Algunas curiosidades históricas que aprendí en Las Palmas de Gran Canaria

Cuando fue fundado El Real de Las Palmas en 1478 nacía así la primera de las ciudades fuera del continente europeo gobernada por el Reino de Castilla con Isabel y Fernando, los Reyes Católicos, a la cabeza. Bajo las órdenes de un irreductible Juan Rejón surgía en el actual barrio de Vegueta una nueva urbe al costado del barranco Guiniguada. Así arranca la historia de Las Palmas de Gran Canaria, ciudad a la que los siglos modelarían tanto sus formas como su carácter. Parada de avituallamiento para las naves de Cristóbal Colón antes del Descubrimiento de América en 1492, puerto esencial para las rutas hacia el Nuevo Mundo durante siglos, obsesión de piratas y corsarios, lugar estratégico ansiado por portugueses, holandeses y británicos, retiro de genios y figuras, cuna de novelistas y tenores. No es poca cosa, vaya.

Entrada del Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria

Tras viajar a Las Palmas de Gran Canaria tuve la ocasión de aprender un montón de curiosidades históricas sobre la ciudad, muchas de las cuales me parecen realmente interesantes y que me apetece compartir. ¿Os subís conmigo a la máquina del tiempo para conocer la ciudad de otra manera?  Leer artículo completo ➜

Snorkeling en la Playa de Las Canteras (Las Palmas de Gran Canaria)

Confieso que la primera vez que me dijeron que en la Playa de Las Canteras, la más emblemática de Las Palmas de Gran Canaria, se podía practicar muy buen snorkeling junto a la orilla, no me lo terminé de creer del todo. ¿Pero cómo va a haber tanta vida marina en una playa urbana? – me preguntaba. Sin duda, reaccioné como un auténtico iluso porque cuando metí la cabeza bajo el agua, nada más ponerme las aletas y las gafas de bucear, me di cuenta que lo que me habían contado era una verdad incluso por debajo de la realidad. Aquel fabuloso paisaje marino no tenía que envidiar a muchos otros que había podido disfrutar en Asia o Caribe. Era como si, de repente, me hubiese metido en un acuario. Un acuario en el que, por supuesto, no tenía demasiadas ganas de salir.

Haciendo snorkeling en la Playa de Las Canteras (Las Palmas de Gran Canaria)

Perdí la cuenta de la enorme diversidad de peces que pude ver, algunos de muy vivos colores, y el tiempo voló en aquel aleteo como si una hora y media se hubiese convertido en apenas un minuto. No me quedó otra que reconocer, y lo hago con gusto, que en la Playa de Las Canteras hice un snorkeling de categoría, de lo mejor que he podido disfrutar en las costas españolas.  Leer artículo completo ➜

De visita por Las Palmas de Gran Canaria (Qué ver y hacer en la ciudad)

La primera ciudad fundada por la Corona de Castilla fuera del continente europeo (1478) recibió el nombre de El Real de las Palmas. La llegada a América estaba cada vez más próxima. A un costado del barranco del Guiniguada, en el actual barrio histórico de Vegueta, nació una urbe a todo color que contó como huésped a Cristóbal Colón y las sus carabelas en el verano de 1492, desde donde zarpó dispuesto a cambiar el rumbo de la Historia. Hoy día es precisamente esta ciudad, Las Palmas de Gran Canaria, la que ostenta la capacidad de capaz de cambiar el rumbo del visitante, con sus brazos siempre abiertos y la fórmula perfecta para atraerle a su causa. Un agradable casco viejo colonial que sirvió de prueba de fuego a los postreros valores arquitectónicos implantados en el Nuevo Mundo, la brisa del Atlántico enriqueciendo un clima privilegiado los doce meses del año, una extensa playa urbana como Las Canteras donde la vida marina se desenvuelve con naturalidad a tan sólo unos centímetros de la orilla. Y un no parar de acontecimientos culturales y deportivos que, con todo lo anterior, convierten a Las Palmas de Gran Canaria en un destino ideal para escapar de la rutina y dejarse llevar por el latido de este afortunado rincón del archipiélago.

Casa Museo de Colón en la Plaza del Pilar Nuevo (Un imprescindible que ver en Las Palmas de Gran Canaria)

La patria chica de Don Benito Pérez Galdós me permitió sumarme al deleite de descubrir la ciudad como quien lee una novela. Y así supe, con la práctica y pasando las páginas, que hay mucho que ver en Las Palmas de Gran Canaria. Que, además del estereotipo del sol y playa, ofrece razones de peso para querer sacarle su mejor jugo. ¿Me acompañas a conocer la ciudad a través de sus imprescindibles? Veamos por dónde empezar… Leer artículo completo ➜

La sonrisa del Sol, el documental que viaja de Groenlandia a Canarias

Este mes se ha estrenado el documental titulado “La sonrisa del Sol” que muestra un viaje de contrastes, un largo paseo por las sensaciones en uno de esos proyectos antropológicos que garantizan la sorpresa y la emoción. Un grupo de once inuits procedentes de una remota y aislada aldea de la costa oriental de Groenlandia llamada Kulusuk viajan durante unos días a las Islas Canarias ofreciendo al espectador una colección magistral de reacciones, gestos y, sobre todo, sonrisas, al pasar de uno de los ambientes invernales más hostiles que existen a saborear el que para muchos se trata del mejor clima del planeta.

Playa de Canarias al atardecer

La sonrisa del Sol es una aventura en imágenes donde se captan a la perfección los extremos de lo que supone dar un salto en el océano Atlántico de más de 3000 kilómetros de distancia. Y donde cada paso se mide a través de las emociones. Leer artículo completo ➜

Las sensaciones de viajar en un crucero por primera vez

Observar desde la ventana cómo íbamos avanzando en ese sendero de olas azules que pintaba el mar era una de mis mayores aficiones en el Costa Fortuna. En este barco de vastas dimensiones se podían hacer muchas cosas, pero la esencia la encontré en el movimiento, en la incuestionable compañía del mar en proa y en popa, a babor y a estribor. Todo lo demás me resultaba secundario, un mero acompañamiento a mi primera experiencia en un crucero transatlántico que se dirigía a Brasil y en el que pude completar una ruta realmente interesante como era la de ir de Barcelona a Tenerife deteniéndonos en ciudades como Málaga y Casablanca. Como ya he dicho en alguna ocasión, no voy a pasar ahora a ser el mayor defensor del viaje tipo crucero, porque por el momento no se ha convertido en mi forma preferida de viajar, pero sí voy a narrar las sensaciones buenas y no tan buenas que me produjo el que para mí fue un placentero experimento en alta mar.

Fotografía tomada en el crucero realizado en el Costa Fortuna

Viajar en crucero durante varios días me ha permitido divagar, descansar y, a su vez, ofrecerme un hálito de sensatez ante una afición que engancha a muchas personas que con orgullo se declaran “cruceristas”, y que a otras no les ha logrado seducir del todo. Leer artículo completo ➜

Me embarco en un crucero desde Barcelona hasta Tenerife

Reconozco que nunca he sido muy amigo del viaje tipo Crucero, quizás porque soy demasiado culo inquieto, porque las olas me marean a rabiar y porque cuando he tenido la ocasión quizás he preferido lanzarme a otro tipo de aventuras en escenarios digamos que más abiertos. Pero siempre hay una primera vez para todo y las cosas, antes de juzgarlas, hay que probarlas. Por eso cuando la gente de Costa Cruceros me ofreció embarcarme en su mastodóntico barco Costa Fortuna para hacer un viaje por mar entre Barcelona y Tenerife, pasando por Málaga y Casablanca, y mostrarme en detalle cómo va a ser su programa en 2013, me animé y dije que sí. A este tipo de historias se le conoce como Famtrip, que es algo así como un viaje de familiarización en el que acuden agentes de viajes, prensa y en esta ocasión, bloggers de viajes, a quienes les hacen conocer en profundidad “un producto determinado”, en este caso una experiencia en una embarcación de la Compañía. Así que allá que nos vamos…

Imagen del Costa Florida (Costa Cruceros)

Desde hoy viernes hasta el próximo miércoles experimentaré mi primer crucero, esperaré amigos en cada puerto al que bajemos y, por supuesto, me ocuparé de contároslo en detalle a través de las redes sociales y del propio blog.

Leer artículo completo ➜