Crónicas de Tierra Santa: Introducción y Guía Práctica

¡Dios lo quiere! gritaban los miles de caballeros cruzados que en 1096, animados por el Papa Urbano II, acudían a defender los lugares santos del cristianismo, en poder de los musulmanes, los selyúcidas, que se habían hecho con el dominio de la llamada Tierra Santa, donde se habían desarrollado las escenas bíblicas tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. El Santo Sepulcro así como las iglesias donde los peregrinos iban a rezar a Jesús se encontraban en peligro por las afrentas diarias que “los infieles islamistas” ejercían en su contra. Varios estados europeos, alentados por el interés del Papado, se unieron para llevar a sus soldados hasta Palestina con la garantía papal de que la Guerra Santa serviría para redimir los pecados de quienes participasen en ella. Lo conseguirían un 29 de junio de 1099 cuando las tropas cristianas tomaron Jerusalén y se establecieron durante largo tiempo. Las Cruzadas no habían hecho más que comenzar. Durante los dos siglos posteriores aún cabrían siete más. La Defensa de los Territorios Santos fue la salvación de muchos que vieron en ella una oportunidad divina de ganarse su estancia en el Paraíso. “Dios lo quiere” fue el eslogan de la Guerra Santa, de las incontables batallas y desastres que arrastraron hasta la desgracia a la que no sólo fue el hogar de Cristo, sino también la añorada Tierra Prometida del Judaísmo o el último viaje a los cielos de Mahoma, el profeta del Islam.

Leer artículo completo ➜

India 2009: Crónica de un viaje iniciático (Capítulo 3)

Cabecera Viaje India por ti.

12 DE ABRIL: LÁGRIMAS DE MÁRMOL

TAJ MAHAL: OTRO SUEÑO CUMPLIDO

Se ha escrito y hablado tanto del Taj Mahal que es muy difícil quedarse con una definición, con un comentario o con una metáfora. Quizás fueron Rabindranath Tagore y Rudyard Kipling los que mejor absorbieron las sensaciones que emana aquel lugar para poder trasladarlas al lenguaje humano. El primero diría del Taj Mahal que es “una lágrima en la mejilla del tiempo” mientras que Kipling, el célebre autor del Libro de la Selva, apostillaría que “parece la encarnación de todas las cosas puras, de todas las cosas santas y de todas las cosas infelices”.

Leer artículo completo ➜

India 2009: Crónica de un viaje iniciático (Capítulo 2)

Cabecera Viaje India por ti.

11 DE ABRIL: AMBER A LOMOS DE UN ELEFANTE, LOS CENOTAFIOS REALES Y EL TEMPLO DE LOS MONOS

P1050357 por ti.

Leyendo el titular de este día uno puede pensar que estoy hablando de una de esas muchas novelas de aventura que narran las hazañas de intrépidos exploradores, de Willy Fogg o del Indiana Jones de turno. Nada más “próximo” a la realidad. En India no es complicado sentirse un “Héroe de Leyenda” (HdS dixit) si se exprimen las posibilidades casi ilimitadas que ofrece al viajero y que, por muy peliculeras que parezcan, son verdaderas y exóticas a partes iguales.

Leer artículo completo ➜

India 2009: Crónica de un viaje iniciático (Capítulo 1)

Cabecera Viaje India por ti.

9 DE ABRIL: UN DÍA EN LAS NUBES (Esto parece que empieza)

Se terminaron las conjeturas, las dudas, los temores, las gestiones de última hora. La fase siempre enriquecedora del pre-viaje puso su final durante la madrugada del 8 al 9 de abril donde sólo debía esperar que llegara la hora para marchar. Mi primer vuelo del día, Madrid-Ámsterdam (KLM) estaba previsto para las seis de la mañana, por lo que debía estar en el Aeropuerto aproximadamente dos horas antes para facturar. Eso nos lleva a las cuatro. Las calles aún sin poner y yo con un sueño que no me tenía en pie.

Barajas estaba realmente solitario, irreconocible. Aburrida espera, impaciencia por subirme al avión y poder dormir al menos un rato antes de llegar a Schiphol, el Aeropuerto Internacional de Ámsterdam, mi escala.

Leer artículo completo ➜

India 2009: Crónica de un viaje iniciático (Introducción y Guía práctica)

Cabecera Viaje India por ti.

INTRODUCCIÓN, PREPARATIVOS, TRANSPORTES, ALOJAMIENTO…GUIÓN DEL VIAJE MÁS ESPERADO

Namasté es una palabra bastante recurrente en India que se utiliza para expresar saludo, despedida, agradecimiento sincero así como para mostrar respeto, veneración, e incluso para iniciar un rezo. Su significado más literal es “te reverencio a tí” y suele ir acompañado gestualmente con las palmas de la mano juntas apuntando hacia arriba y apoyadas en el pecho. Más que una palabra normal y corriente es una filosofía con la que nos acercamos los unos a los otros como iguales, sin sentir superioridad alguna, iluminados por exactamente la misma luz. Es el respeto, es la admiración, es la concordia y el deseo de Paz hacia los demás, con los demás.

De esa forma, con mis palmas juntas, mis mejores deseos y mi respeto hacia tí, lector, quisiera comenzar este escrito pronunciando un Namasté, sentido y profundo. No veo mejor forma de iniciar la crónica de lo que he venido a llamar “un viaje iniciático a la India“.

namaste por ti.

¿Y por qué digo “iniciático”? ¿Supuso acaso la India un redescubrimiento de mí mismo? ¿Alcancé un mayor grado de conocimiento? ¿Sirvió para replantearme valores, prejuicios y temores? Quien sabe, es posible.
Leer artículo completo ➜

Crónica de un día en Corea del Norte: Viaje al Eje del Mal

Banner Corea del Norte por ti.

18 de Julio: VIAJE AL EJE DEL MAL. CRÓNICA DE UN DÍA EN COREA DEL NORTE

Era la Hora H del Día D, las 5:40 de la mañana del 18 de julio de 2008. Pero en aquel establecimiento de Gwanghwamun marcado como punto de encuentro en mis papeles no había absolutamente nadie. Únicamente un señor barriendo la calle que de vez en cuando volvía la vista como preguntándose qué demonios estaba haciendo allí. Cuando en el reloj marcaban las seis me empecé a preocupar e incluso llegué a pensar que me habían timado o se había cancelado el tour a última hora. De pronto una pareja de rasgos orientales charlaba con una chica también oriental unos metros más allá. Me acerqué y pregunté si tenían que ver con la agencia Gonsee y la visita a Kaesong. Con un escueto “Yes” obtuve la respuesta esperada. Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 10

Banner Corea del Sur por ti.

17 de Julio: REGRESO VIRTUOSO A LA DINASTÍA JOSEON

El cielo soleado y limpio de la mañana del jueves me hizo levantarme de la cama como un resorte. No hay nada mejor que un buen Sol para despertarse con ánimo, ganas e ilusión. Estaba exultante y feliz de poder disfrutar de una ciudad como Seúl, que tenía aún mucho que ofrecerme. El plan tenía suficientes alicientes como para no aburrirse y además no faltaban ni 24 horas para lograr uno de los retos viajeros más importantes de mi vida, entrar por un día a la impenetrable Corea del Norte. Eso si nada ni nadie lo impedía, por supuesto, porque de lo único en que podía confiar era en que estábamos a 17 de julio.

La ruta que había pensado constaba de tres fases bien diferenciadas para primera hora de la mañana, mediodía y tarde respectivamente: 1ª Colina Inwangsan (barrio chamanista) + Cárcel Seodaemun (Prisión japonesa), 2ª Monumentos de la Dinastía Joseon y 3ª Compras en Insadong. Lugares distintos de índole religiosa, política, histórica y puramente comercial, que componen un eje más que interesante que define de forma certera una completa excursión de un día por la Seúl más tradicional. Vamos allá.

Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 9

Banner Corea del Sur por ti.

15 de Julio: GOLGULSA Y YANGDONG, ESTANDARTES DE LA COREA MÁS TRADICIONAL

P1000451

Antes de comprar algo de desayuno en el supermercado de al lado fui directo al teléfono para llamar a los de la agencia Gonsee, con quienes había contratado mi tour norcoreano. Con mi inglés carabanchelero y con el inglés made in Corea del Sur de la chica que atendía el teléfono llegamos a la conclusión de que si nadie decía nada, debía estar el viernes en el punto acordado. Se habían suspendido sine die los tours a la Montaña Diamante, pero no los de Kaesong, por lo que no debía preocuparme. Aunque ese era un tema que se estaba tratando en las altas esferas políticas y no podía hacer más que estar atento a las noticias. O se daba un cierre total de fronteras o bien podía llevar a cabo “con normalidad” mi paso a Corea del Norte. De todo esto a mi familia no le había dicho absolutamente nada. Si ya de por sí no verían con buenos ojos tratar de pasar a uno de los países del famoso “Eje del Mal”, menos sería si días antes a una turista le habían pegado tres tiros por “salirse del camino”. Era algo suficientemente arriesgado, y más en las condiciones en que uno accede al interior del país y que contaré más adelante. Así que con calma más o menos moderada, salí fuera a proseguir con mi descubrimiento de la capital histórica y cultural de Corea del Sur. Como se suele decir, a otra cosa mariposa.

Lo de la dispersión monumental de Gyeongju es más una realidad que una opinión personal. Y para muestra los lugares visitados durante aquel martes 15 de julio: El Templo Golgulsa y la Aldea de Yangdong. Uno al sureste de la región y el otro al norte, casi fuera de los límites marcados en los planos. Medios de transporte diferentes que hacen que utilizando la base de la Estación de autobuses tengas que ir a un sitio primero, retornar a Gyeongju una vez terminada la visita, y otra vez a empezar. Con razón se necesita tanto tiempo para recorrer todo el área. No bastan ni dos, ni tres ni cuatro días. Es por ello que hay que ser sumamente selectivos y apostar por lo que más te apetezca conocer. Lo que está claro, a no ser que uno sea tan afortunado de no contar con límites de tiempo, es que es imposible verlo todo.

Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 8

Banner Corea del Sur por ti.

13 de Julio: EL DESEMBARCO DE BUSAN

Tres horas…únicamente tres horas en ferry separan Japón de la Península de Corea desde sus extremos más próximos. Aunque quizás la palabra ferry no sea la más adecuada porque el conocido como Beetle, que une el Puerto Internacional de Fukuoka/Hakata (Japón) con el de Busan (Corea del Sur), es más bien un Hydrofoil (Hidroalas pasándolo al castellano). La diferencia de un Hydrofoil con la de un barco normal y corriente está en puede elevar su casco para tomar velocidad debido a que posee unas “alas” en su base que lo sustentan y que no ofrecen tanta resistencia con las olas del mar como si no las llevara. Al quedar sumergidas tan sólo las hélices y el timón de dirección puede alcanzar velocidades superiores a los de una embarcación normal. Concretamente el Beetle, que navega entre 80 y 90 kilómetros por hora, invierte una tercera parte del tiempo que utilizan otros medios de transporte marítimos que cubren un recorrido similar. Sin duda es la forma más rápida y sencilla de cruzar al otro lado.

Leer artículo completo ➜

Viaje a Japón y las 2 Coreas: Capítulo 7

Banner viaje a Japón y las 2 Coreas por ti.

11 de Julio: 8 HORAS, 15 MINUTOS Y 17 SEGUNDOS

Viajar en tren bala por Japón es alucinante. El shinkansen es escrupulosamente puntual, amplio de espacios, sumamente confortable, silencioso y, por supuesto, veloz. Medio de transporte eficaz donde los haya, refleja perfectamente el desarrollo de un país que no deja de avanzar. Aquel viernes 11 de julio tomé no uno sino dos, y los trayectos fueron tan cortos que ni me enteré de la jugada. El primero salió temprano de la Estación Central de Kyoto con dirección Himeji, ciudad que hospeda el castillo más hermoso de Japón, cubriendo los 130 kilómetros que separan ambas poblaciones en 58 minutos de reloj. A mediodía aproximadamente salió el segundo desde la propia Himeji hasta Hiroshima en un trayecto mucho más largo (250 km) que realizó en un tiempo sorprendentemente similar al anterior (59 minutos). Ambos son destinos a los que muchos viajeros visitan en excursiones de un día teniendo a Kyoto u Osaka como base. Opción más que factible, aunque si se quiere añadir después la muy recomendable Isla de Miyajima es necesario contar con un día más para visitar los tres lugares. Eso era exactamente lo que yo tenía previsto en mis planes, aunque en vez de retornar a Kyoto me quedaría a dormir en Hiroshima, y así estaría más cerca de mi último puerto en Japón, Fukuoka, donde partiría el domingo a mi periplo coreano de una semana.

Leer artículo completo ➜