Notas de una Ruta por el Sur de Baviera (Parte 1 de 2)

Un lago completamente congelado tras el cual tomaban altura los Alpes con sus cumbres blancas en forma de pico ocultándose en el cielo corresponde a la imagen que por las mañanas observábamos desde la habitación de la casa de madera en la que nos quedábamos a dormir. La calidez cortaba el hielo a un centímetro del cristal, mientras que ya empezábamos a sentir el aroma de un café humeante y de bollos recién salidos del horno. A muy pocos kilómetros de Füssen, en el extremo más meridional del Estado Federado de Baviera, teníamos establecida nuestra base desde la que salíamos a explorar los confines del territorio alemán, que va a morir a la frontera montañosa que lo separa de Austria y Suiza. El Sur bávaro y sus inmensos paisajes esconden tantos lugares magníficos que hacen que cualquier ruta, por muy pequeña que sea, se convierta en extraordinaria. Aquí viven los castillos de los cuentos igual de mágicos como el de la Bella Dumiente, o Palacios versallescos en el interior de un bosque, o casitas con las paredes pintadas contándonos la historia de Caperucita Roja y de los hermanos Hansel y Gretel. Como telón de fondo, el indescriptible y escarpado paisaje alpino aún presa de un invierno frío que ha logrado interrumpir la marcha del agua de las cascadas para convertirlas en punzadas de hielo sobre las rocas. Casi nada…

Así es el sur de Baviera, y si no me creéis no tenéis más que caminar conmigo a través de estas líneas para comprobarlo. He tenido a bien recopilar unas notas relativas a este viaje con las que recordar qué fue lo que nos deparó en el mismo. Un viaje que vino motivado por el deseo exhacerbado de ver el Castillo del Rey Loco (Schloss Neuschwanstein) con nuestros propios ojos y que se derramó en otras muchas maravillas que pudimos visitar alrededor suyo. La undécima ocasión en que pude pisar suelo alemán mantuvo la excelencia de las demás incursiones al que es probablemente mi país preferido de Europa. Veámoslo entonces! Leer artículo completo ➜

Recién llegados del viaje por tierras bávaras

Puede resultar un tópico decir a muy pocas horas del regreso de nuestro último viaje que todo ha salido genial, de sobresaliente. Pero es que contar lo contrario sería faltar a la verdad por mi parte. Hemos podido realizar una ruta por Baviera de lo más interesante. Nos hemos centrado, sobre todo, en el sur, en un área custodiada por los Alpes y regada por decenas de lagos que, a estas alturas del año, estaban convertidos en puro hielo. No cabe duda que nuestro objetivo número uno era presenciar el mágico Castillo del Rey Loco (Neuschwanstein Schloss), pero realmente ha habido mucho más. Con un vehículo alquilado en Munich hemos visitado pueblos alpinos con mucho encanto como Fussen, Schwangau, Oberammergau o Schongau, entre otros, de los que cuentan con caserones gigantescos y paredes pintadas al fresco. O suntuosísimos palacios y castillos en los que residieron los miembros de la Familia Real de Baviera, al igual que iglesias y abadías con interiores recargados en estilo barroco-rococó. Todo ello mezclado en unos parajes naturales asombrosos que da gusto recorrer en esas carreteras alemanas tan perfectas. Por eso mismo es imposible no tirar de topicazos una vez más y no decir que hemos vivido un cuento de hadas del que ahora cuesta despertar.

Lo que más me ha gustado es que un buen porcentaje de este viaje lo hemos dejado sujeto a la improvisación y, salvo lo indiscutiblemente indiscutible (Fussen y el Castillo del Rey Loco), ha habido un buen número de sorpresas que llegaron prácticamente solas. Porque creo que ahí está la dosis perfecta de un viaje, sea a Alemania o a cualquier lugar del Planeta, ir bien documentados pero sin atarse a planes demasiado rígidos. Ya se sabe lo que dicen de que en el término medio está la virtud. Leer artículo completo ➜

Baviera…espéranos para la cena

Hoy viernes tengo algo seguro, que no voy a dormir en mi cama de siempre. Esta noche tengo cita en una casa de cuento de hadas frente a un lago en Fussen, una de las ciudades más meridionales de Alemania, exactamente en los Alpes bávaros a media patada de la frontera con Austria. Comenzará entonces una aventura invernal en uno de los parajes naturales y culturales más importantes de Europa… la Ruta de los Castillos de Baviera. Ya comenté hace unos meses el plan de Rebeca y mío de cumplir nuestro viejo sueño de visitar el Castillo del Rey Loco (Neuschwanstein Schloss), el monumento en carne y hueso que sirvió después como modelo para hacer el castillo de Disney. Caminar por los senderos que nos llevarán hasta él será como formar parte de una película de dibujos animados con príncipes, princesas, villanos y árboles que hablan. Nos parecerán ilusiones o imaginaciones nuestras pero no lo serán…

Adentrarse en Baviera es pura fantasía. Tras unas montañas infinitas y blancas por la nieve hay pueblos con casas que parecen de chocolate como la de Hansel y Gretel, caminos a través del bosque y lagos que brillan como perlas. Y desde hoy hasta la noche del lunes saldremos a descubrirlas echando migas de pan al suelo sin miedo a que después desaparezcan. Leer artículo completo ➜

En febrero nos vamos a…Neuschwanstein

El nuevo año se nos viene encima irremediablemente. Y con él aparecen nuevos proyectos, nuevas ideas y, por supuesto, nuevos viajes. Desde que se produjera el regreso de Bulgaria y Macedonia la terna de objetivos empezó a dar vueltas y más vueltas. Pero había que empezar a concretar y cayó encima de la mesa uno de los más deseados desde hace mucho tiempo. Situado en Alemania, más concretamente en los Alpes bávaros…  este objetivo viajero se llama Neuschwanstein Schloss, más conocido como el Castillo del Rey loco. Un lugar del que dicen se basó Walt Disney para la película de la Bella Durmiente y que ahora es el símbolo de todos los Disneyland que hay en el mundo. Lo mejor de este castillo de Cuento de Hadas es precisamente que no es ficción sino pura realidad y que lo único que puede igualar su belleza son las montañas que tiene de fondo y que pertenecen por una parte a Alemania y por otra a Austria. Ya tenemos fecha, vuelos y, sobre todo una ilusión tremenda en saber que en apenas un par de meses volvemos a estar de viaje. Que lo sepa todo el mundo… en febrero da inicio la Operación Neuschwanstein.

Un nuevo viaje de elrincondesele.com en el que ahora toca la fase primera, que particularmente me parece una de las más interesantes, la de documentación consistente en prever posibles rutas, buscar el alojamiento y, sobre todo, empaparse de lo que vamos a ver. ¡Bien! Leer artículo completo ➜

Viaje al Sur de África en 4×4 (Final): El largo regreso a casa

Banner Sur de Africa.


20 de agosto: SOBRESALTOS EN EL ÍNDICO

Después de la tormenta siempre llega la calma, o al menos eso pensamos cuando abrimos la puerta de la habitación para ver cómo estaba el cielo por la mañana. Las advertencias de Giorgio en torno al posible estado de la mar habían sido contundentes, así que después de recoger nuestras cosas y pagar nos fuimos a buscarle al pueblo. Fue desayunando en una terracita pequeña cuando él nos encontró a nosotros y nos dijo que el mar estaba furioso ese día y que no era lo más conveniente tomar una lancha. No supimos que decir en ese momento. Aunque más pensativos nos quedamos cuando nos dio el dato de que los ferries habían cancelado su salida desde Maputo porque no era del todo seguro llevar a cabo la ruta a Inhaca. Si un barco relativamente grande, de férrea estructura, no zarpaba, qué podíamos hacer nosotros en una pequeña lancha que ya en el viaje de ida nos había hecho volar repetidamente. En principio le dijimos que esperáramos una o dos horas y decidiríamos qué hacer. Y es que realmente ese era el día en que teníamos que volver a Maputo como fuera, pero teníamos miedo de arriesgarnos y hacer esos 40 km. que separan a ésta de la Isla Inhaca.

Leer artículo completo ➜

Viaje al Sur de África en 4×4 (1): La gran escala en Dubai

 Banner Sur de Africa 4 por ti.

31 de julio: UN DELICIOSO CODILLO A ORILLAS DEL RHIN MARCA EL INICIO DE SALIDA

La llegada a Johannesburgo estaría tildada de anarquía total si tenemos en cuenta que cada uno viajó hacia allá como pudo, dependiendo de si podía tener un día más de vacaciones, si el precio del billete había subido por no comprarlo con la necesaria antelación o si se deseaba ir por la vía rápida para no dar tantas vueltas. Leer artículo completo ➜

Una despedida de soltero en Colonia

P1060427 por ti.

Sólo a los aluchinos (denominación de origen Aluche, Madrid) se nos podía ocurrir organizar la despedida de soltero a uno de sus miembros (Álvaro) en tierras internacionales. Como véis, cualquier excusa es válida para marcarse un viajecillo. Desde el viernes 8 hasta el domingo 10 de mayo celebramos dicho evento en la ciudad alemana de Colonia, aprovechando la coyuntura de que nuestro amigo Saúl vive cerca de allí (en Aachen) y podía «organizar» (o más bien «desorganizar») un fin de semana en la que sin duda es una de las ciudades más animadas de Alemania. Como él mismo dice «En Colonia los garitos cierran siempre más tarde de que tú te vayas» y creo que razón lleva.

Leer artículo completo ➜

Liechtenstein, ese pequeño país de montaña

bannerliechtenstein por ti.

He aquí un resumen de un viaje fantástico por carretera partiendo de la ciudad suiza de Basilea y llegando a lugares como el Principado de Liechtenstein y a pequeñas ciudades de corte medieval como Feldkirch (Austria), Lindau (Bavaria, Alemania, orillas del Lago Constanza) y Schaffhaussen donde además de Historia caen con fuerza las mayores cataratas de Europa (Rheinfallen). Una ruta poco corriente y muy recomendable de la que os emplazo a tomar nota.

Paisaje en Liechtenstein por ti.

Leer artículo completo ➜

La Selva Negra y algo más…

Selva Negra 2007 por ti.

El nombre de nuestro nuevo destino se remonta a la época del Imperio romano en que denominaban Silva Nigra a una inmensa región boscosa que formaba parte de las lindes de los temidos bárbaros con los que batallaron hasta la extenuación. La impenetrabilidad y la oscuridad propia de una excesiva población de abetos eran características que definían una frontera demasiado complicada de acceder. Aunque lo hicieron, ya que en algunos lugares hay rastro de su paso. Esta vasta zona forestal es un enorme macizo montañoso ubicado en el suroeste alemán, más concretamente en el Estado de Baden-Würtemberg. Comienza en el mismo punto en que coinciden las fronteras de 3 países como Alemania, Suiza y Francia (quizá la ciudad helvética de Basilea sea su inicio), y asciende 160 kilómetros al norte (Karlsruhe). Su anchura es relativa, ya que en unas partes supera los 60 km y en otras apenas llega a los 30.

P1060834 por ti.

Hoy en día es la región germana en que más se ha desarrollado la idea de turismo ecológico que tan en boga se ha puesto últimamente. Allí los verdísimos bosques están bañados al mismo tiempo por impetuosos ríos, pintorescos lagos, y en ocasiones cubiertos de la blanca nieve. Pero no sólo posee un carácter eminentemente natural ya que la Selva Negra (Schwarzwald en alemán) ha conservado su cultura y tradición de siglos reflejado en la arquitectura de sus ciudades y pueblos, en su gastronomía e incluso en la forma de ver la vida que tienen los alemanes oriundos de este lugar que basa cientos de cuentos que tantas veces hemos oído de pequeños antes de dormir. Por tanto podemos mezclar en una sóla idea términos como Naturaleza pura, blancas cumbres, casitas de madera, esquí, alojamiento rural, costumbres de antaño, neblina, relojes de cuco y cestas llenas de cerezas con las que elaborar una deliciosa tarta. La Selva Negra es eso y mucho más.
Leer artículo completo ➜

Improvisando en Alemania: Coblenza, Colonia, Dusseldorf, Mainz y Frankfurt

Oeste Alemán 2007 por ti.

Hay ocasiones en las que conviene hacer las cosas sin pensarlas con antelación. Simplemente dejándose llevar por una corazonada o por una ilusión. Y ese ha sido mi caso reciente en un viaje de 5 días por tierras alemanas en el que me apunté con menos de 24 horas de que saliera el vuelo Madrid-Frankfurt. El Puente de Todos los Santos iba a ser uno más en el que me quedara tranquilamente en mi casa, ya velando armas para  mi primera visita a Londres que llevaría a cabo una semana después (8 de noviembre). Pero ciertos comentarios de grandes amigos viajeros como Kalipo y Alicia, que pasarían unos días en Alemania junto a otros colegas de su pueblo (Vladi al que conocía y Dani, nuevo en estas lides), me arrancaron un cosquilleo en el estómago que me hizo pensar en la posibilidad de alistarme en el último momento.

Leer artículo completo ➜

Interrail 2007: De Rumanía a Polonia en tren (Paseo Fotográfico)

Dos semanas perfectas. Esa es la conclusión con la que quiero catalogar el viaje del que regresé el 19 de agosto. El recorrido planteado se cumplió por entero y tuvimos la fortuna de ver y vivir ciudades, regiones y países realmente espectaculares.

Me imagino que la mayoría sabréis que el Interrail es un billete que permite viajar en tren por gran parte de los países europeos durante un tiempo igual o inferior a un mes. Yo ya había dado cuenta de esa experiencia en el verano de 2001 cuando con otros cinco amigos logramos el objetivo marcado, que no era otro que llegar a Cabo Norte (Noruega). Entre medias estuvimos en lugares como París, Gante, Brujas, Amsterdam, Copenhague, Oslo, Bergen, Trondheim, Bodo, Islas Lofoten y fiordos del Norte, Alta, Narvik, Estocolmo, Hamburgo, Berlín, Munich, Salzburgo, Innsbruck, Nyon, Niza, Cannes y Mónaco. Inexpertos y novatos dejamos el pabellón de Aluche bien alto. Pero esa fue otra historia…

Seis años después, con un mayor bagaje a nuestras espaldas, preparé un itinerario por algunos de los países del Este europeo que se encontraban en el lado comunista del telón de acero desde la finalización de la II Guerra Mundial (1945) hasta la caída del muro de Berlín en 1989. Julián, que ya me acompañó en otros viajes a Bélgica, Holanda y Finlandia, y Edu, que por fín estrenó «internacionalidad», se enfundaron las mochilas, sacos y esterillas para compartir conmigo esta nueva experiencia.

Leer artículo completo ➜