Postales de una primavera en Islas Lofoten

Al otro lado del Círculo Polar Ártico, bañadas por el Mar de Noruega y tocadas con la varita de las noches infinitas del invierno, así como de un verano en el que nunca se apaga el sol, surgen las Islas Lofoten. Un archipiélago de picos nevados casi todo el año, fiordos horadando acantilados y secaderos de bacalao nutriéndose de viento y salitre. La región de Laponia en Noruega cuenta con el privilegio de poseer una adorable colección de estampas de naturaleza y tradición varadas en el oleje nórdico, logrando una fusión de paisajes deslumbrantes salpicados de minúsculas aldeas que apenas logran reunir unas pocas cabañas de madera que los pescadores pintaron de rojo o amarillo hace mucho tiempo.

Paisaje de Islas Lofoten (Noruega)

La intensa noche polar hace a Islas Lofoten enormemente atractivas durante el invierno, mientras que el sol de medianoche las convierte en un destino perfecto para visitar en verano. Pero es quizás la primavera uno de sus recursos más preciados, ya que buena parte de la misma permite una mezcla con lo mejor de ambos períodos. Auroras boreales y largas jornadas de sol, un clima más benévolo para recorrer en coche o hacer buenos trekkings y la apetitosa posibilidad de escapar de la temporada alta. Leer artículo completo ➜

Un viaje a Laponia Noruega contado en 10 latidos

Siempre he pensado que hay algo muy atractivo en los extremos. Las sensaciones que he podido obtener a lo largo de mi vida cuando he tenido ocasión de viajar a ciertos confines o hitos geográficos del globo me han reactivado como en pocas aventuras. Laponia Noruega es uno de esos lugares que más me han llenado de entusiasmo. Y no es para menos. Se trata de un territorio que se columpia con la línea del Círculo Polar Ártico, que está habitado por uno de los últimos pueblos nativos del continente europeo como es el sami, en el que hay casi más renos que personas y donde existe la posibilidad de observar las auroras boreales durante los meses de invierno (también en parte de la primavera). Por otro lado, a lo largo del verano el sol no llega a esconderse del todo regando con su luz de medianoche un panorama fabuloso de fiordos, montañas afiladas y archipiélagos como Lofoten o Vesteralen.

Detalle de Reine en las Islas Lofoten (Laponia Noruega)

En mi último viaje a Laponia Noruega en época primaveral he tenido tiempo de experimentar grandes momentos como ver por primera vez las auroras boreales, realizar una travesía en trineo de perros por territorio nevado, hacer trekking con raquetas de nieve, dar de comer a los renos en una granja sami o disfrutar de la belleza de las Islas Lofoten en pleno Mar del Norte. En definitiva, vivir el norte de Noruega en 10 latidos que todavía soy capaz de escuchar cuando voy a dormir. Leer artículo completo ➜

Rumbo al Ártico noruego: Nos vamos a Islas Lofoten

Pasamos del reto del tigre de Bengala en el calor de la India a surcar el Mar de Noruega por encima del Círculo Polar Ártico para disfrutar de los paisajes puntiagudos de Islas Lofoten y Vesteralen. Y sin solución de continuidad. En esta ocasión tomaremos latitud norte y nos abrigaremos bien para vivir la esencia de uno de los lugares más pintorescos que se pueden visitar hoy día en Noruega. Recorreremos estas islas en barco, en automóvil, con raquetas de nieve y hasta en trineo para aprovechar las últimas horas de un largo invierno que está a punto de quedar atrás para que en pocos meses reine el sol de medianoche de manera definitiva.

Islas Lofoten (Noruega)

En uno de los panoramas más extremos y extraordinarios de Escandinavia ahondaremos en deliciosos parajes naturales, en los pueblos de pescadores, en las tradiciones ancestrales de sus gentes y, por supuesto, trataremos de echar el lazo a un sueño que viene de largo, presenciar en directo el espectáculo de las auroras boreales. Leer artículo completo ➜

5 lugares que ver en Noruega… y que me fascinan

¡Silencio, que los trolls del bosque nos escuchan! Un viaje a los recuerdos que me trae Noruega, el país de Europa con la naturaleza más deliciosamente definida que he visto hasta el momento, sobrevuela fiordos, lenguas de hielo, lagos solitarios y paisajes alucinógenos en los que las criaturas del bosque no sólo existen en la imaginación. Mi mente me lleva a los escenarios de esos primeros viajes en los que el país escandinavo supo mostrarme su autenticidad con el paso firme y el pulso de unas imágenes capturadas en la retina que invitan a pensar en que al verbo viajar le faltaría una de sus letras si Noruega no existiera.

Foto de Stavanger (Noruega)

Pero por fortuna Noruega existe… Noruega no para de pronunciar un discurso capaz de eclipsar todo lo que nos hayan contado. Y me hace volver a ese recuerdo incesante, a esos lugares que me enseñaron a ser un poco más viajero. Leer artículo completo ➜

Interrail 2001: Misión 71º 10´21´´

El Interrail no es sólo un billete que permite moverse en tren por Europa durante un tiempo determinado. Para mí, al igual que para mucha gente, es una forma de viajar e incluso una forma de ser. Y posiblemente sea uno de los mejores cimientos sobre los que debe construir todo aquel que se precie viajero libre e independiente. Bajo presupuesto, improvisación y aventura son conceptos que van indisolublemente unidos a este término. Qué mejor forma entonces de constituir la base idónea de futuros trotamundos. Y es que en un Interrail se aprende viajar…

Barco a DinamarcaBergen

Leer artículo completo ➜