Chamartín, año cero…

Echo la vista justo diez años atrás y me veo en mi barrio de siempre, disfrutando de unos soleados días en la piscina con mis Osloamigos, en los que la toalla se convertía en nuestro hogar durante tres largos meses. Lo que parecía el comienzo de un verano completamente normal, con las vacaciones en Galicia casi a punto de venir, resultó que hubo una vuelta de tuerca radical a nuestros planes. Surgió de la nada y muy a última hora la idea de hacer un interrail y salir a conocer Europa utilizando el tren. Yo lo veía al principio muy precipitado, pues se había comentado que el pistoletazo de salida era en tan sólo una semana, y además los objetivos eran grandes, llegar a Cabo Norte, en Noruega, considerado como el punto más septentrional de Europa y donde no se pone el Sol en verano. Casi nada para quien apenas había hecho un viaje al extranjero en toda su vida. Reconozco que me lo estuve pensando un par de días pero en el fondo sabía que aquella historia no iba a quedar en saco roto. Compré finalmente el billete del interrail, al igual que los otros cinco que formarían parte del primer gran viaje, y empecé una preparación concienzuda de mi mochila Altus de color rojo que había utilizado para los campamentos veraniegos por el Pirineo Aragonés y que por fín iba a conocer otros aires más lejanos. El viaje en sí no iba a conllevar planificación alguna salvo la ilusión de unos chicos de barrio que estábamos determinados a perdernos un mes por Europa y conocer una serie de lugares que sólo habíamos visto por televisión. La Expedición Cabo Norte estaba en camino y dispuesta a no fallar en el intento.

En ese momento los vuelos de bajo coste no existían y el mero hecho de cruzar una frontera parecía conseguirse casi únicamente a través de las agencias de viaje. Sería la primera vez en que marchase al extranjero por mi cuenta, sin intermediación alguna. De una forma u otra, todos nosotros empezábamos a saborear las mieles de viajar de forma independiente. Lo que nunca sabríamos es que no volveríamos siendo los mismos…

Creo que aquel interrail fue un curso acelerado para viajeros. Aprendimos a ajustarnos a un presupuesto realmente bajo, teniendo que convertir a “nuestras habitaciones” en jardines, estaciones o bancos del parque. Y, sobre todo, a convivir, a disfrutar del mismo sueño sabiendo que éramos personas completamente diferentes las unas de las otras y que era complicado ir siempre al unísono en todo. Pero fuimos acomodando nuestros ritmos, acoplándonos, siendo conscientes de que estábamos gozando de una oportunidad única de conocer lugares que no podíamos plantearnos tan sólo unos días antes. Quién me iba a decir a mí que me iba a patear París, a despertarme en Amsterdam, a dormir en una estación de Copenhague, a apasionarme de los paisajes rurales de Noruega, a subirme a un barco rumbo al Círculo Polar Ártico, a bailar toda la noche en Berlín, a entusiasmarme con Salzburgo…

Una mochila con ropa vieja que mi madre me había dado para quitársela de encima de una vez, un plato de hojalata, una taza para beber, el saco de dormir, comida del supermercado y un camping-gas para cocinar. Y, por supuesto, unas cámaras fotográficas de carrete muy lejanas a las digitales con las que contamos actualmente (las fotos tomadas, que no fueron muchas, las tuve que escanear a la vuelta). Esos eran nuestros enseres más valiosos, y es que lo único que no podía faltarnos era la ilusión por querer ir más allá…siempre buscando ese norte legendario en el que nos habían contado que el Sol permanecía encendido las 24 horas del día.

Ese run run viajero que estaba latente en todos nosotros desde pequeños se despertó definitivamente, amenazando con no volver a dormir jamás. Habíamos iniciado un camino de no retorno. Sin apenas darnos cuenta habíamos dejado de ser los mismos de antes. Ese, probablemente, fue el empujón definitivo a nuestras vidas.

Hoy me viene a la mente ese viaje de inexpertos natos y lo recuerdo con tanto cariño que no puedo dejar de pensar que mis primeros pasos no los dí en el parquet de mi casa sino a bordo de un tren cargado de experiencias inolvidables. Creo que muchos de nosotros nacimos un día tal como hoy hace diez años en la Estación de Chamartín.

Gracias a Chema, Kalipo, Saúl, Mutiu y Bernon. Felicidades a vosotros también, amigos.

Sele (en twitter búscame como @elrincondesele)

PD: Recuerda que puedes leer un artículo sobre el Interrail 2001 si pinchas en el banner:

PD2: Este miércoles regresamos a Sri Lanka en un capítulo apasionante. No te lo pierdas!

email

16 comentarios en “Chamartín, año cero…

  1. Joder Sele, de lagrima, reconozco haber tenido los pelos de punta mientras leia este relato! ufffff que nudo en el pecho!

    Siempre en ese tren!

    Gracias a vosotros

    Chema

  2. Grande el relato Sele, y muy grandes las fotos!

    Joe, Chema .. se me ha puesto un nudo en el pecho a mi … no te digo mas =)

  3. Hola!,
    Genial y sincero post, … también mencionar que en aquellos tiempos (no muchos años atrás), … con un carrete de 36 fotos, hacíamos un viaje por mogollón de sitios … hoy día harías las mismas pero multiplicadas por mil. Eran viajes en los que las fotografías y las imágenes no se quedaban ni en un carrete ni en una postal sino en nuestras retinas, … es por eso que me gusta seguir tu blog … porque eres de los que cuando cuentas algo … mentalmente has regresado al lugar… y lo cuentas como si en ese preciso momento estuvieses allí.

    Gracias, un saludo.

  4. Que bueno Sele! Con este post has dejado bien claro que este viaje despertó en ti el espíritu viajero ;).
    De aquí a un mes, yo me lanzaré a por mi primer Interraíl! Espero que también me sirva como un curso acelerado sobre viajar, en el que viviré mi primera experiencia de mochilero. Espero conocer muchos sitios, pero sobre todo espero que sea un viaje que me enseñe otra forma de viajar totalmente distinta a lo que conozco hasta ahora. Ufff que ganas yaa… Pasajeros al treeen!!

  5. Fantástica entrada, fantástico recuerdo y fantástica experiencia!

    Puedo imaginarme lo importante que es para ti este viaje. Como dices, los primeros pasos de tu vida. Y qué pasos! Pese a tener la oportunidad de ir a sitios lejanos y diferentes, tengo muchas ganas de poder hacer un Interrail para conocer mejor mi propio continente. Quizás lo podré hacer pronto…

    En fin amigo, un fuerte abrazo y felicidades en tu cumpleaños viajero! hehe

    Blai.

  6. Grande sele!! sólo de aquel primer interrail tendríamos para escribir un libro, que grandes momentos se pasarón. se recuerda con mucha alegria todo aquello!! a seguir viajando y disfrutando!!!

  7. Hola Sele,

    Los primeros viajes son los que con más cariño se recuerdan, con el paso de los años.
    Ah y cómo molan las fotos !!

    Un abrazo friend

  8. Hay una cosa que si que te envidio y es precisamente estos viajes con un grupo de amigos. Salvo el primer viaje a Túnez que me llevó fuera de Europa con un grupo de amigos de los cuales no conocía prácticamente a nadie y que salieron grandes amigos como David (que por cierto… se viene con nosotros al transmongoliano), no he tenido la oportunidad de viajar muchas más veces con un grupo de amigos… Y si que me hubiera apetecido realizar grandes viajes como el que te marcaste haciendo el transmongoliano o este interrail con un grupo de amigos que compartan las mismas ilusiones. Al menos puedo decir que he tenido suerte con Eva porque siempre es una compañera impecable en los viajes… pero se me queda esa espina del grupo de amigos… y es que la mayoría prefieren unas vacaciones en la playa y poco más.

    Bueno… que me lío… Un saludo compañero.

    1. Hola a tod@s!

      Para mí ha sido no sólo un placer, sino también una necesidad, dejar unas palabras sobre este viaje que ha hecho diez años. ¡Una década! Quién lo diría… cómo pasa el tiempo.

      Reconozco me emocioné escribiéndolo y leyéndolo ayer. Y, sobre todo, viendo vuestros comentarios.

      + Chema: Quienes lo vivimos sabemos lo que supuso para nosotros. Creo que seríamos diferentes hoy día si no nos hubiésemos subido a ese tren. Y lo mejor fue que repetimos más veces con otros viajes grandes.

      + Fer: Tú llegaste también a Cabo Norte, unos años más tarde pero con algunos de estos “mangarrianes”, y en una versión más alcohólica. El invierno, que te obliga a calentarte aunque estés a -20 grados jejej Gracias por tu comment y a ver si nos vemos antes de irnos de viaje.

      + Alfonso: Míticas cámaras de carrete. No hace tanto tiempo, aunque lo parezca. En ese viaje recuerdo que teníamos que ponernos de acuerdo para hacer algunas fotos, por si faltaba material. Y eso generó algún que otro pique de esos tontos… jeje

      + Dany: ¿Tu primer interrail? No lo olvidarás jamás ya lo verás. Y te darás cuenta como es un cursillo acelerado para viajeros. Si es que además nosotros fuimos muy brutos. 3 noches de hotel en un mes. El resto, en la calle, parques…

      + Jesús C. : Eso digo yo, ¿cuándo volverán? Pero ya es un trabajo acumulado difícil de llevar a cabo. Y con Chemita liado con el paintball es complicada la cosa.

      + Blai: Gracias por felicitarme el cumpleaños viajero. Aunque el primero fue Turquía, siempre digo que fue este. La verdad es que fue muy especial. Tú aún andas con tiempo para hacer algo parecido. Pero es que has empezado la casa por el tejado, Nepal antes de Finlandia jejeje

      + Kalipo: Tengo muy buenos recuerdos, y eso que me viene a la mente cuando te daba por secar la ropa al lado de mi asiento jejeje Lo pasé muy bien contigo y con los demás. Y sabes que eres una de las personas con las que más difruto viajar. Pásalo bien en NYC y búscanos un hueco a Rebe y a mí… no te lo digo más! jeje

      + Víctor merlín: Los viajes son como los primeros amores, que se recuerdan más. Y las fotos las escaneé yo pacientemente en mi casa en esos tiempos en los que tenía vacaciones de tres meses (¡Quién los pillara!)

      + Víctor (Maka): Eso mismo que me has dicho tú me lo ha dicho mucha gente. De verdad, he tenido siempre suerte de contar con amigos viajeros. Ese empujón sin ellos quizás hubiese tardado en darlo. Pero bueno, ya has probado a irte con nosotros a Cambridge o a Bath, no? jejeje Un abrazo para tí y para Eva.

      Bueno, amigos, estoy terminando el tercer capítulo del viaje a Sri Lanka. Creo que os va a gustar porque fue un día que tuvo de todo.

      Mañana a las ocho estará preocupado.

      Nos vemos en el rincón, además de en Facebook y Twitter!

      Sele
      + Kalipo:

      +

  9. Hace un interrail es una espinita que tengo clavada!! Qué envidia me das!!!!
    Hace 6-7 años estuve preparando un interrail por Italia, Grecia y Turquía, pero al final ninguno de mis amigos se animó a semejante aventura y me quedé con las ganas. Yo sola no me atrevía a hacerlo. Ahora ya es tarde para el interrail… En fin, tal vez en otra vida 😉
    Saludos

  10. Que bonito sele, la verdad que me ha emocionado mucho el relato de uno de los viajes que como tu bien dices tanto os marco a ti y a los compis de barrio hace tiempo que queria escribirte pero el curro etc no perdona pese a eso sabes que estoy al corriente de todas tus aventuras viajeras.
    Queria felicitarte por este aniversario viajero,la verdad que para los que seguimos la Web desde sus comienzos, no se si a los demas pero yo de todos los viajes que has realizado digamos que tengo unos cuantos que los he leido varias veces durante estos anos y les tengo un carino especial uno seria el primer interrail, otro el transiberiano y japon y las 2 coreas, sin desmerecer a los demas y a los weekends realizados, felicidades amigo por esta decada de viajes y aventuras por la ilusion de observar el horizonte en otros lugares lejanos, por la dedicacion y trabajo de horas y horas para plasmar con tanta sutileza los relatos que transportan al lector a lugares lejanos, espero que lo paseis genial en la nueva aventura viajera, feliz viaje, la familia del rincon de sele esperara con ilusion el nuevo relato por tierras balticas y la magica samarkanda.
    Si sabes si los amigos del diamante plasman algo en la web mantentos informados estaria guay que tras 10 anos pudierais juntaros en un viaje o weekend para conmemorar la aventura viajeran he leido las andanzas de su web y la verdad es que es una suerte tener amigos con las mismas inquietudes viajeras.
    Nosotros agosto segunda quincena nos vamos amsterdam ya tengo ganas.
    Pd: el viaje que teneis planificado es una pasada yo de todo lo que visiteis solo conozco estonia, tallinn os va a encantar es una joyita medieval te sugiero que tomeis algo o comais en la taberna olde hansa en el casco antiguo, es preciosa tanto su mobiliario original medieval como las recetas que sirven desde
    Hace siglos, las tiendas de antiguedades me recordaron mucho a las de praga donde aun se pueden ver a anticuarios como los de antano restaurando alguna pieza con su delantal, espero que no habra cambiado mucho ya nos contaras a la vuelta.
    Besos amigo para ti y rebeca,feliz viaje.

  11. hola,sele!!!.Gran relato sele,la verdad que el primer viaje deja huella..encima si es el interrail..y con buena compañia,es una pasada de viaje ..ya hemos hecho dos interrailes..y volveriamos a repetir sin duda..saludos,Maria y Dani..

  12. Bonito el relato sele ya también piensa como uno de los compañeros que me hubiera gustado hacer algo asi con mis amigos de barrio pero claro esta en cadiz la gente es mas paradillo para ese tipo de viajes.

    Acabo de volver de Kenia y Tanzania y espectacular y claro teniendo en cuenta cuenta que mañana vuelvo a currar me quiero ilusionar planteando un viaje para Diciembre de una semana y voy a mirar tu ruta de Bulgaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.