El instante viajero (II): La joven que dibujaba Isfahán

Mujer dibujando en la Plaza del Imán de Isfahán (Irán)

Me encanta observar cuando alguien se pone a dibujar. Quizás porque no soy capaz de hacer algo que pase de dos garabatos mal enlazados o una línea recta con más curvas que una carretera de montaña. En muchas ocasiones he ido fijándome en artistas que se colocan estratégicamente frente a lugares hermosos con el objeto de retratarlos in situ, sin que sean necesarias fotografías sino la inspiración propia de lo que sus ojos les dicten. Mejor musa que esa no la hay en el mundo.

En la ciudad iraní de Isfahán me fijé en una chica joven que se había buscando un rinconcito discreto en la Plaza Naqsh-e Jahan (La Plaza del Imán) para dibujar la fachada principal de Mezquita del Shah y parte de los jardines de tan emblemmático lugar. Leer artículo completo ➜

El instante viajero (I): El hombre santo de Benarés

El hombre santo de Benarés (Sadhu de India)

Llevaba días viendo sadhus en la ciudad india de Benarés, esos hombres santos y ascetas del hinduísmo que para su religión se encuentran a un paso de hallar la luz definitiva y romper el largo ciclo de reencarnaciones. Lo hacen dedicándose a rezar, meditar y, por supuesto, viviendo absolutamente separados de los lazos materiales que atan a necesidades creadas de forma artificial. Ciertamente llaman la atención del viajero, sobre todo la primera vez y más si es en la mítica Varanasi donde el Ganges viste sus aguas con el fervor (y la contaminación) de uno de los países más poblados de la Tierra. Leer artículo completo ➜