Guía práctica del viaje a Indonesia - El rincón de Sele

Blog

Guía práctica del viaje a Indonesia

Print Friendly, PDF & Email

Que Indonesia se ha convertido por méritos propios en uno de mis países preferidos es un hecho. Sin duda está entre los países más completos de todos en los que he estado hasta ahora, dado que es capaz de aglutinar todas y cada una de las exigencias que un viajero de la más diversa índole podría tener. Intentaría definir Indonesia con un sinfín de sustantivos y adjetivos con los que terminaría quedándome corto. Selvas, historia, arrecifes de coral, templos, tropical, tribus, arrozales, volcanes, biodiversidad, buceo, trekking o fiestas son los primeros que me vienen a la cabeza. Variopinto y auténtico como pocos, confín de los siete mares y de viejas leyendas de dragones y otras bestias aladas, selva virgen y hogar de etnias casi inaccesibles que imploran su pertenencia a la misma Madre Naturaleza. Al igual que los orangutanes, las panteras o los tigres, que se resignan a ser un mero recuerdo pintado en un lienzo.

Orangután de Borneo (Indonesia)

A lo largo de tres semanas pudimos viajar por Java, Borneo, Bali, Flores y otras islas del archipiélago de Nusa Tenggara como Rinca, Komodo e incluso otras que no son más que una gota de agua en el Océano. Y ahí precisamente quiero que regresemos todos juntos cuanto antes. Es mi intención que podamos revivir nuestra aventura en Indonesia por medio de una guía práctica así como de detalladas crónicas, siempre salpicadas con numerosas imágenes tanto fotográficas como videográficas que pondremos a vuestra disposición. Trataremos de hacer más cortos los miles y miles de kilómetros que nos separan de este paraíso para poder conocerlo mucho mejor y saber qué ver o hacer en Indonesia. Como siempre la intención primera y última de esta recopilación de consejos y relatos busca ayudar a otras almas viajeras que tengan pensado viajar hasta allí más pronto que tarde.

Os animo, por tanto, a que abráis bien los ojos y dejéis sitio en vuestra maleta de sueños a los simpáticos orangutanes, a las noches de eterna sinfonía de Borneo, a las estatuas de Buda cuya mirada se pierde más allá del volcán, a los tejados de paja y bambú de las chozas de los Ngadas, a las afiladas garras de un dragón tan real como la vida misma o a los maravillosos campos de arroz que reverdecen aún más si cabe el paisaje de miles y miles de islas. Muchas veces digo que “Viajar es invertir en vida”. Y vida es precisamente lo que Indonesia nos ofrece en su tarro de las esencias.

 NUESTRA RUTA EN INDONESIA: MAPA Y LUGARES VISITADOS

P1160064

Se pueden preparar decenas de largos recorridos por el país y no parecerse prácticamente ninguno de ellos. Eso es lo mejor de todo, que en función de apetencias, gustos, economía y tiempo que uno tenga se tiene la posibilidad de exprimir su jugo a conveniencia. Nosotros nos decantamos por seguir una serie de lugares que hemos considerado imprescindibles en Indonesia. Ahí está la fascinación que me queda de este país, que sea como sea el viaje siempre se quedará corto. Siempre habrá ganas de más.

En el siguiente mapa resumo nuestra ruta:

Y he aquí un inciso de los principales lugares que visitamos y que sobre los daré cuenta sobradamente en los relatos que resumirán nuestro viaje:

+ JAKARTA: Simplemente fue nuestro punto de entrada y salida del país. Esta superpoblada ciudad (una de las que más lo están del mundo) tiene comunicaciones con todo el país. Nada más llegar a su aeropuerto tomamos un taxi a la Estación de trenes de Gambir para salir lo antes posible a Yogyakarta en tren nocturno. Algo que parece fácil pero que terminó siendo una verdadera hazaña.

P1140716

+ YOGYAKARTA: Esta ciudad ubicada en la región central de Java se la considera el “elixir” cultural y artístico de la Isla. Su acceso sencillo a las construcciones de Prambanan y Borobudur, por poner dos ejemplos, hacen que sea un clásico básico en los viajes a Indonesia. Asímismo tiene un desarrollo comercial fuera de toda duda. Junto a Bali su industria de artesanía es la más potente del país. Yogyakarta o Jogjakarta (se puede escribir de las dos maneras) es el núcleo perfecto para desarrollar distintas incursiones y rutas por Java y por ello está bastante preparada para recibir turismo. La ciudad en sí cuenta con algunos atractivos (Palacio del Sultán, mercados…) , pero realmente es lo que está fuera de la misma lo que puede llamar más la atención del viajero. De Yogya a Borobudur, a Prambanan, al Volcán Bromo, a Dieng… Buena comunicación por carretera, avión y ferrocarril, lo que hace que ésta sea uno de los primeros pasos a dar en Indonesia.

+ TEMPLOS DE PRAMBANAN (y aledaños): Asombrosos Templos hindúes a 15 kilómetros de Yogyakarta que recuerdan a los de Angkor. Sus torres emergen tras los árboles desde el Siglo X y desde hace casi veinte años forman parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad.  Junto a Borobudur es lo más visitado de Java. Lo es con suma justicia porque está considerado como una de las obras maestras de la arquitectura hindú. En su día fue la base espiritual y religiosa del Imperio Javanés. No hay más que darse una vuelta por ellos (junto a miles de turistas indonesios) y observar detalladamente las historias narradas en sus muros para estar de acuerdo con que son una auténtica maravilla. La recreación del universo hindú sobre las piedras.

Además de los templos principales de Prambanan (Candi Prambanan, Candi Bubraw y Candi Sewu) que se alzan en el mismo recinto (y misma entrada), visitamos otros aledaños que merecen bastante la pena tales como los de Plaosan, Candi Sari, Candi Kalasan o Candi Sambisari. A estos no va prácticamente nadie aunque también cuenta con más de mil años de antigüedad.

P1140919P1140943

Para realizar una ruta de un día completo por estos templos hindúes recurrimos a un coche con conductor (coste aprox: 400.000 rupias), ya que de todos ellos sólo los de Prambanan están relativamente bien comunicados por transporte público.

+ BOROBUDUR: El monumento budista más grande del mundo construído allá por el 850 D.C está intacto gracias a un volcán que lo cubrió de cenizas. Ese milagro (Patrimonio de la Humanidad) nos ha dejado a la vista en un paraje frondoso de selva y montañas una inmensa estupa piramidal con cientos de estatuas de Buda y kilométricos relieves que finalizan en un punto final que representa la cúspide de la perfecta vida de un budista. Personalmente en lo que a monumentos se refiere, Borobudur es de los lugares históricos más impresionantes que he visto en mi vida, a nivel de los más grandes y de los que están considerados como Maravillas de la Humanidad.

Se encuentra a una hora de Yogyakarta. Lo combinamos con la Meseta de Dieng en una ruta de un día completo en vehículo con conductor (precio alquiler aproximado 400.000 rupias).

borobudur

+ MESETA DE DIENG (DIENG PLATEAU): A casi cuatro horas en coche desde Yogyakarta se encuentra este área de grandes volcanes, fumarolas, lagos color turquesa y milenarios templos budistas. Nos lo encontramos cubierto de niebla, con unas temperaturas algo frescas y supurando humo y azufre del suelo. A 2000 metros del nivel del mar hay otra Java, otros paisajes, otras costumbres, sin la décima parte de visitantes que uno puede ver en Yogya. Nos pareció una zona muy especial en la que uno puede extenderse durante dos o tres días. Ideal para trekkings y para los amantes de los volcanes. Los cráteres de agua hirviendo burbujean junto a viejos templos extraordinariamente conservados.

P1150095P1150101

Lo combinamos con Borobudur en un viaje de un día en coche alquilado con conductor (aprox 400.000 rupias)

+ PARQUE NACIONAL TANJUNG PUTING (KALIMANTAN): Particularmente me pareció el momento cumbre del viaje. Tres días en klotok (barco) por una de las más profundas y exuberantes selvas de Borneo es algo difícil de olvidar. En esta fase los protagonistas fueron los orangutanes, a quienes tuvimos la suerte de tener realmente cerca. Nos enamoramos literalmente de estos grandes simios asiáticos, los cuales sobreviven únicamente en Sumatra y en la Isla de Borneo, y quienes desplegaron ante nosotros todos sus encantos en aquellos rincones de Naturaleza virgen.

Los orangutanes no fueron los únicos invitados del Parque. También lo fueron otros como los monos narigudos, los macacos de cola larga, algún que otro varano nadador e incluso el ave rinoceronte surcando la pureza de sus cielos. El río, la foresta, la Madre Selva en su máxima expresión… lo que muchos soñábamos de Borneo y aún no ha formado parte de la  tala que se está comiendo la isla.

P1150382

Llegamos al Tanjung Puting en un klotok tomado en la ciudad ribereña de Kumai, a la que accedimos en un vuelo interno Semarang – Pangkalan Bun (Trigana Air).

+ ISLA DE BALI: Aproximadamente un tercio del viaje estaría destinado a esta isla con una personalidad y P1150804un carácter muy definido dentro del conjunto de Indonesia. Bali es otra Historia, otra Religión, otra Cultura nacida de la mezcla del hinduísmo con las creencias autóctonas en otros Dioses del bien y del mal que procuran tener siempre contentos. Muchas veces se identifica a Bali con playas paradisíacas, resorts de lujo y surf, pero ese es tan sólo una de sus facetas ubicadas más al sur (En Kuta o Legian). Nosotros nos decantamos explorar la isla desde Ubud, un núcleo más central, repleto de Naturaleza y Arte, que nos permitió saborear las tradiciciones puramente balinesas. Arrozales dispuestos en terrazas , templos extraordinarios, monstruos en piedra custodiando las entradas, santuarios en pleno campo, coloridos sarongs vestidos por doquier, monos en bosques encantados, lagos y volcanes… ese es también Bali. Aunque nos asomaríamos a su cara más veraniega, la de las playas, en la última etapa del viaje.

Realizamos muchos de los recorridos por la isla mayoritariamente en coche con conductor, que nos vino a costar entre las 250.000 y las 300.000 rupias por día completo (aprox 25-30€). De esa forma logramos incidir en muchos vericuetos fantásticos y detenernos en muchos de sus parajes. Pura Besakih, el Lago Bratán, las Cuevas Goa Lawah y Goa Gajah, Pura Kedeh, Taman Ayun, el Bosque Sagrado de los Monos, Tana Lot, Uluwatu, Semarapura son algunos de los lugares que no quisimos perdernos.

Esta es una isla capaz de contentar a cualquier clase de viajero con distintas expectativas. Y a nosotros nos entusiasmó por muchas razones.

P1150859P1160257

Accedimos a Bali por avión desde Jakarta (Batavia) en la primera ocasión y Labuanbajo (TransNusa), en Flores, la segunda. El Aeropuerto de Denpasar es Internacional y recibe vuelos constantemente desde muchos puntos de Indonesia y de ciudades extranjeras.

Más abajo, en la sección de transporte, hablamos de la posibilidad de reservar coche con conductor en Bali (de habla hispana) con antelación y a buen precio.

+ ISLA DE FLORES: Volando desde Bali llegamos a la ciudad de Maumere, ubicada casi en el extremo oriental de esta isla que también late con corazón propio. En un coche de alquiler (con conductor) hicimos una travesía de varios días hasta el oeste recorriendo su orografía de montañas y valles. La Trans-Flores Highway, como se le llama a una carretera infernal llena de curvas y baches, fue un viaje en sí mismo por lugares como el volcán Kelimutu (con sus tres lagos de colores), el cual no soltó la niebla un momento, los poblados de los Ngadas, de tradición animista, situados en las faldas de otro volcán, el Inerie, o por extraños arrozales diseñados como una pura tela de araña. De ahí a terminar en su extremo occidental, Labuanbajo y su bahía repleta de islas, aguas cristalinas perfectas para el buceo y base ideal para ir a otras islas tales como Rinca y Komodo, famosas por albergar al famoso dragón de Komodo.

En realidad Flores supuso una fase que no llevamos tan preparada y en la que la improvisación fue una clave importante y de la que no nos arrepentimos en absoluto. Y es que es otra Indonesia menos explorada, donde aún los niños salen corriendo detrás tuyo para saludarte y la Naturaleza es frondosa a más no poder. Incluso fue morada de una especie de homínido al que se le llama “el Hobbit de Flores”…

P1160651P1160965

+ ISLAS DE KOMODO Y RINCA: Decir Komodo es decir “dragones”. Y ver a uno de estos varanos que pueden alcanzar los tres metros de longitud era uno de nuestros mayores objetivos. En una ruta en barco de pesca que duró dos días partiendo desde Labuanbajo (Flores) accedimos a ambas islas para hacer trekking y “perseguir” a este animal que parece venido de otro mundo u otros tiempos. La misión la cumplimos, sobre todo en Rinca, donde vimos nada menos que seis imponentes dragones.

Además aprovechamos para hacer snorkelling en las consideradas como una de las mejores aguas y arrecifes de coral donde poder tener un encuentro directo con la fauna marina. La propia Komodo o islitas minúsculas como Bidadari o Sabolo, ubicadas a 45 minutos de Labuanbajo, nos mostraron tras las gafas, el tubo y las aletas, un mundo submarino espectacular.

P1160819

Nunca olvidaré que junto a la isla de Komodo, apostado el barco y cayendo los últimos rayos de Sol del día, miles de murciélagos (Flying Fox, zorros voladores) llenaron el cielo con sus aleteos para ir en busca de la noche. Aquella fue una experiencia inmensa.

P1160836

EL ALOJAMIENTO DURANTE EL VIAJE. NUESTROS HOTELES EN INDONESIA

La tónica general del alojamiento durante el viaje ha sido la de precios bastante asequibles. Respecto a la calidad de los hoteles, excelente en Bali y Yogyakarta y bastante mediocre en la Isla de Flores. Esto está en función, claro está, de una determinado desarrollo e infraestructura turística, obvio en Java o en el paraíso balinés, y no tanto en Flores.

Algunos de los hoteles los reservamos con antelación (en Yogya, Ubud o Legian), mientras que los de la Isla de Flores los encontramos sobre la marcha. He aquí los lugares donde nos hospedamos:

+ Londres: Belgrave House Hotel (25 Libras pers/noche). 2 de julio. Uno de los muchos hoteles corrientes y molientes cercanos a la Estación de Victoria. Lo mejor sin duda es la comunicación que tiene. La cama era cómoda aunque no disponía de baño privado, algo que si está presente en cuartos más caros.

+ Yogyakarta: Hotel Istana Batik Ratna (14€ pers/noche). 5, 6 y 7 de julio. Junto a la Estación de Tugu, la más importante de la ciudad, se encuentra este hotel de trato exquisito y buenas prestaciones. La habitación era grande pero sencilla. Dispone de piscina y un magnífico restaurante. Wi-Fi gratuito. Por las mañanas preparan unas tortillas de verduras deliciosas. Muy buena relación calidad/precio, aunque es más barato si se reserva por internet. Es de los primeros en llenarse de Yogyakarta, por lo que no está mal dejarlo cerrado antes de viajar. Se puede pagar con tarjeta de crédito.

P1140726

+ Ubud (Bali): Sri Bungalows Hotel Bali (22€ pers/noche). 10 a 16 de julio. Ubud fue nuestra base para explorar la isla de Bali y los Sri Bungalows, bien situado a medio camino de la calle principal de la ciudad y del Bosque Sagrado de los Monos, un bonito regalo para conformar nuestra mejor estancia. La habitación era amplia, luminosa, con vistas a la piscina. Aire acondicionado, mobiliario y decoración puramente balinesa. El Wi-fi es gratuito. Y su personal fue realmente amable con nosotros durant el tiempo que allí estuvimos. El único pero se lo pongo a los desayunos, realmente flojos y de poco contenido.

P1150655P1150657

+ Kuta / Legian (Bali): Balisani Padma Hotel (22€ pers/noche). 23 de julio. Nuestro último hotel del viaje estuvo en la zona de Legian, hiperturística y de sentido playa/surf/fiesta. El hotel en sí es excelente en lo que a calidad/precio se refiere. Piscina (con chiringuito dentro), restaurante, sala de masajes, zona de baile… Y la habitación pequeña pero realmente limpia, con una cama comodísima de esas en las que tardas diez segundos en caer dormido. Bañera en la habitación, algo poco usual, al parecer, en Indonesia. Los desayunos fueron los mejores con que nos encontramos en el viaje. Un factor en contra, no tenía wi-fi, cuando es un servicio muy común en la isla de Bali.

P1170013P1170014

+ Moni (Flores): Sao Ria Wisata (6€ pers/noche). 16 de julio. Lo que podían ser unos preciosos bungalows asomándose a las faldas del volcán Kelimutu es en realidad una pequeña recreación de la casa de los horrores. Nuestra habitación era terrorífica, sucia, con muchos bichos rondando y un cuarto de baño deleznable donde bailaban las arañitas. Por la mañana había babosas trepando por la pared. Cuando nos sirvieron el desayuno vimos una cucaracha de color rojo en uno de los tazones. Grabamos un par de vídeos que cuando los publique en el relato en cuestión, la carcajada os la garantizo. Nunca olvidaremos el Hotel Sao Ria Wisata y sus camas de girasoles húmedas como ellas solas. Lo peor de todo es que la tónica en Moni es similar, por lo que hay que ir con la lección aprendida, apretar los dientes y… sobrevivir.

+ Bajawa (Flores): Korina Hotel (aprox 10€ pers/noche). 17 de julio. Después del cuchitril de Moni, este de Bajawa fue una bendición. No era nada del otro mundo pero al menos estaba limpio, algo difícil de encontrar en esta zona. Había habitaciones más baratas pero ahí la ponzoña ya te come, por lo que por un poco más pudimos estar relativamente cómodos. Uno de los mejores restaurantes de la ciudad, el Restaurante Lucas, está al lado, por lo que no tuvimos mucho que buscar para comer bien. Sin agua caliente.

+ Ruteng (Flores): Sindha Hotel (aprox 7€ pers/noche). 18 de julio. La habitación standard no estaba nada mal en absoluto. Estaba limpia, que esas alturas era lo que nos importaba. Lo corriente y necesario para un lugar de paso como fue Ruteng. Había cuartos más baratos (Economy class) y más caros (VIP). Lo encontramos sobre la marcha. Sin agua caliente.

+ Labuanbajo (Flores): Gardena Hotel & Restaurant (aprox 10€ pers/noche): 19, 21 y 22 de julio. Lo mejor su emplazamiento frente a la Bahía de Labuanbajo, donde pudimos ver atardeceres espectaculares. Las habitaciones son sencillas, sin aire acondicionado (disponen de ventiladores), pero suficientes después de otear otros hoteles junto al puerto. Al agua de la ducha le costaba salir (no había agua caliente) y el baño en general era bastante cutre. El personal tenía un comportamiento un tanto extraño, con un empanamiento mental inexplicable para un hotel de cierto nivel en la ciudad. Hay que asegurar mucho la reserva porque cuando menos te lo esperes se la dan a otro. Por otro lado tengo que decir que su restaurante es maravilloso, con buena calidad/variedad/cantidad, que las vistas son preciosas, y que son muy eficaces a la hora de contratarles excursiones para visitar Komodo y/o Rinca o para salir a hacer buceo/snorkelling.

Fueron “hoteles improvisados” los asientos del tren Ekspresso Jakarta-Yogyakarta, el klotok a través del Río Sekonyer (Tanjung Puting, Kalimantan) o la embarcación con la que nos trasladamos a Rinca y Komodo.

MEDIOS DE TRANSPORTE UTILIZADOS DURANTE EL VIAJE

AVIÓN

Indonesia tiene la particularidad de ser un mar de islas, y algunas de estas muy grandes, por lo que en los viajes a este país es más que recurrente subirse a un avión. En nuestro caso tomamos seis vuelos internos, ya que utilizando otros medios (ferry, tren, bemo, bus, coche) hubiésemos requerido de mucho más tiempo del que disponíamos. Afortunadamente las islas están bien comunicadas y los vuelos no son demasiado caros, aunque cuentan con un inconveniente, que en algunas ocasiones (cada vez menos) las compañías aéreas locales no aceptan la compra de billetes por medio de tarjetas de crédito extranjeras. Eso sucedió durante nuestro viaje, que sólo aceptaban las tarjetas indonesias, lo que suponía que, o bien, recurríamos a un intermediario desde España (agencias con página web) o nos la jugábamos in-situ y las comprábamos allí mismo en una agencia o en las oficinas de las compañías locales a sabiendas de que no puede haber plazas o las existentes se hayan encarecido. En un viaje largo, sin tantas exigencias de control de tiempos, recomendaría hacerlo in situ, pero en uno de tres semanas en las que teníamos que ajustar fechas para abarcar los objetivos planteados, vi necesario tener las reservas efectuadas con antelación.

Nuestros billetes de avión los encargamos a la agencia Come2Indonesia, ya que tiene la particularidad de que atienden peticiones en castellano. Nos pusimos en contacto tras la recomendación de una amiga con uno de sus responsables, Norberto Rodríguez, un chico canario que vive en Indonesia, y él se encargó de gestionarnos la compra de los billetes. Y realmente su actuación fue rápida, seria y responsable en todo momento, surtiéndonos de toda la información que le solicitábamos.

Finalmente contratamos  los siguientes vuelos internos:

+ Semarang – Pangkalan Bun (Kalimantan) con Trigana Air (700.000 Rupias)

+ Pangkalan Bun – Jakarta  con Trigana Air (700.000 Rupias)

+ Jakarta – Denpasar (Bali) con Batavia Air (500.000 Rupias)

+ Denpasar – Maumere (Flores) con Batavia Air (950.000 Rupias)

+ Labuanbajo (Flores) – Denpasar (Bali) con Transnusa Air (900.000 Rupias)

+ Denpasar (Bali) – Jakarta con Lion Air (690.000 Rupias)

Indonesia tiene fama de que sus aerolíneas no son La “crème de la crème”  precisamente, de que los retrasos y las cancelaciones están a la orden del día y de que los aviones son de juguete. Voy a romper una lanza a favor de las compañías aéreas indonesias. Nuestra experiencia ha sido extraordinariamente positiva. Los aviones eran de primer nivel, algo más pequeños como es normal para vuelos cortos, y en ningún caso hemos tenido un retraso superior a diez o quince minutos. La atención de la tripulación ha sido, además, excelente. Todo hay que verlo en una escala inferior a la que estamos acostumbrados. No podemos pretender que el Aeropuerto de Pangkalan Bun sea el de Heathrow y volar en Airbus para hacer un recorrido de cuarenta minutos. Rebeca, que tiene verdadero pánico a volar, terminó reconociendo que le habían sorprendido los aviones muy positivamente. Y esa es una señal de la que fiarse. Hacedme caso que sé lo que me digo.

Por supuesto, de alguna forma tuvimos que llegar a Indonesia y marcharnos de vuelta a casa. Ida y Regreso Londres – Jakarta con Emirates por un precio bastante bueno de 520€.

TREN

Lo utilizamos tan sólo en una ocasión, para viajar de noche entre Jakarta y Yogyakarta. Los trenes indonesios tienen casi tantas clases como los indios, por lo que se puede estar muy bien, regular y hecho polvo. Hasta ahí todo normal. Lo peor es que en trayectos muy transitados como el que os estoy hablando de Jakarta a Yogyakarta y otros, conseguir billetes puede ser una odisea. Y es que siempre están agotados porque acaban en manos de hoteles, agencias y reventas, por lo que sólo a pocos minutos de salir el tren, pueden volver a las manos de las oficinas de venta de billetes de la Estación. Es decir, los reventas “revenden” los que les sobran, por lo que para una compra en el día “te la juegas” para subirte al tren o no. Nosotros después de varias horas haciendo una cola estúpida en la Gambir Station, conseguimos una plaza en business (porque supuestamente no había para otras zonas, cosa que dudo).

De todas formas la Isla de Java, debido a sus dimensiones y a gozar de la mayor parte de las inversiones públicas, es la única con una red medianamente decente de ferrocarriles.

AUTOMÓVIL

La diferencia entre alquilar un coche sin más y hacerlo con conductor es de muy pocas rupias. Por lo que si uno quiere ir seguro (conducción un tanto delicada la indonesia), evitar algún que otro soborno policial y no tener que caer perdido en el arrozal del tío Manolo, creo que compensa utilizar coche privado con conductor. Si viajan dos o más personas es el medio más eficaz para llegar a los sitios y exprimir mejor el tiempo. Normalmente va la gasolina incluida, y en algunos casos incluso las tasas de los distintos aparcamientos (por ejemplo en Bali).

Encontrar conductores particulares que estén dispuestos a llevarte a los sitios tras una intensa de negociación de unas rupias más aquí y unas rupias menos allá es facilísimo. Se te ofrecen en la calle y si no no hay más que preguntar en un hotel, en una agencia local de las miles que hay.

Nosotros los utilizamos en numerosas ocasiones. Por ejemplo para visitar los templos de Prambanan, hacer Borobudur y Dieng, ir a Semarang para tomar un avión a Borneo, recorrer Bali por completo o viajar de una punta a la otra de Flores. El precio siempre del recorrido (kilómetros, duración, si hay que pagar estancia al conductor, etc.) que se piense hacer.

COCHES CON CONDUCTOR EN BALI (Y LA POSIBILIDAD DE RESERVAR POR ADELANTADO)

Bali, Java o Lombok son uno de esos destinos en Indonesia donde viene muy bien contar con un coche con conductor para aprovechar al máximo la estancia en la isla. Afortunadamente existe una joven empresa española llamada Routive que se ocupa de poner en contacto a los viajeros con conductores profesionales tanto de habla hispana como inglesa.

En este caso la ventaja es poder contar con un conductor de total garantía (podéis elegir que hable castellano o inglés fluido) y una empresa que está al otro lado y te da soporte durante todo tu viaje. La gente de Routive puede echaros un cable a la hora de preparar un itinerario lógico, proveeros de un conductor que ha pasado un proceso de selección y, si hubiera algún problema, pueden cambiar de chófer y vehículo de manera inmediata.

 

Sele en un coche en Bali

 

El precio por día (válido hasta siete personas) incluye la disposición disponer de conductor hasta diez horas con gasolina y aparcamientos incluidos. También ofrecen la posibilidad de hacer rutas de media jornada a un precio realmente competitivo (y así aprovechar la piscina del hotel o darse un buen masaje).

Sus rutas son 100% personalizadas así que tenéis total libertad para elegir dónde queréis que os recojan, a qué hora, lo que queréis ver, dónde comer, etc.. Es ideal también para el que no tenga muy claro el recorrido y prefiera que le den recomendaciones tanto previamente como sobre la marcha.

 

Más información en www.routive.com

NOTA: Son muy majetes, te contestan enseguida el correo y te ayudan muchísimo a planificar tu estancia en Bali, Java o Lombok. De verdad, os los recomiendo.

Las carreteras indonesias son de otro costal, sobre todo las de Flores, que parecen sacadas de un videojuego de automoción peligrosa.

BARCO

Moverse por el agua es algo tan excitante como necesario en Indonesia. En nuestro caso tomamos, por ejemplo una embarcación (klotok) para recorrer el río Sekonyer en Borneo durante 3 días y 2 noches en las que teníamos capitán e incluso cocinero (se suele incluir en el pack). Es la única forma de acceso al Parque Nacional de Tanjung Puting y de dormir en el interior de la selva. El precio aproximado fue de 2.000.000 de rupias (entradas y papeleos incluidos)

P1150132P1150134

Igual de apasionante fue hacer en dos días y una noche las islas de Komodo y Rinca, algo que contratamos sobre la marcha en la ciudad costera de Labuanbajo, en Flores por 1.600.000 rupias en total (comidas incluidas) a dividir entre nosotros dos.

Ir a una isla desierta (Sabolo Island) y pasarnos el día entero snorkeleando vino a costar 500.000 rupias, a dividir entre tres personas que fuimos para allá.

Dormir en cubierta tanto en Kalimantan como en la pequeña isla de los murciélagos (junto a Komodo) fue de lo mejor del viaje.

BECAK

Becak es el nombre indonesio del ciclorickshaw, es decir una bicicleta de tres ruedas con una capota en la que caben dos personas y está dirigida por la tracción humana de un conductor que se pone detrás a pedalear. Durante el viaje hicimos uso de este medio de transporte en la ciudad de Yogyakarta pagando un total de 10.000 rupias o 20.000 rupias (menos de 1€ ó menos de 2€) en función de que las distancias a recorrer fueran menores o mayores (y de la negociación que se tenga con el conductor). Sin duda es un transporte barato y variopinto que tan sólo había utilizado un par de veces en la ciudad india de Benarés.

P1140731a

BEMO

Es el medio de transporte más utilizado en Indonesia por los locales para hacer trayectos por carretera. Son minibuses (en el mejor de los casos) o furgonetas que van recogiendo viajeros para hacer determinados recorridos. Suelen salir cuando se llenan y, aún así, se va subiendo más gente, lo que hace muy normal que haya pasajeros subidos al techo. Aquí caben los animales y no es difícil ver cabras, cerdos o perros apelotonados, o con suerte atados con una cuerda al techo.

No es lo más confortable del mundo precisamente pero sí uno de los más baratos. Nosotros lo probamos en un trayecto corto en el que casualmente no subió demasiada gente al ser temprano.

LA CASA DE CAMBIO: MONEDA UTILIZADA EN INDONESIA

En el país la moneda oficial es la Rupia Indonesia. Los precios de esta guía están dados con la cotización de entonces (1€=11.200 IDR en 2010), pero actualmente 1€ equivale a 14.466 rupias, por lo que es mejor que entonces si bien es cierto los precios de algunos servicios han subido. Estas cosas son muy variables por lo que recomendamos consultar la cotización en alguna página web antes de marcharnos.

Nosotros cambiamos euros por rupias en el Aeropuerto de Jakarta, aunque no faltan casas de cambio en las ciudades medianamente importantes.

El dólar y el euro se aceptan para muchas compras, aunque tienden a equiparar una moneda con la otra, por lo que no beneficia a los que llevan los euros. Mi consejo es utilizar rupias y dejarse, por si acaso, algún dólar/euro, que siempre puede sacar de algún apurillo.

Importante también es el tema de los cajeros. En sitios no demasiado turísticos muchos de los bancos no aceptan sacar dinero con tarjetas de crédito extranjeras. Lo vimos, por ejemplo, en Flores, donde no se podía sacar de un cajero en Labuanbajo y para ello había que irse a Ruteng, a unas cuatro horas de allí. Obviamente en la isla de Java y el Bali este problema no sucede. Hay que procurar, de todas formas, asegurarse el efectivo antes de emprender una ruta medianamente larga en la que uno va a salir de los núcleos de población principales.

En Bali y en Java se podía pagar el alojamiento con tarjeta de crédito, aunque hacen un sobrecargo del 3% del total, que es en realidad lo que le cargan los bancos a los hoteles.

Otro consejo es no irse de Indonesia con demasiadas rupias ya que en otros países que cambien esta moneda (que no son muchos precisamente) no tienden a aplicar una cotización real. Así en Dubai como en Londres nos propusieron un cambio nada beneficioso para nosotros.

VISADO, VIGENCIA DEL PASAPORTE, TASAS DE SALIDA Y DE EMBARQUE

ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE: JUNIO 2015

– El 12 de junio entró en vigor una nueva medida que hace que los españoles, así como ciudadanos de otros 40 países (UE, USA, Canadá, Japón, etc.), no necesiten visado para viajes inferiores a 30 días improrrogables. La verdad que es una excelente noticia.

– Sólo hay 11 países del mundo (ninguno europeo) que no requieren de visado turístico. Para los demás, incluido España, es necesario obtener un visado. Se puede tramitar por medio de la Embajada, pero en los principales aeropuertos y puertos indonesios se permite obtener una visa on arrival que tiene un coste de 35 dólares. Su duración es de treinta días desde el momento de la entrada en el país. Esa es la opción más utilizada por los viajeros que van a Indonesia y la que nosotros mismos gestionamos a nuestra llegada a Jakarta.

– No se exige presentar vacunas pero sí es probable que soliciten el billete de salida del país. A nosotros no nos lo pidieron en ningún momento.

– El pasaporte debe tener una vigencia de mínimo 6 meses a partir de la fecha de entrada en Indonesia.

– Para abandonar el país tuvimos que pagar una tasa de salida de 150.000 rupias por persona, aunque parece que este año lo han subido a 200.000 en función del aeropuerto utilizado. Se para en el mismo aeropuerto en el momento de facturar.

– En los vuelos domésticos hay que abonar en el mismo aeropuerto (una vez facturados) una tasa de embarque que suele ir entre las 10.000 y las 30.000 rupias, en función de la ciudad en la que se esté.

RECOMENDABLE UN BUEN SEGURO DE VIAJE

Cuando viajamos al extranjero nos conviene estar protegidos por todo lo que pueda pasar. No conviene hacer un viaje de este tipo sin una buena póliza que nos cubra en el destino ante posibles accidentes, enfermedades o contratiempos que puedan suponernos un sobrecoste (la hospitalización o atención médica en muchos países es extremadamente cara). En mi caso para viajar a Indonesia u otros países utilizo el Seguro de viajes de IATI porque me parece que cuenta con una cobertura superior a la media, te adelantan el dinero si sucede algún problema y ofrecen un trato personalizado. Los lectores de este blog pueden contratar el Seguro de viajes de IATI que mejor se adecué a lo que están buscando con un 5% de descuento (que se aplica de forma directa entrando por este enlace).

Contrata tu seguro de viajes con un 5% de descuento para los lectores de El rincón de Sele

VACUNAS OBLIGATORIAS Y RECOMENDADAS

En el caso de Indonesia sucede lo mismo que en todos los países del Sudeste Asiático. Vacuna obligatoria no es ninguna, aunque siempre se recomienda ir convenientemente protegido tratándose de un país tropical. La malaria está presente en muchas regiones de Indonesia, la cual se contagia por medio de los mosquitos, como otras muchas enfermedades. Por lo que la mejor recomendación es visitar tu centro de vacunación internacional para que te den consejo y, sobre todo, protegerte de las picaduras. Manga larga, sobre todo en el amanecer y el atardecer, que es cuando más mosquitos salen, echarte el típico antimosquitos (yo uso Relec Extrafuerte) y usar mosquiteras si vas a dormir al raso o en lugares abiertos.

En esta zona para el paludismo (malaria) los médicos recomiendan Malarone para tomar antes, durante y después del viaje. Todo dependerá de los efectos secundarios que puedan darse en el individuo. Hay mucha gente que le puede afectar al estómago. Rebeca la tomó y tuvo que dejarlo porque se le irritaba la piel. A partir de ese momento desapareció la irritación. Mis amigos y yo lo llamamos “Mal rollone” porque no nos suele sentar demasiado bien. Así que yo no tomé la profilaxis de la malaria en este viaje.

mosquito

Es importante beber agua siempre embotellada (o purificada mediante pastillas potabilizadoras), prescindir de los hielos y tener cuidado con el estado de las comidas. Recomiendo llevarse un botiquín con lo imprescindible para salir del paso como antitérmicos, antidiarreicos, tiritas, suero fisiológico y algo que venga bien para alejar los síntomas del resfriado. Y a quien le sienten mal las comidas pesadas o picantes, un buen protector de estómago será lo mejor.

Personalmente en este viaje me he dejado llevar un poco por la mano de Dios y satisfactoriamente me he encontrado bien de principio a fin.

UN INCISO SOBRE LA SEGURIDAD

Indonesia nos ha parecido un país bastante seguro en general. Cierto es que como muchas naciones del mundo (incluida España) está amenazado por las acciones terroristas que ya se hicieron notar ostensiblemente en el gran atentado de Bali del año 2002 cuando fallecieron más de doscientas personas. Indonesia es un país islámico, pero salvo en algunas regiones como Aceh (en Sumatra) donde impera la Sharia (Ley Islámica), es bastante relajado en este sentido y tolerante con los turistas extranjeros.

En la calle no hay apenas delincuencia. Más bien pueden encontrarse pequeños casos de hurtos sin violencia (no dejar objetos de valor en las habitaciones) o estafadores de poca monta que quieren cobrarte de más lo que no vale tanto. Comisionistas los hay a raudales y no se debería subir a un coche sin haber negociado previamente el precio del viaje. De esa forma uno se ahorrará posibles disgustos o discusiones. El” How much” siempre…

En general el visitante se sentirá completamente seguro en Indonesia en lo que a actos violentos o de robos se refiere. Más tendrá que preocuparse por sortear al ganado que se cuela en la carretera o por no ser mordido por un fiero Dragón de Komodo 😉

LO QUE MÁS Y LO QUE MENOS

Siempre hay unas fases del viaje que gustan más que otras. Lo mismo sucede con las personas, los lugares o los hoteles. He elaborado una pequeña lista de Lo + y Lo – de nuestra aventura por tierras indonesias.

LO + DEL VIAJE

P1160924

– Pasar tres días a bordo de un klotok en la selva de Tanjung Puting (Kalimantan) y tener la oportunidad de estar cerca de los últimos orangutanes en libertad.
– El templo budista de Borobudur, conservado gracias a las cenizas de un volcán.
– La simpatía de las gentes de Indonesia, siempre dispuesta a mostrarnos su mejor sonrisa.
– Hacer snorkelling en una isla desierta y que de repente apareciera una tortuga marina.
– Los Flying Fox (Murciélagos “Zorro volador”) saliendo en bandada a buscar comida.
– Ver caminar a los gigantescos Dragones de Komodo.
– La rica gastronomía de las islas.
– Los doscientos zumos tropicales que nos habremos bebido durante el viaje.
– Los poblados tradicionales de la etnia Ngada de la Isla de Flores. Sobre todo, Luba y Bena.
– El imperturable sonido nocturno de la selva.
– Todos y cada uno de los atardeceres de Indonesia.
– Despertar en la cubierta de un barco debido al ruido de los murciélagos que volvían a casa y ver cómo salía el sol detrás de Komodo.
– Los arrozales de Bali…espectaculares.
– Poder ver a España ganar el Mundial de Fútbol siendo los únicos españoles de un bar repleto de holandeses.
– El Templo Ulun Danu del Lago Bratán en Bali.
– Comer una mariscada a orillas del mar en la Playa de Jimbaran (Sur de Bali) por apenas 20€ por persona.
– Un cráter de agua hirviendo (Sikideng) en la Meseta de Dieng (Java).
– Masaje balinés y baño en pétalos de rosa en Ubud (Mandi Lulur)
– El instante en que nos quedamos completamente solos con un orangután macho, jefe de la manada.

LO – DEL VIAJE

P1160378

– Subir temprano al Volcán Kelimutu (Flores) para ver sus tres lagos y encontrarnos con niebla cerrada, teniéndonos que marchar.
– Kuta y Legian, la peor cara de Bali.
– La lamentable calidad del alojamiento en la isla de Flores. Destacamos los del pueblo de Moni, de película de terror.
– Las muchas horas de avión y los tiempos muertos en los aeropuertos.
– Las espaldas abrasadas por el sol después de un día entero de snorkelling. No bastó ni la crema de protección 50.
– El trompazo que se dio Rebeca al salir de un barco. Aunque estoy por cambiar esto y ponerlo en LO + DEL VIAJE.
– La cola de una hora y media que tuvimos que soportar para sacarnos el Visado de entrada.
– El precio del visado de entrada, de la tasa de salida y de las tasas de embarque en los destinos locales (10.000 a 30.000)
– Dos parejas de eslovenos que hablaban en voz alta en pleno trekking en Komodo para avistar Dragones. Obviamente si los había, los ahuyentaban.
– La odisea que fue conseguir billetes para un Expreso Nocturno de Jakarta a Yogyakarta. Horas y más horas de pie sin saber qué es lo que estábamos esperando.
– Tener que volver a casa y no poder seguir recorriendo las islas. Esto es en realidad lo más duro de todo.

LOS RELATOS DEL VIAJE

Es momento de ir relato a relato, mediante la narración sosegada de las experiencias vividas a lo largo de este viaje en Indonesia. He aquí todos los capítulos que componen textual, fotográfica y videográficamente nuestra aventura:

Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 1: Pistoletazo de Salida, Escalas de Londres y Dubai, Llegada Jakarta y Primer día en Yogyakarta)

Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 2: Los Templos de Prambanan, maravillas hinduístas en la Isla de Java)

Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 3: Borobudur o el camino a la verdad; Dieng o la chimenea de azufre)

Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 4: Borneo y los orangutanes)

– Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 5: Bali, una isla, un universo)

Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 6: Seguimos destapando el tarro de las esencias balinesas)

Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 7: El Templo madre de Bali y otras lindezas)

Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 8: Cremaciones en Bali / Atardecer con los Dioses del mar)

Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 9: De Bali a Flores hay algo más que la Línea de Wallace)

Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 10: Aldeas Ngadas, Ruteng y rumbo a Labuanbajo)

Crónicas de un viaje a Indonesia (Capítulo 11: Nuestra experiencia con los Dragones de Komodo)

P1160980

NOVEDAD MUY ÚTIL (Y PRÁCTICA)

Tenemos una comunidad increíble en este blog. Un ejemplo es Cristian Peñalba, quien tras su viaje a Indonesia, ha recopilado en un Excel un montón de consejos y precios de absolutamente todo lo que ha pagado en este país. Información de hoteles, transportes, cambio, recomendaciones y gastos al completo con la cotización actual. ¡Es super útil! Él mismo se ha ofrecido a compartir esta joya con vosotros:

+ Documento excel con consejos y precios actualizados de Indonesia al verano de 2017

Espero que esta guía del viaje a Indonesia sirva para ofrecer tener una mejor composición de lugar, del viaje realizado y que los futuros viajeros al país de las 18000 islas le encuentren utilidad a los consejos prácticos dispuestos en estas lineas. Ahora es momento de emplazaros a los relatos con los que poder viajar con la mente muy pero que muy lejos. Tengo a la ranita trabajando a destajo. No os lo perdáis todo lo que está preparando.,,

Ranita tecleando 1

Hasta pronto!!

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

+ Canal Facebook

+ Instagram @elrincondesele

202 Respuestas a “Guía práctica del viaje a Indonesia”