La trilogía del arte mudéjar en Talavera de la Reina

Reconozco que me apasiona el arte mudéjar. La inclusión de elementos artísticos propios del arte islámico de Al-Ándalus en estilos presentes de los reinos cristianos en la Península Ibérica durante la Edad Media como el románico y el gótico, constituye uno de los grandes hitos de la Historia del Arte. Cuando tengo la posibilidad trato de salir a buscar aquellos monumentos con arquerías ciegas, alfices, o ajedrezados que recuerdan este período tan prolífico. Recientemente tuve la ocasión de hacer una escapada a Talavera de la Reina, situada a escasa hora y media desde Madrid, y descubrir que es una ciudad en la que predomina el arte mudéjar. Y disfruté de una visita a algunos de los lugares en los que hay clara presencia este estilo.

Iglesia de Santiago el Nuevo (Talavera de la Reina)

En este breve viaje quedé verdaderamente asombrado de tres preciosos templos religiosos en su casco viejo como son Santiago el Nuevo, El Salvador y la Colegiata de Santa María la Mayor, una verdadera trilogía del arte mudéjar en Talavera de la Reina que me dejó con muy buen sabor de boca y que debería formar parte sí o sí de cualquier itinerario en la ciudad castellano-manchega. 

El universo mudéjar

Los mudéjares eran aquellos musulmanes que vivían y trabajaban en los reinos cristianos durante el período de la Reconquista de la Península Ibérica (no confundir con los mozárabes, que eran cristianos en tiempos de Al-Ándalus). Conservaban su religión y un estatus jurídico propio mientras el avance hacia el sur empezaba a marcar el fin de una época iniciada en el año 711. Hace tiempo leí que uno de los hechos más importantes en la Historia del arte en España fue la aparición del estilo mudéjar, nacido en torno al siglo XII gracias a la labor de la mano de obra musulmana e incluso de algunos ciudadanos cristianos que conocían bien y admiraban el arte islámico plasmado en palacios, castillos, mezquitas o madrasas. Y quien lo escribió no estaba falto de razón.

Iglesia mudéjar de El Salvador (Talavera de la Reina)

La llegada del mudéjar está considerada como un punto de encuentro fuerte entre la Cristiandad y el Islam en tiempos de guerra. Los mudéjares, que mantuvieron el mismo sistema de trabajo artístico que predominaba en el Al-Ándalus, incorporaron su tradición y técnica dentro de otros estilos arquitectónicos como podían ser el románico y posteriormente el gótico. Incluso se conservan en España algunas construcciones renacentistas con elementos propios del mudéjar.

Talavera, una ciudad de corazón mudéjar

El arte mudéjar no se trata de ningún modo de un estilo con unas reglas fijas coincidentes en todos los territorios donde se extendió (sobre todo las dos Castillas y Aragón, aunque por supuesto también tuvo presencia en Andalucía, la mitad sur de Portugal y Extremadura). Éste posee unas características peculiares en cada región. Y si a Toledo se le considera uno de los núcleos más importantes del mudéjar en España, la cercanía con Talavera, ciudad esencial y poderosa tanto durante la época musulmana como cuando fue cristianizada, hace lógico que ésta recogiera algunos de los mejores ejemplos existentes en este estilo artístico.

Vano mudéjar en Talavera de la Reina (Iglesia de Santiago el Nuevo)

Hay que recordar que Talavera de la Reina tuvo su alcazaba y un triple recinto amurallado. Hoy como muestra de aquella etapa sobreviven algunos restos de sus gruesas murallas y torreones. Y, aunque su faceta artística más conocida es la de la loza y el azulejo, vio erigirse en su territorio algunos de los más bellos ejemplos del arte mudéjar en tierras castellanas. Como esta trilogía de indispensable visita:

Iglesia de Santiago el Nuevo

A comienzos del siglo XIV se levantó aprovechando algunos restos de monumentos romanos y visigodos (de hecho se cree que aquí hubo antes una basílica visigótica) un templo religioso dedicado a Santiago el Mayor. A su estilo mudéjar, o más bien románico mudejarizado, le delata el uso del ladrillo, y no sólo como elemento decorativo. El tipo de torreón, bastante sobrio y con vanos de herradura, es un modelo que vemos repetido en otras ciudades de Castilla como Toledo, Segovia o Ávila.

Iglesia de Santiago el Nuevo (Talavera de la Reina)

Pero la parte más importante e imponente del edificio religioso se encuentra en la fachada occidental, justo en la que se conoce como travesía de Santiago. Allí la iglesia se sostiene apoyándose en las viviendas colindantes a través de dos fuertes arbotantes. En lo más alto del muro un coqueto rosetón con la tracería de ladrillo se yergue por encima de una serie de cinco vanos de iluminación ornamentados cada uno de ellos con un arco de herradura apuntado y otro polibulado. Particularmente me parece el área más fotogénica de este conjunto declarado Bien de Interés Cultural y Monumento histórico-artístico desde el año 1931. Es un lugar que da para hartarse a tomar fotografías.

Iglesia de Santiago el Nuevo (Talavera de la Reina)

El norte y sur del templo ofrecen, a su vez, acceso a la iglesia (suele abrir la que da a la plaza de Santiago), con un portalillo en ambos lados que se distingue por sus arquivoltas de ladrillo. El interior de este edificio se compone de tres naves separadas por pilares y arcos de piedra. Destaca en el presbiterio un magnífico retablo barroco (Siglo XVI) con pinturas sobre tabla que se sostiene por un apoyo en la base ornamentado con un buen ejemplo de la azulejería azulejería talaverana del siglo XVIII. De la misma época es precioso órgano bajo el rosetón de la fachada oeste.

NOTA PRÁCTICA: La Iglesia de Santiago El Nuevo (Plaza de Santiago, s/n abre de lunes a domingo de 11:00 a 13:00  y de 17:00 a 20:00 horas. No confundir con la iglesia de Santiago el Viejo situada en la Calle Templarios, que conserva un interesante ábside poligonal también mudéjar y a la que se conoce con el apodo de “Santiaguito”.

Iglesia de El Salvador

El Salvador de los caballeros es el nombre de una de las iglesias más bellas de Talavera de la Reina. Se trata de un Bien de Interés Cultural. Como sucede en muchos casos, a lo largo de su historia absorbió varios estilos artísticos como fueron románico y, sobre todo el gótico. El corazón mudéjar de este templo medieval se encuentra precisamente en un imponente ábside de tambor que podríamos dividir en tres pisos o bloques diferenciados. El más bajo es de mampostería y carente de adornos. El central, en cambio, lleva una red de vanos en su mayoría ciegos, no todos, los cuales están encerrados en una estructura compuesta por arcos de herradura apuntados y a su vez por otros polibulados (algo similar a la mencionada fachada oeste de la iglesia de Santiago el Nuevo). Mientras que el bloque más alto se compone de arcos ciegos de medio punto que se entrecruzan los unos con los otros (una de las particularidades del mudéjar toledano).

Iglesia de El Salvador (Talavera de la Reina)

Antiguamente en el atrio de El Salvador se encontraba el lugar donde se ajusticiaba a los reos durante los primeros siglos de la cristiandad en Talavera de la Reina. En la actualidad el edificio no posee actividad religiosa alguna y tras una cuidadosa restauración (fue reinaugurado en enero de 2015) en la que se hallaron restos de frescos góticos en las paredes, se ha convertido en un centro cultural que organiza exposiciones, eventos, etc. Entrar vale la pena en todos los casos.

Colegiata de Santa María la Mayor… el ROSETÓN de Talavera de la Reina

Quizás el gótico se ha adueñado de buena parte de los perfiles de la Colegiata de Santa María la Mayor de Talavera. La lluvia de estilos del conjunto religioso de mayor tamaño de la ciudad castellano-manchega viene de muy lejos, probablemente de los tiempos de la Caesarobriga romana (más tarde también hubo un templo visigodo, acontecer similar a la de la Basílica de Nuestra Señora del Prado). Hoy día es más fácil chequear multitud de elementos góticos, barrocos (sobre todo, la torre del campanario), neoclásicos (retablo mayor) e incluso la huella del ceramista del siglo XX, Juan Ruiz de Luna (retablo del Cristo del mar). La historia e importancia de la Colegiata en Talavera justifica esta mixtificación artística.

Colegiata de Santa María la Mayor (Talavera de la Reina)

Pero el mudéjar está presente, sobre todo, en la más preciosa de las delicias ornamentales del monumento. Y ésta no es otra que el fabuloso rosetón con el que todos los viajeros que llegamos a Talavera nos quedamos verdaderamente impresionados. Un enorme ojo de tracerías flamígeras y evidente espíritu mudéjar construido de ladrillo y revestido con estuco tiene un hermano gemelo en tierras extremeñas, concretamente en el Monasterio de Guadalupe (Cáceres).

NOTA PRÁCTICA: El mero hecho de contemplar el rosetón es, casi, como abrir directamente la puerta de este templo. Para ver su luz hay que tener en cuenta los estrechos horarios de visita de la Colegiata, que son de 10:00 a 11:00 de lunes a viernes y de 12:00 a 13:00 los domingos. El claustro gótico merece la pena igualmente.

Santiago el Nuevo, El Salvador y Santa María la Mayor constituyen una auténtica trilogía del mudéjar en las distintas vertientes en las que se muestra este estilo artístico en Talavera. Una manera de expresar el arte a través de la fusión de conceptos venidos de dos mundos diferentes.

Calle de Talavera de la Reina. Al fondo la iglesia de Santiago el Nuevo

Esta ruta mudéjar con un tridente dentro de nuestros objetivos es tan sólo una de las muchas cosas que podemos hacer a la hora de visitar Talavera de la Reina en una de esas escapadas fáciles y cercanas desde Madrid. Monumentos dignos de añadir en de un recorrido por la ciudad de los azulejos. La misma en la que el gran río Tajo se empieza a hacer mayor.

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

+ Canal Facebook

+ Instagram @elrincondesele

PD: No te pierdas más artículos de Talavera o sobre Rincones de España.

email

2 comentarios en “La trilogía del arte mudéjar en Talavera de la Reina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.