelos de mármol cegadores. Palacios almenados que fijan a sus muros los escudos de familias de alta alcurnia. Sensación de no saber si uno todavía vive en la Edad Media o en el mejor recuerdo que queda de ella en todo el mundo. ¡SEAN TODOS BIENVENIDOS A LA TOSCANA!

He aquí las notas de un viaje de fin de semana de bajo coste a la más célebre región de Italia, con un avión de Ryanair como testigo, y con la ilusión de pisar de nuevo una tierra privelegiada que dio cobijo a genios cuya obra se convirtió en inmortal. Este será el primero de los dos relatos que narrarán nuestras vivencias en la Toscana. Hoy nos centramos por completo en la ciudad de Siena, puro medievo…puro arte.   Leer artículo completo ➜

Primeras impresiones al regreso del viaje sorpresa a Toscana

No han pasado más que unas pocas horas desde que nuestros pies despegaran de suelo italiano y no hago más que pensar qué bella sucesión de imágenes y palabras ha hilado este viaje por sorpresa. Porque no ha podido ser mejor salvo que se hubiese prologando más y más días para que continuáramos husmeando tras los muros de inmortales ciudades medievales o respirando el aire fresco y húmedo que nutre la verde campiña toscana. El lazo del regalo de cumpleaños de una persona tan especial para mí está anudado en la pata de la mesa. Deshacer el nudo me llevará de nuevo hasta allí, los recuerdos se inmiscuirán en las neblinas matinales que se cuelan entre las almenas y los ventanales de opulentos palacios medievales, y escalaremos torres de piedra cuyo único límite es el azul de un cielo perfecto.

Siena, Monteriggioni, San Gimignano y Volterra han sido los protagonistas de un fabuloso weekend viajero. Un Fiat Panda casi de papel nuestro caballo y un arrugado mapa nuestro estandarte. Leer artículo completo ➜