Maestros de la pereza

La pereza es uno más de los siete pecados capitales. La semilla de holgazanes, vagos , haraganes y gandules de aquí y de allá que se esparce continuamente por el mundo sin razón de género, raza, religión o condición. Vive en todos y cada uno de nosotros, ahueca nuestros sofás, calienta nuestras camas e incluso alienta nuestros bostezos. Es la creadora de frases como “Ahora no me apetece” o “Que lo haga otro”, o de clásicas onomatopeyas como “Buffff”. Tiene un demostrado efecto paralizador en las extremidades y se esmera en cargar de peso los párpados. Demoledora e implacable, azota conciencias, arruina carreras y machaca todos los planes que se proponga. Pero que nadie piense que este rasgo impregnado en el carácter es propio únicamente del género humano. No seamos ingenuos ni queramos acaparar todo. Hay algo que nos supera con creces. Porque existe una curiosa y adorable especie animal que vive en las selvas de Latinoamérica que hace suya la pereza como el que más. Tanto que se le conoce oficialmente como perezoso.

Perezoso en Costa Rica

Tengo especial cariño a estos animales que siempre sonríen, que no saben de stress ni de prisas, y que apuestan de cara por la calma y el sosiego. ¿Qué os parece si conocemos un poco mejor a los perezosos? Os aseguro que nunca un nombre hizo tanto honor a una realidad…

Los perezosos, esos animales tan adorables…

La primera vez que me topé con un perezoso fue en Costa Rica, en el Bosque lluvioso de Monteverde. Estaba agazapado, hecho una bola de pelo en lo alto de un árbol. Dormía plácidamente. Y así una hora, dos horas, tres horas… Tanto que volvimos para la cena y ahí seguía, sin haberse movido un solo centímetro. Tendría que esperar un día para ver a un perezoso despierto que trepaba hacia una rama con gran parsimonia, como a cámara lenta, sin importarle un bledo que estuviésemos apenas a un palmo suyo.

Lo primero que hay que dejar claro es que los perezosos no son osos, ni tampoco son una rebuscada especie de primate. Pertenecen a la orden Pilosa, que es la misma que la de los osos hormigueros, pero a una suborden distinta como es la de los Folívoros, que empareja a todos los perezosos. Aunque se ha sabido que existió en torno a medio centenar de géneros, actualmente solo sobreviven dos muy similares en comportamiento pero sí diferentes un poco físicamente: Los que tienen tres dedos y los que poseen únicamente dos.

Pero tengan dos o tres dedos los rasgos principales y la  actitud ante la vida es la misma. Ya de por sí posee el dudoso honor de ser el mamífero más lento del mundo, pudiendo invertir varios minutos en trasladarse un solo metro. Es, por tanto, la lentitud, el leitmotiv de su existencia. Porque le acompaña en todo lo que hace desde su nacimiento hasta su muerte.

Curiosidades del perezoso:

– Invierte en dormir en torno a veinte horas diarias. Las otras cuatro las reparte en trepar los árboles, comer hojas y beber agua (que normalmente obtiene de los vegetales). Es un animal de hábitos nocturnos por lo que verle en pleno movimiento durante el día no es demasiado fácil.

– La mayor parte de su vida la pasa agarrado a las ramas, normalmente boca abajo aprovechando sus largas garras curvadas. Incluso las hembras llegan a parir a sus crías en los árboles.

– Puede soportar varios días sin “hacer de vientre” ya que tiene una capacidad acumulativa sobrenatural. Como máximo una vez por semana. Eso sí, cuando lo hace, baja al suelo donde cava un agujero, que después se ocupa de cubrir de hojas. Por ello está considerado como un animal sumamente ecologista, que da a los árboles lo que ha recibido de ellos. Mejor fertilizante, imposible.

– Su musculatura es varias veces más ligera que la de otros mamíferos, lo que explica sus movimientos lentos. Aunque esto favorece la facilidad que tienen para trepar, ya que levantan muy poco peso.

Perezoso fotografiado en Costa Rica

– Esto es buenísimo. Agarraos fuerte a la silla. En los perezosos el acto sexual suele durar algo más de veinte horas, dilatándose, entre otras cosas, porque tanto el macho como la hembra en muchas ocasiones llegan a quedarse dormidos durante el coito. La eyaculación precoz no es precisamente un problema para ellos. Suelen estar enganchados (literal) un día entero. ¡De locos!

– En su cuerpecillo habitan todo tipo de insectos, sobre todo mariposas, garrapatas e incluso escarabajos. En un solo individuo puede haber miles de bichos escondidos en su pelaje. Además le crecen diversos líquenes que le ayudan a camuflarse y a pasar desapercibido por sus enemigos los depredadores (en esta categoría también incluyo al ser humano). Es por ello que muchos científicos y naturalistas, entre ellos Félix Rodríguez de la Fuente, lo calificaran de “Jardín Viviente”.

– A pesar de lo que pueda parecer, son excelentes nadadores, capaces de cruzar grandes ríos sin tanto esfuerzo como el que se puede esperar de ellos.

¿Dónde podemos ver a los perezosos? (entiéndase que a los animales)

Antiguamente los perezosos estaban distribuidos en un buen número de países, pero la deforestación de los bosques está limitando cada vez más su presencia. Razón por la que el hombre, como suele ser habitual, se constituya como su enemigo número uno. Otros como la boa constrictor, el águila Arpía y los jaguares, lo llevan siendo desde siempre, aunque por motivos más lógicos que tienen que ver con el ciclo de la vida.

Actualmente las personas que tengan interés en ver a los perezosos con sus propios ojos deberán dirigirse bien a Centroamérica (México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá) o bajar un poco más por Sudamérica a países tales como Colombia, Venezuela, Brasil, Ecuador, Perú, las Guyanas e incluso en norte de Argentina. Siempre se les debería buscar en los bosques tropicales húmedos y mirar en los árboles altos donde andarán agazapados. Nadie dice que sea tan fácil como ver un mono, porque se camuflan bien y esos ovillos de pelo pasan muchas veces desapercibidos. Pero en un viaje a los rincones naturales de muchos de los países recién mencionados la probabilidad de éxito está prácticamente garantizada. Ya más complejo será ver cómo se mueven y que os dediquen esas sonrisas tan tiernas de niños que parecen no haber roto un plato en su vida.

En mi caso, tuve la suerte de tener muy cerca en varias ocasiones a perezosos de dos dedos en lugares concretos de Costa Rica como son Monteverde o Cahuíta. Unas veces durmiendo, otras escalando e incluso una noche en la que la hembra iba con la cría enganchada a su cuerpo.

 

P1010118P1010107

Y ya casi al final del viaje, en la isla de Bastimentos, perteneciente al archipiélago panameño de Bocas del Toro, nos encontramos come que te come a un precioso ejemplar de tres dedos que giró su cabeza 360º grados para observarnos plácidamente.

Perezoso de tres dedos

Durante mi añoradísimo viaje a Costa Rica y Bocas del Toro (del cual proceden las fotografías que estáis viendo), su mera presencia, siempre pacífica, me hizo disfrutar de más de un momento inolvidable de esos que sólo la maturaleza sabe regalar cuando te mira a los ojos. Creo que gracias a ellos pude conocer un ingrediente más de esa esencia maravillosa llamada pura vida.

¿Quién habló de pereza?

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

+ Canal Facebook

email

18 comentarios en “Maestros de la pereza

  1. Je,je, que perezosos que son los perezosos. Gracias por enseñarnos un poquito más de este gracioso animalito.

    Ahora me he quedado con ganas de ver uno!

    Un abrazo.

  2. Ya sabes que siento debilidad por el mundo animal y en esta ocasión el perezoso me ha despertado una ternura especial, ojala algún día de estos pueda ver uno con mis propios ojos.

    Un besote

  3. Buenos días!!

    Estupendo el artículo, he aprendido un montón de cosas de las que no tenía ni idea. Más bien he de decir que no conocía en profundidad a estos bichejos. Y me resultó un tanto curioso lo del acto sexual. Me recordó a los cerdos, que tienen orgasmos de una media hora!

    Gracias de nuevo! Un saludo!

  4. Me gusta la nueva linea que está llevando la web… Estos articulos detallados de ciertos lugares, animales o personas son amenos y dan aun mas vida a la web. A mi el perezoso que mas me gusta es el de la película de “la edad de hielo”…. me parto con el…

    Un saludo!

  5. Me encantan, son más graciosos, antes en santa Cruz de la Sierra (en Bolivia) había muchísimos en la plaza, si si, en la plaza, pero ya no están.
    Besos

  6. Coñeee!! Perezosos!!! Nosotros tuvimos suerte de ver uno en nuestro reciente viaje a la Selva Amazónica Peruana, en el Lago Sandoval. El mundo animal es increible… y tus artículos tambien

    Un abrazo compañero desde tu web hermana

    Isaac
    wwww.chavetas.es

    1. Si es que como dice el título, son unos verdaderos maestros de la pereza. Los demás somos a su lado simples aficionados (unos más que otros jejej).

      Isaac chavetas, ¿le vistéis dormido o despierto? Si fue despierto es que estaba en una de sus cuatro horas de no letargo. Otro abrazo para tí, para Paula y todos los chavetas (Tom incluído jeje)

      Almudena, lamentablemente quedan menos. Me he enterado que en ciertos sitios se han puesto de moda como mascotas. Un animal que vive toda su vida encima de los árboles ya me contarás qué demonios hacen en una casa. Si es que hay tanto cafre suelto!

      Víctor, me alegra que te parezca bien “esta nueva línea”. Creo que es bueno alternar relatos profundos y artículos más frescos de lectura más rápida. Y así la página “se mueve” un poco más. Por cierto, macho, ya te queda muyyy poco para tu viaje a la India. Qué evidiaza!

      Antonio, es que la vida sexual de los perezosos tiene tela. ¿Os imagináis que el acto de los humanos durara 20 horas sin parar? jejeje

      Rebeca, guapa, todo es proponérselo. ¿Pensamos otro viajecito? jejeje Al menos en un mes y pico si todo va bien veremos orangutanes, que de esos sí que quedan pocos.

      Vanessa, la primera de la clase, madrugadora ella para no perderse lo último en “el Rincón”. Perezosos entre los más perezosos. Espero el post te haya gustado.

      Y bueno, para el general, espero hoy hayáis conocido algo nuevo sobre estos pequeños y simpáticos animalitos que tanto me gustan. Hoy no te acostarás sin saber una cosa más!!

      Por cierto, esta semana he andado muy liado y llevo muy poco del Capítulo 5 de Camboya. No sé si llego al lunes porque este es el “más gordo” de todos ya que narra el primer día de Angkor. E hice tantas cosas, ví tantas cosas alucinantes que es complicado. Y quiero hacerlo bien. Así que si no está el lunes será que lo he pospuesto para unos días más (no muchos!) jejej

      Seguimos hablando, me bajo a jugar con mi sobrinito que ha venido a ver a su tío! 😉

      Ciaoo

      Sele

  7. Para maestra de la pereza yo estos dias. Vamos que me estoy sacando un máster, pero es que no tengo energy… ains a ver si el finde consigo dormir un poco después de tres semanas sin hacerlo!

    Saludos,

    1. Bueno bueno…ya entramos en el fin de semana. Qué ganas!! El viernes debería proclamarse directamente con San Viernes. Y si no es mucho pedir, día festivo jejej

      Creo que todos somos un poco maestros de la pereza. Tú Isabel selo unos días más para recuperarte de tu peaaazo viaje a México.

      Floren, tienes razón, son perezosos para lo que quieren. Y sobre Angkor cierto, voy a coger el toro por los cuernos a ver si este finde avanzo más. Aunque es prácticamente imposible que lo tenga el lunes.

      Carme, yo soy de los que piensa que cuando más conozco a la gente más me gusta mi perro. Tengo debilidad por los animales porque creo que ellos sí que son “puros”. Y que no tienen la culpa de que nuestra forma de vida invada las suyas. Y sobre lo de India mejor que Víctor me lo termine jejeje Diosss, si no tengo un minuto. Estas semanas Angkor será el Rey absoluto. Y después lo será Indonesia. Entre medias Rabat… Además de alguna que otra novedad que quiero meter en la web. El veranito, el Mundial de fútbol, las veladas con mi chica, los parloteos con mis amigos, ejercer de tío, de buen hijo. Ahh, y trabajar (eso lo pongo al final). Tengo excusa, ¿no? jejejeje

      Bueno, chicos, disfrutad del San Viernes y seguid soñando con nuevos viajes! 😉

      Ciaoo,

      Sele

  8. Muy interesante, Sele. Aunque lo de un acto sexual de un dia entero debe ser de lo mas cansado. Tan perezosos no son. 🙂

    Coincido con Victor, me gusta la nueva orientacion de la pagina, combinando diarios con entradas especificas sobre un tema determinado.

    Adelante con Angkor.

  9. Me interesan muuuucho mas las personas que los animales. Sí, con muy bonitos y contemplarlos relaja, pero interactuar con las personas me pone más (jejejeje)
    Ahora en serio, Sele. Curioso animal este. Desde que supe de su existencia (fijo que fuen en algún documental de la 2 cuando era pequeña o jevencita…)me resultó muy curioso. Principalmente su lentitud.

    Ahora, leyendo los seres que puede tener en su pelaje, me has dejado alucinada. Flipada con la finura para fabricarse su propia letrina, y fuera de combate con las 20 horas!!!

    WoW!!

    Tengo tu web abandonada…ya lo siento. El tiempo lo voy arañando de dónde puedo. Tengo los billetitos para Agosto :-))
    Un beso a los dos,
    Carme

  10. Ah! y sí, a mí también me gusta el nuevo giro de tu web.

    Pero que conste que mientras no saques lo que “me debes” de “mi” India…estaré un poco con el morro tieso O_O

    Total, sabes que eres un crack, por tus viajes, tu web…así que me perdonas que te de esta colleja, jijijijiji

    INDIA INDIA INDIA INDIA INDIA

  11. Mira que cómo Víctor vuelva de India y saque el relato antes que tú, me subo en el primer “vión” y le digo a mi cachorro que te ruja…tú mismo.

  12. El verano pasado en Costa Rica, tuve la suerte (suerte para mí, no para ellos) de que el hostel de Manuel Antonio donde me alojé, se acababa de construir justo en un área donde vivía una familia de perezosos. De manera que cada mañana, veíamos desde la terraza del hostel a uno de ellos, que aparecía por un senderillo del bosque, se subía a la copa de un árbol que quedaba justo a la altura de la terraza y empezaba a tomar el sol. Claro, toda esta escena se desarrollaba durante un espacio de tiempo muuuuuuuuuy prolongado, pero era una gozada verlo tan cerca…

  13. El verano pasado en Costa Rica, tuve la suerte (suerte para mí, no para ellos) de que el hostel de Manuel Antonio donde me alojé, se acababa de construir justo en un área donde vivía una familia de perezosos. De manera que cada mañana, veíamos desde la terraza del hostel a uno de ellos, que aparecía por un senderillo del bosque, se subía a la copa de un árbol que quedaba justo a la altura de la terraza y empezaba a tomar el sol. Claro, toda esta escena se desarrollaba durante un espacio de tiempo muuuuuuuuuy prolongado, pero era una gozada verlo tan cerca…

  14. Me parecio interesante muchas cosas q no sabia de este animalito… Pero quisiera saber del porq trepan las perezas?? aqui en Venezuela se ven muuucho pero nadie sabe del porq trepan??

  15. una ves iba a la playa cuyagua para ser mas explicito y en el medio de la carretera se atraveso una pereza habia una cola solamente para ver el animalito cruzar es impactante nada mas con verlos se nota que tienen como sueño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.