Rumbo a Myanmar (con larga escala en Bangkok)

Cerrar los ojos ante el preludio de un invierno largo y gris. Y de repente abrirlos y rendirnos a los colores, los aromas, el gentío, la espiritualidad y, por qué no decirlo, al caos más divertido. Una vez más salimos rumbo al Sudeste Asiático para vivir y sentir un viaje donde el choque cultural te golpea en la cara nada más aterrizar. Objetivo Birmania, la película protagonizada por Errol Flynn, se convierte en un amigable «Bienvenidos a Myanmar» con una ruta marcada por la improvisación y las decisiones a corto plazo en la que gozaremos desde un globo de los templos de Bagan, navegaremos por el Lago Inle o caminaremos por los verdes arrozales en Kalaw. La vieja pero reformada Rangón, así como Mandalay, serán nuestros puntos de entrada a este país de países, a un conglomerado de etnias y tradiciones que lo hacen único. Pero antes el aperitivo lo disfrutaremos en un stopover buscado y ganado a pulso, Bangkok. Un primer mordisco en Tailandia nos pondrá sobre la pista con las energías suficientes para experimentar esos pedacitos asiáticos que siempre nos han sabido reconfortar.

Monje budista en un monasterio

Me marcho con Rebeca ya mismo, este sábado, a conocer Myanmar así como la inclasificable Bangkok durante las próximas semanas. Cambiamos por un tiempo los colores del otoño europeo por los rigores de la época seca recién estrenada en el sureste de Asia. Regresamos por fin a nuestro continente preferido. 

Myanmar, la llave de las tradiciones

Llevo muchos años oyendo a viajeros decir que «algo muy especial» hallaron en Myanmar, que su gente es adorable y que guarda auténticos tesoros en su territorio. Un lugar donde infinidad de monjes budistas pasan por tu puerta cada mañana y la arqueología está viva de la mano de maravillosos templos. Un país en que los locales todavía sonríen de verdad cuando te ven. Pero, a su vez, un país que tras el tibio aperturismo de los últimos años se está transformando a pasos agigantados. Por supuesto que las cosas están cambiando en Myanmar, y como suele suceder en estos casos no sólo para bien. Ahora se escucha que cinco años aquí son un mundo y que durante la próxima década no lo va a reconocer ni el más fanático. Que Rangón (ahora Yangón) o Mandalay son otros y que el turismo llama cada vez más fuerte a la puerta. E inevitablemente las cosas no son igual.

Mapa Myanmar

Por eso mismo nos hemos decantado por este destino, porque queremos saborearlo con calma, estar allí en ese momento de cambio político y social (este domingo son las elecciones más importantes en décadas), y disfrutar de un lugar que no queremos que nos lo cuenten sino sentirlo por nosotros mismos.

Justo allí tengo un sueño desde que de niño devoraba con pasión los libros de Arqueología e Historia del Arte. Me refiero a Bagan, a sus cientos de templos y estupas buscando el cielo como recuerdo de un período de esplendor vivido siglos atrás. Esa especie de Angkor versión birmana me trae de cabeza las últimas semanas porque no veo el tiempo de llegar y recorrerlo de mil maneras. Algo que no pensamos perdernos es disfrutar de los templos a vista de globo, la primera vez tanto mía como de Rebeca, que ha decidido dejar atrás su miedo a las alturas para vivir uno de los momentos más especiales de todo viaje a Myanmar.

Pintura de Bagan (Myanmar)

Pero eso será sólo una parte de nuestra aventura, ya que nos moveremos por el río Irrawady o por el Lago Inle, recorreremos a fondo Yangón, Bago o Mandalay, nos asomaremos al Monte Popa y buscaremos esos atardeceres infinitos cada día. La cosa promete, la verdad. No podemos estar más impacientes.

Bangkok, stopover (y estreno)

Hemos conocido en estos años países surasiáticos como Vietnam, Laos, Camboya, IndonesiaMalasia o incluso Singapur. Sí, yo también me hago la pregunta. ¿Cómo demonios no hemos estado antes en Tailandia? ¿Cómo es que no conocemos Bangkok? En realidad me faltan las respuestas y entono el mea culpa. Así que antes de conocer Myanmar volamos a Bangkok para hacer una parada de cuatro días y así conocer la capital tailandesa y comernos un Pad Thai en un puesto callejero mientras hacemos una ruta hacia ninguna parte. Es nuestro deseo empezar a entender una ciudad convertida en todo un universo donde lo mismo sientes la paz en un templo budista que regateas como un loco en un mercado atestado de gente.

Y sí, es hora de hacer Tailandia poco a poco. Es un pastel al que sólo le vamos a dar un pequeño mordisco pero al que prometemos prestarle más atención de lo que hemos hecho hasta ahora. Todos tenemos un pecado y no haber ido a Tailandia es nuestra penitencia. Hasta hoy…

Tu postal de este viaje. ¡Pídela!

Nos gustaría agradecer el apoyo que nos dais en cada una de nuestras aventuras y por eso hemos pensado algo con lo que involucraros en este viaje. Y para ello vamos a recuperar la versión 2.0 de una tradición que se está perdiendo, que es enviar postales físicas (y no por Facebook o Whatsapp). Los diez primeros que dejéis un comentario bajo este post e incluyáis en el texto YO QUIERO UNA POSTAL DE VUESTRO VIAJE A MYANMAR (también vale YO QUIERO UNA POSTAL DE VUESTRO VIAJE A BANGKOK) recibiréis una postal en vuestra casa desde uno de los destinos de nuestra aventura por el Sudeste Asiático. En cuanto podamos nos pondremos en contacto con vosotros por e-mail para solicitaros la dirección donde queréis que os hagamos el envío (*válido para España). Nota: Ya hemos superado el número de peticiones. ¡Enhorabuena a los primeros en hacer vuestra solicitud!

Monjes budistas

Vamos a utilizar una aplicación para móviles que está bastante chula y ya hemos probado antes. Se llama Mi Post@l. Se trata de un producto de Correos en el que a través de fotografías tomadas con el teléfono móvil se pueden hacer postales online que después se transforman en algo físico, que es lo que termina llegando al buzón de toda la vida. Es decir, ya no hay que comprar postales ni sellos en el destino en que estemos y esperar a que llegue a su destinatario en semanas, sino que en cuestión de días podéis hacer llegar vuestras fotografías en formato postal a quien se lo deseéis enviar. Es una app gratuita y válida tanto para iOS (descarga aquí) como para Android (descarga aquí). También para teléfonos Samsung (descarga aquí).

Imagen

Así que elegid desde dónde queréis que os enviemos una postal (Myanmar o Bangkok) porque lo haremos muy gustosamente. Y será con una imagen tomada por nosotros de algún rincón especial de esta aventura asiática.

Sigue nuestro viaje a Myanmar y Bangkok

La aventura arranca este mismo sábado. Sólo queda disfrutar. Atentos a las redes sociales de El rincón de Sele, que utilizaremos para contaros en directo este viaje mientras haya wifi desde la que conectarnos. Y a la vuelta daremos buena cuenta de lo que acontezca en este viaje. Que va a ser mucho…

Instagram de El rincón de Sele

Se terminaron las esperas. ¡Ya estamos rumbo a Myanmar vía Bangkok!

Sele

+ En Twitter @elrincondesele ; Canal Facebook ; En Instagram @elrincondesele

PD: Una vez regresado de esta gran aventura no te pierdas la recopilación de 50 consejos útiles para viajar a Myanmar. Y para ver todo lo publicado hasta ahora sobre el país en El rincón de Sele pincha en la imagen:

Todo sobre el viaje a Myanmar en El rincón de Sele

email

28 comentarios en “Rumbo a Myanmar (con larga escala en Bangkok)

  1. Yo quiero una postal de vuestro viaje a Myanmar!!!! Pasadlo en grande y Dejadnos fotitos para ver esos sitios fantásticos!!! A disfrutar!!!

  2. OS VA A ENCANTAR BANGKOK!!!! YO VI UNA ESQUINITA DE MYANMAR…..DESDE EL TRIANGULO DE ORO…ASI QUE……..YO QUIERO UNA POSTAL DE VUESTRO VIAJE A MYANMAR!!!! A DISFRUTAR A TOPE, PAREJA!!!!

    1. Marchando una postal de Bangkok para Jerez. Rosa, tienes un e-mail donde te pido la dirección postal. Los de Bangkok seréis los primeros en recibir la postal, ya que el domingo estaré ya por allí desde bien temprano. Gracias!!!

  3. Sé que ya llego tarde, pero por si acaso… ¡Yo quiero una postal de vuestro viaje a Myanmar!
    Yo acabo de abandonarla y ya la echo de menos… ¡Veréis que es especial! 🙂
    Y me ha encantado la app para hacer postales, ya mismo estoy descargándola.
    Disfrutad mucho. 😉

  4. Vaya vaya, hasta aquí las peticiones de postales. Muchísimas gracias a todos por vuestra participación y vuestros mensajes. Atentos estos días al Rincón de Sele porque pueden surgir más posibilidades.

    En unas horas nos subimos al avión. Allá vamos Asia!!!

    Sele

    1. Vayaaa…. me he quedado sin postal! eso me pasa por leerte tarde!! Myanmar es el país que más pendiente tengo!! qué ganas de ir, de disfrutalo… así que seguir tu viaje me está encantando 😉

  5. Disfrutad de Myanmar. Yo estube en 2011. No había turistas y era un mundo diferente aun sin explotar.
    Si podéis ir acercaros a la roca dorada….disfrutad. un abrazo desde palencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.