El triángulo cultural de La Rioja - El rincón de Sele

Blog

El triángulo cultural de La Rioja (Nájera – San Domingo de la Calzada – San Millán de la Cogolla)

Print Friendly, PDF & Email

Érase una historia de reyes de un viejo reino que afloró hace más de mil años. De anacoretas y sus milagros. De peregrinos rumbo al viaje de sus vidas y de la lengua castellana abriéndose paso desde el scriptorium de un monje anónimo para deambular valle a valle. Hechos reflejados en tres lugares de La Rioja en los cuales pasado, presente y futuro confluyen dentro de un espacio histórico, religioso y cultural donde se sienten de primera mano los humildes orígenes de lo que más tarde derivó en grandeza. Rincones destinados a conformar un triángulo legendario y, por supuesto, un viaje apasionante dentro de un territorio que colorea cada paso que damos. Por un lado Nájera y su monasterio en el que reposan los restos de reyes, reinas, infantes y nobles de un reino glorioso. Al otro extremo Santo Domingo de la Calzada y la excelsa catedral de esta villa amurallada donde aún canta el gallo para recordar viejos milagros. Y, entre medias, los albores del castellano alzándose glosa a glosa en San Millán de la Cogolla y los formidables monasterios de Suso y Yuso, verdaderas bibliotecas fundacionales de uno de los idiomas más hablados en todo el planeta.

Monasterio de Yuso en San Millán de la Cogolla, parte del triángulo cultural de La Rioja

Se puede definir, por tanto, el triángulo cultural de La Rioja (Nájera – Santo Domingo de la Calzada – San Millán de la Cogolla) como un viaje en sí mismo donde los relojes no miden los minutos ni las horas sino los milenios. Una oportunidad de admirar un patrimonio que le pertenece al mundo. Nada más y nada menos.

De reyes, eremitas, monjes y caminantes en La Rioja

Que La Rioja se trata de la Comunidad Autónoma más pequeña de la península en cuanto a superficie (de España sólo Baleares contaría con menor superficie) no quita para haber conformado uno de los espacios con una mayor densidad de Historia con mayúsculas en todo el país. Un territorio que dispuso el trono de uno de los reinos más importantes en los primeros tiempos de una larga reconquista, incluso nacido antes de la propia Castilla como reinado con derecho propio. Hablamos del Reino de Nájera-Pamplona, de los siglos XI y XII y de cuando el Camino de Santiago francés se impuso a las tradicionales rutas del norte precisamente por el empeño regio de convertir a la ciudad de Nájera en una parada fundamental del peregrinaje jacobeo (y en panteón de la realeza). Mil años después continúa siéndolo.

Panteón Real en el Monasterio de Santa María la Real de Nájera (La Rioja)

Otro enclave dentro del Camino francés es, como no podía ser menos, Santo Domingo de la Calzada, villa amurallada donde la adoración al viejo anacoreta, coleccionista de milagros, sigue siendo la clave espiritual dentro de esta villa amurallada que nos regala un maravilloso templo catedralicio el cual provoca que muevan el gesto incluso de quienes no se impresionan fácilmente.

Santo Domingo de la Calzada (La Rioja)

Desviándonos del camino jacobeo encontramos una variante formidable en San Millán de la Cogolla. También muchos peregrinos se desviaban y desvían hoy día en el dúo de cenobios que ofrece este lugar. Los monasterios de Suso y Yuso, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, no sólo recogen las andanzas de San Millán sino que también conforman la raíz del denominado «Camino de la lengua», pues de un scriptorium del monasterio de Suso salieron las primeras frases escritas en lengua romance (así como la primera frase escrita en euskera), por lo que se trata de los orígenes del castellano escrito. Si bien la tradición no se quedó en las denominadas glosas emilianenses, puesto que el legado fue mucho más allá.

Monasterio de Suso en La Rioja

Tres objetivos en un triángulo cultural de inmenso valor. Razones que justifican por sí solas un viaje a La Rioja en corto espacio físico repleto de Historia, arte, religión y tradiciones. La catapulta de una comunidad autónoma que merece recorrerse de principio a fin, con la mochila henchida de sorpresas y emociones. Pues fue ahí donde inicié mi idilio con esta Comunidad Autónoma. Y de lo cual deseo contaros algo más. Como, por ejemplo, el porqué de la visita, en qué debemos fijarnos especialmente así como la información práctica para preparar una escapada por esta zona de La Rioja Alta.

Triángulo cultural de La Rioja (Mapa)

Nájera y el monasterio de Santa María la Real

¿POR QUÉ VISITARLO?: El monasterio de Santa María la Real de Nájera narra en sus muros y sepulcros esculpidos con suma delicadeza la Historia de los reyes de Nájera-Pamplona, un reino con más de mil años de antigüedad que precedió al que más tarde sería el histórico Reino de Navarra. Según la leyenda, a comienzos del siglo XI el rey Don García Sánchez III (más conocido como el Rey García el de Nájera) yendo a cazar por la zona perdió su halcón en el entorno de unos riscos de arenisca. Fue a buscarlo y entró, de repente a una cueva. Allí lo que halló realmente fue un altar con una talla de madera de la Virgen y el Niño, un ramo de azucenas, una lamparita y una campana. Y supo entonces que era su deber levantar un monasterio en el lugar y, por tanto, los cimientos históricos y espirituales de su reino.

Monasterio Santa María la Real de Nájera (La Rioja)

A partir de entonces muchas batallas contra los musulmanes fueron atribuidas a esta virgen. Y tanto él, sus descendientes y personajes de la realeza (Así como la alta nobleza, véase a los López de Haro) fueron llevados a su muerte a este panteón ilustre. Es, por consiguiente, un lugar como pocos en toda España, donde se mezclan distintos estilos artísticos y permite admirar la bella ejecución de este gran mausoleo real.

¿EN QUÉ DEBEMOS FIJARNOS?: Sin duda sus dos grandes baluartes que justifican una visita al monasterio son, por un lado, el claustro de los caballeros, un magnífico ejemplo de gótico florido con detalles platerescos donde destacan sus tracerías, todas ellas diferente y esculpidas con una finura magistral.

Claustro de los caballeros en Santo Domingo de la Calzada (La Rioja)

Por el otro, junto a la cueva de la Virgen, las tumbas de los reyes y reinas de Nájera, así como las de los infantes. Los sepulcros se tallaron siglos después del fallecimiento de estos personajes regios, aunque se conserva uno de los sarcófagos originales del siglo XII, el correspondiente a Blanca Garcés de Pamplona, considerado obra maestra de la cultura funeraria en el románico, con escenas del Evangelio así como del propio fallecimiento de la que fuera reina consorte de Castilla e infanta de Navarra.

Tumbas de reyes y reinas en el monasterio de Santa María la Real de Nájera (La Rioja)

Conviene fijarse también en la puerta plateresca de acceso al claustro, así como en la hipnótica cúpula de trampantojos que se aprecia al inicio de la visita. En cuanto al altar mayor, con las figuras de los reyes fundadores, los santos benedictinos y el escudo del Emperador Carlos V, es una joya barroca donde se puede comprender la historia de este monumento que va más allá de lo religioso.

Cúpula de trampantojos en el monasterio de Santa María la Real de Nájera (La Rioja)

¿CÓMO VISITAR EL MONUMENTO? (Datos prácticos): El monasterio de Santa María la Real de Nájera varía sustancialmente su horario en función de si estamos en la hora invierno o de verano (en función de cuando se haga el cambio de hora). En horario de verano el templo religioso y panteón real abren sus puertas de martes a sábados de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:00 horas, mientras que los domingos y festivos echa el cierre una hora antes. Afortunadamente en julio, agosto y septiembre también abre los lunes (misma hora que martes-sábados). Durante el horario de invierno entre martes y domingo (también festivos) abre de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 17:30 horas. La única excepción, además de los lunes, es el cierre domingos tarde en enero, febrero y marzo.

Tumba de la Reina Blanca en el monasterio de Santa María la Real de Nájera (La Rioja)

El precio de la entrada es de 4€ (la visita es libre, sólo se hace guiada para grupos con reserva previa). Niños de 10 a 16 años pagan la mitad, mientras que los menores de 10 años no pagan nada.

UNA RECOMENDACIÓN DONDE COMER EN NÁJERA: Restaurante El Trinquete (C/ Mayor 8, entrada junto al río Najerilla www.barrestauranteeltrinquete.es). Cocina tradicional riojana donde el producto es de máxima calidad. No he probado mejores alcachofas en toda mi vida.

Alcachofas en el Restaurante El Trinquete (Nájera, La Rioja)

Santo Domingo de la Calzada y la catedral con torre exenta

¿POR QUÉ VISITARLO?: Domingo García, más conocido como Santo Domingo de la Calzada, fue un eremita que vivió entre los siglos XI y XII quien, además de atribuírsele varios milagros, levantó una «calzada» para los peregrinos del Camino de Santiago, construyó un puente y también un hospital, pozo e iglesia de este nuevo enclave esencial para los viajeros que se dirigían a Compostela. Tan devotos fueron de él que sobre su tumba abrigada por las ramas que dejaban los peregrinos se levantó un templo que se consagraría como catedral tiempo después, ya en el año 1232. Y que, hoy día, continúa siendo una parada que deja mucha huella en la vertiente francesa del Camino. Santo Domingo de la Calzada, y en esta ocasión me refiero a la ciudad bañada por el río Oja, guarda lo mejor del espíritu de la ruta jacobea entre las murallas medievales, sus muchas casas solariegas o la fotogénica Plaza de España, regada de edificios de gran belleza. Si bien es su inmensa catedral, con la torre separada varios metros de sus números, quien se encarga de iluminar el semblante de quien se sabe en uno de los mayores dones de La Rioja.

Catedral de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja)

¿EN QUÉ DEBEMOS FIJARNOS?: La catedral del Salvador, que es así como se denomina al principal templo religioso de la localidad, es un libro abierto de estilos artísticos de distintas épocas. Y en la que da para pasarse las horas descubriendo cosas nuevas continuamente. La nave central y su deambulatorio o girola recuerdan a las iglesias del Camino donde los peregrinos podían rodear el Altar Mayor (si bien su gran retablo construido por Damián Forment, uno de los principales artistas del renacimiento de la Corona de Aragón, se retiró encajándose en el crucero norte, dejando a la luz esculturas anteriores).

Deambulatorio de la catedral de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja, España)

Por supuesto el sepulcro del santo que da nombre a la villa es otro de los reclamos más interesantes (al cajón con las reliquias, del siglo XXI, se accede bajando por unas escaleras), aunque si algo va buscando la gente que visita la catedral es poder contemplar una auténtica curiosidad como es el gallinero donde un gallo y una gallina, ambos de plumaje blanco, viven mirando a la tumba del santo. Esto se debe a la encarnación de un milagro póstumo atribuido al propio eremita, pues se cuenta que allá por el siglo XIV un joven ahorcado injustamente por un robo que no había cometido revivió repentinamente después de que rezaran al anacoreta. Y cuando fueron a contárselo al corregidor de entonces cuando se disponía a cenar, éste les espetó incrédulo que ese joven del que hablaban tendría tanta vida como el gallo y gallina asada que le aguardaban en el plato. Según la leyenda, ambas aves, gallo y gallina, se levantaron recuperando sus plumas blancas y su cacareo. De ahí el dicho de “Santo Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada”. Desde hace siglos existe un corral elevado en el interior de la catedral donde se pueden escuchar los cacareos de estos animales vivos.

Gallinero de la catedral de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja, España)

Pero no debemos quedarnos únicamente en lo curioso sino también salir a perseguir los detalles. Como la laboriosidad de las ventanas mudéjares que miran hacia el claustro, el sepulcro de Pedro de Carranza o uno de los secretos del claustro, un magnífico Belén napolitano del artista italiano Nicola Maciarello. Si bien durante las navidades y las semanas previas se exhiben numerosos belenes junto a éste, ofreciendo motivos para visitar también la catedral durante los albores del invierno.

Belén napolitano de la Catedral de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja, España)

Justo al otro lado, frente al Parador (antiguo hospital de peregrinos), se alza la torre exenta. Un fabuloso campanario barroco al que se puede ascender convertido en uno de los pocos casos en que no se adosa al templo religioso. Tras dos derrumbes previos tuvo que separarse a la fuerza para fijarse en un suelo más apto.

¿CÓMO VISITAR EL MONUMENTO? (Datos prácticos): La catedral de Santo Domingo de la Calzada cuenta con unos horarios muy amplios que permiten las visitas los siete días de la semana. De lunes a viernes permanece abierta de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00 horas, mientras que sábados lo hace, ininterrumpidamente, de 10:00 a 19:30 y los domingos de 10:00 a 14:30 horas.

Tumba de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja)

El precio de la visita libre a la catedral es de 7€ (si bien los peregrinos pagan 4€). Y existen visitas guiadas nocturnas tanto los viernes como los sábados por 10€ (conviene consultar disponibilidad).

NOTA: Por 9€ (5€ para peregrinos) se puede adquirir la conocida como «pulsera turística» que, además de la entrada a la catedral, permite acceder a la torre, visitar el convento de San Francisco así como la ermita. Consultar en la web oficial de la catedral catedralsantodomingo.org.

Detalle del coro en la catedral de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja)

San Millán de la Cogolla y los monasterios de Suso y Yuso

¿POR QUÉ VISITARLO?: El valle de la lengua o, lo que es lo mismo, el entorno de San Millán de la Cogolla y sus dos monasterios, constituyen la pieza original del puzzle con las primeras frases escritas de esa nueva lengua romance y, por tanto, derivada del latín, llamada castellano. El «román paladino» al que se refería Gonzalo de Berceo se refería al habla del pueblo que, por fin, veía cómo los monjes de antaño traducían arduas obras litúrgicas del latín a lo que hablaban sus feligreses.

Copia de las glosas emilianenses (San Millán de la Cogolla, La Rioja)

Todo aquello sucedió en el monasterio de Suso (que significa «de arriba»), adherido a las cuevas donde el eremita Millán o Emiliano, más tarde proclamado santo y copatrono de España junto al Apóstol Santiago, obró algunos de sus muchos milagros. En dicho cenobio, donde compaginan en un corto espacio elementos visigóticos, mozárabes e incluso mozárabes, salieron de la pluma de un monje anónimo las conocidas como glosas emilianenses.

Interior del monasterio de Suso en San Millán de la Cogolla (La Rioja)

Si bien siglos más tarde fue construida otra abadía justo abajo tras la intentona infructuosa por parte del ya mencionado Rey García el de Nájera de trasladar los restos del santo, el monasterio de Yuso (que significa, «de abajo»). Y aunque poco o nada queda de la original, a partir de los siglos XVI y XVII se transformó en un importante núcleo monástico donde los benedictinos habitaron «su Escorial riojano», atesorando importantes colecciones bibliográficas así como los huesos del propio San Millán en un arcón cubierto de ricos relieves de marfil. Un esplendor que cayó en picado con la guerra contra los franceses y las desamortizaciones, pero que ha vuelto a recobrar su esencia para conformar la primera etapa del conocido Camino de la lengua. Todo un Patrimonio de la Humanidad en La Rioja Alta, a tiro de piedra de Santo Domingo de la Calzada y, por tanto, del Camino francés, por el cual muchos peregrinos tomaban (y toman hoy día) esta variante para presentar sus respetos al santo en la cuna del castellano.

Monasterio de Yuso en San Millán de la Cogolla (La Rioja)

¿EN QUÉ DEBEMOS FIJARNOS?: Los monasterios de Suso y Yuso son entes independientes pero interconectados cronológicamente. Cierto es que el de Suso es el original y más antiguo, con más de mil años a sus espaldas, y quizás el más llamativo. Su sencillez exterior, acompasada por la belleza siempre verde de este maravilloso mirador al valle, te acompaña hasta la puerta en arco de herradura desde el que se accede a un pequeño templo (realmente lo que sobrevive es la parte de la iglesia, no así las distintas dependencias monásticas que pudiera tener antaño) donde otras arcadas, unos visigodas, otras mozárabes y una extensión netamente románica, abren paso a pequeñas capillas cavernarias que recuerdan las vivencias y desventuras del viejo anacoreta, San Millán.

Monasterio de Suso en San Millán de la Cogolla (Triángulo cultural de La Rioja)

Una vez terminamos con el monasterio de Suso, lo que llevará aproximadamente media hora (la visita es guiada) descenderemos bien en bus o caminando al de Yuso, de unas dimensiones mucho mayores. Y que, por supuesto, también lleva su tiempo. Merece la pena fijarse bien en algunos elementos de este edificio herreriano donde la clave está la mimetización con el entorno paisajístico que le envuelve. Sus escenarios más impresionantes se hallan, por un lado, dentro de la propia iglesia. Tanto coro como transcoro (puerta de separación de los religiosos y el pueblo en estilo tardobarroco), pero particularmente cabe destacar la sacristía, una delicada y deliciosa galería en rococó donde podemos navegar en sus muchos detalles ornamentales.

Sacristía del monasterio de Yuso (San Millán de la Cogolla, La Rioja)

Su Biblioteca es digna de estar entre las mejores de toda España, aunque basta acceder a la sala aparte donde guardan su colección de códices y libros de coro y observar el armario donde estos se guardan para gozar de una de las mejores experiencias que ofrece el monasterio.

Armario con los libros de coro del monasterio de Yuso (San Millán de la Cogolla, La Rioja)

Por último, admirar los marfiles tallados de estilo mozárabe que engalanan el arcón que custodia los restos de San Millán, con ricas y expresivas escenas de la vida y milagros del santo, es otro de esos hechos que marcan una visita a este imponente cenobio arropado por la UNESCO para ser Patrimonio Mundial.

Arcón con los restos de San Millán (Detalle de sus marfiles tallados)

¿CÓMO VISITAR AMBOS MONASTERIOS? (Datos prácticos): Como he comentado en líneas anteriores, las visitas de ambos sitios son independientes y se adquieren por separado. Y conviene conocer una serie de información práctica para organizar la visita tanto del monasterio de Suso como del de Yuso, que se hacen normalmente en el mismo día (puede ser en una mañana perfectamente). Las entradas (son visitas guiadas) de ambos monasterios se adquieren en el mismo edificio, un centro de recepción de visitantes (con tienda) en el monasterio de Yuso. Los tickets para acceder a éste los venden en la parte de arriba (junto a la entrada) y las de Suso bajando unas escaleras. Mi recomendación pasa siempre por comenzar con la visita al monasterio de Suso, al que no se puede subir con vehículo propio (hay un bus que lo hace), para después continuar con el de Yuso. Creo que es mejor seguir este orden cronológico en la medida de lo posible.

Datos prácticos para visitar los monasterios de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla (La Rioja)
Imagen obtenida de la web oficial monasteriodesanmillan.com

Los horarios difieren en función de la época del año en que nos encontremos. Para el monasterio de Suso:

  • Horario de invierno del Monasterio de Suso (De noviembre a Semana Santa): De martes a domingo entre las 9:55 a 13:25 y de 15:55 a las 17:25 horas. Cierra los lunes NO festivos.
  • Horario de verano del Monasterio de Suso (De Semana Santa hasta noviembre): De martes a domingo entre las 9:55 a 13:25 y de 15:55 a las 17:55 horas. Cierra los lunes NO festivos.

El horario de bus está sincronizado con los horarios de visita. Dada la demanda, de cara a fines de semana o festivos, se recomienda reservar entrada/visita en el teléfono +34 941 373 082. El precio es de 4€.

Lugar donde estuvo enterrado San Millán en el monasterio de Suso (La Rioja)

Para el monasterio de Yuso:

  • Horario de invierno del Monasterio de Yuso (De noviembre a Semana Santa): De martes a sábado entre las 10:00 a 13:00 y de 15:00 a las 17:00 horas. Los domingos sólo abre de 10:00 a 13:00 horas. Cierra los lunes NO festivos.
  • Horario de verano del Monasterio de Yuso (De Semana Santa hasta noviembre): De martes a sábado entre las 10:00 a 13:30 y de 16:00 a las 18:00 horas. Los domingos sólo abre de 10:00 a 13:30 horas. Cierra los lunes NO festivos a excepción de agosto, que abren todos.

El precio de la entrada general es de 7€.

Para información actualizada ante posibles cambios se aconseja visitar la web monasteriodesanmillan.com.

Algunas consideraciones extra (y personales) del viaje:

  • Si bien este triángulo cultural y religioso tiene buenas opciones tanto de cara al hospedaje y al alojamiento (no hay más que pasarse por el Parador de Turismo de Santo Domingo de la Calzada junto a la catedral o por la famosa Hospedería en el Monasterio de Yuso), durante mi viaje a La Rioja, que fue muy peculiar porque di varios saltos con el objeto de conocer cosas diversas, pernocté una noche en una habitación sobre una bodega. ¡Tal como lo cuento! Experiencia que pude vivir en el Hotel Bodega Finca de los Arandinos (www.fincadelosarandinos.com) en la localidad de Entrena, a escasos 25 km de Nájera o 14 de la ciudad de Logroño. Catorce habitaciones de diseño exclusivo (diez de ellas proyectadas por David Delfín), bodega, spa y unas vistas prodigiosas de los viñedos. Con «Tierra», su restaurante en la planta de abajo, haciendo honor a su filosofía, proveer al comensal con lo mejor del terruño. Todo un acierto.

Dormitorio en la Finca de los Arandinos (La Rioja)

  • En Logroño es sabido que la mítica calle Laurel lo tiene todo para comer de cine y brindar con los mejores vinos DO La Rioja. Pero me gustaría destacar un restaurante que no es céntrico aunque lo tiene todo para sorprender y entusiasmar a quien se sienta a la mesa. Me refiero a La Arrancadilla (C/ Juan II, nº14 – arrancadilla.com), una iniciativa donde la juventud y la ilusión mezclan sabores en una cocina, que más bien es un laboratorio de sabores. El resultado de su menú degustación (37€ por comensal – bebidas no incluidas) se puede considerar un regalo para los sentidos. Y un viaje por el mundo, aunque con los pies bien plantados en la capital de La Rioja. ¡RECOMENDADÍSIMO!

Uno de los platos del Restaurante La Arrancadilla (Logroño, La Rioja)

Más información para organizar un viaje a La Rioja en la web oficial lariojaturismo.com.

Próximamente podréis leer en este blog más artículos sobre mi periplo riojano, que no será, ni mucho menos, el último.

Sele en el monasterio de Yuso (San Millán de la Cogolla, Triángulo cultural de La Rioja)

Salud y… ¡Viajes!

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Instagram @elrincondesele

PD: No os perdáis la sección RINCONES DE ESPAÑA, con todos los reportajes viajeros en territorio nacional.

One Reply to “El triángulo cultural de La Rioja (Nájera – San Domingo de la Calzada – San Millán de la Cogolla)”

Deja un comentario