Segovia en globo (Escenas y vivencias de un vuelo memorable) - El rincón de Sele

Blog

Segovia en globo (Escenas y vivencias de un vuelo memorable)

Print Friendly, PDF & Email

Un vuelo en globo sobre Segovia puede llegar a convertirse en pura poesía visual. No se me ocurre mejor manera de contemplar esta maravilla Patrimonio de la Humanidad. Como un pájaro inmiscuido en la brisa y los colores del amanecer, con los torreones de la catedral, el alcázar y templos románicos señalándonos con sus tejados puntiagudos como dedo acusador. Volar sobre la Historia y la campiña pero sin batir las alas, simplemente dejándose llevar por los caprichos del viento, resulta algo emocionante, incluso terapéutico. En eso consiste en realidad un paseo en globo sobre Segovia, algo que se ha hecho posible en los últimos años y que ha atraído el interés de muchos visitantes, locales y foráneos, quienes desean admirar la ciudad de una forma muy diferente y atractiva.

Vista del casco histórico de Segovia desde un globo (Paseo en globo por Segovia)

Recientemente tuve la oportunidad de saborear esta actividad planificada a horas tempranas de un día de diario. Con ese aroma a trigales humedecidos por la noche anterior y las primeras águilas haciendo círculos para acechar a su presa. De fondo una ciudad con miles de años a sus espaldas aguardando nuestro paso como un nuevo acontecimiento. Así fue mi experiencia de volar en globo por encima de Segovia en un amanecer cualquiera.

Al final del artículo hay fotos añadidas del III Festival Accesible de Globos en Segovia, al que tuve la suerte de acudir apenas un mes después de la experiencia detallada a continuación.

Paseo en globo sobre la ciudad de Segovia

No llevo la cuenta de las ocasiones en las cuales me he dejado perder (a propósito) por las calles de Segovia, una de mis escapadas favoritas viviendo en Madrid. Quizás por llevar un poquito de ella en la sangre o porque me resulta imposible no dejarme embaucar por esta belleza Patrimonio de la Humanidad que entrelaza, como pocas, una maravilla sobre otra. En la línea imaginaria que une el acueducto, la catedral y el alcázar suceden demasiadas cosas. Palacetes, capiteles románicos con figuras grotescas, el humo de los asadores, aquella historia de fantasmas en la judería y ese pasaje romántico de manos entrelazadas en la Fuencisla…

Panorámica de Segovia

Por eso cuando desde Civitatis, compañía líder en la distribución online de visitas guiadas, excursiones y miles de actividades en español en los principales destinos del mundo, con quienes además me une una excelente relación (a nivel de blog colaboramos desde hace años), me llegó la invitación para poder vislumbrar la ciudad de Segovia desde un globo aerostático junto con otros compañeros bloggers, no me lo pensé dos veces. Esa experiencia tenía que vivirla. Y más cuando iban a formar parte de este viaje amigos como José Luis y Carlos Sarralde de Guías Viajar (quienes grabaron un vídeo que podréis ver al final del artículo) o profesionales de la talla de Ignacio Izquierdo, etc. la ilusión era doble.

Globo con el que volaríamos sobre Segovia

Así que llegó el Día D y la Hora H. En este caso un miércoles 9 de junio a las 7:00 de la mañana en un terreno llano muy próximo al Hospital General de Segovia (C/ 3 de abril). Esa mañana no sólo íbamos a alzar el vuelo nosotros en un globo preparado para nada menos que veinte personas (se puede reservar aquí) sino también otros dos que se estaban ya inflando a nuestra llegada y a los cuales veríamos partir de manera previa. Todo estaba preparado. Pero mejor empezamos a conversar entre imágenes, ¿no creéis?

La previa

Montar en globo no se limita al momento exclusivo de encontrarse en el cielo a nosecuantos metros de altura. Aquí, como en todo, los preliminares importan sustancialmente. El ritual de frotarse las manos ante el inflado de la envoltura con los quemadores soplando fuego es una parte esencial para ir entrando en calor, aunque las mañanas segovianas sean frescas.

Globo preparado para volar sobre la ciudad de Segovia

Ver ponerse en pie a un globo aerostático mientras el sol amaga con leves chasquidos un irremediable encendido de luces, deja aflorar ciertos nervios, no sé si de impaciencia o de saber que no importan las veces que hayas hecho esto, que sientes el mismo cosquilleo de la primera vez.

Silueta de Segovia al amanecer (con un globo encima del casco viejo)

Y, de pronto, todos a la cesta, que el amanecer está siendo más rápido que nosotros y conviene partir con las primeras luces y vientos del día. Nunca había viajado en un globo de semejante tamaño, preparado para veinte personas y con cierta holgura en cada subdivisión creada en el interior. El piloto o jefe de la nave nos presenta el recorrido intencional que depende de por dónde vaya el aire, así como la manera de actuar en el momento más importante de un vuelo en globo, el aterrizaje. ¡Vamos que esto zarpa!

El globo sobre Segovia

Volando en globo sobre Segovia ciudad

Sin la más mínima sensación de brusquedad, iniciamos un vuelo de aproximadamente sesenta minutos de duración. Muy pronto nos encontramos de lleno con la figura del Alcázar de Segovia, nuestro propio Disney World made in Spain, aunque no de cartón piedra precisamente. Más de ochocientos años le delatan. Residencia de los reyes de Castilla, aunque hay quien piensa en que dentro aún se encuentran la Cenicienta o la Bella Durmiente esperando un beso principesco al despertar, se desliza cenitalmente en nuestro ángulo de visión.

Alcázar de Segovia visto desde un paseo en globo aerostático

Circundarlo desde la Fuencisla siempre tiene premio, pero las vistas del Alcázar desde el globo no pueden ser más formidables. Aunque no tanto como las intrigas que la fortaleza ha callado dentro de sus dependencias. Si sus muros hablaran…

Panorámica desde un globo del Alcázar de Segovia

Atravesamos sin inmutarnos la gruesa muralla del siglo XI que cercena la ciudad vieja. Nada menos que 2250 metros de longitud y 9 metros de altura media. Su espesor de casi 3 metros no son nada cuando entras sin llamar desde un globo aerostático. Pero el campanario de la catedral nos pone en sobreaviso: “Si queréis pasar tendréis que volar bien alto sobre mí”. Para entonces el faro de la Gran Dama castellana casi se dejaba tocar, convirtiendo todo su alrededor en algo diminuto.

Imagen a vista de globo de la catedral de Segovia y su entorno

Quienes hemos recorrido Segovia una y mil veces no podíamos evitar declarar en esta rueda de reconocimiento aérea. El globo permite reconsiderar perspectivas, reaprender sobre lo que se creía asimilado. Sin saberlo, se ha convertido en un libro abierto que se lee a la vez que se flota. Porque en realidad esto no es volar sino deslizarse con elegancia por los cielos segovianos.

Un paseo en globo sobre Segovia acarrea estas vistas

Lejano en nuestra travesía, el acueducto, situado en el otro extremo, une la ciudad con los tiempos Imperio romano. Sus arcos se antojan insignificantes a tamaña distancia, pero una vez más no podemos hacer otra cosa que quitarnos el sombrero ante una de las mayores obras de la Historia de la arquitectura civil. Al menos en los últimos dos mil años. Y los que le quedan…

El acueducto de Segovia desde un globo aerostático

Una vez dejado atrás el Monasterio de El Parral la perspectiva de Segovia se completa y engrandece con las montañas del fondo. Desde la iglesia de la Vera Cruz y su planta dodecagonal de origen templario que siglos atrás custodiara un fragmento del lignum crucis (la Cruz de Cristo) parecemos encontrarnos ante un posible lienzo del siglo de Oro. Pero no al óleo sino natural, con los brillos de una mañana cálida preveraniega, y las formas de “la mujer muerta” y la Sierra de Guadarrama acunando a la urbe castellana.

Panorámica de Segovia desde un globo

Paseo en globo en Segovia (Imagen panorámica de la ciudad)

Por los aires de la campiña segoviana

La ciudad fue quedándose cada vez más rezagada, acurrucada en un horizonte dorado por el sol. Nuestras vistas hacia abajo ya no eran de ciudad sino de cultivos de trigo y praderas teñidas de amarillo y del rojo de las amapolas que colorean el mes de junio. La campiña segoviana posaba  silenciosa, solitaria y lánguida. Un paisaje evocador y machadiano con caminos de tierra en los cuales se reflejaban los otros globos que habían salido antes que nosotros.

Vuelo en globo sobre la campiña de Segovia

El aterrizaje era cuestión de escaso tiempo, a tenor de la disminución de la altura. El viento en la superficie era mayor que el de arriba, lo que nos permitía avanzar a gran velocidad pero casi rozando la cúspide delgada de los trigales que se sucedían a nuestro paso. Ahora la sombra proyectada era la nuestra.

Sombra del globo aerostático con el que volamos sobre la ciudad de Segovia

Uno de los últimos actos vividos desde el globo fue la aparición súbita de un corzo corriendo de una punta a la otra. Porque esa es otra faceta de este tipo de vuelos, la observación silenciosa de la fauna que en otras situaciones tiende a esconderse.

Corzo corriendo sobre los campos segovianos

Aterrizaje

El aterrizaje es una de las quimeras del globo aerostático. Depende de la pericia del piloto, del lugar, el viento y, por supuesto, la posición de los ocupantes. Lo único que podíamos hacer era agarrarnos bien, no quedarnos de pie flexionando un poco las rodillas y aguardar. Normalmente acabas de pie, pero en nuestro caso una vez tocamos tierra empezamos a sentir una lenta inclinación hasta dar un vuelco que cuesta calificar entre la comicidad y la epicidad. Sea como fuere, el final fue memorable para todos, una anécdota más dentro de una experiencia tremenda.

Tras el aparatoso aterrizaje en globo (Paseo en globo en Segovia)

No puedo dejar de destacar que los paseos en globo son muy pero que muy seguros. Si no, no se les llamaría “paseos”, ¿no creéis?

De los campos segovianos nos fueron a buscar en todoterreno para llevarnos nuevamente al punto de partida donde nos esperaba un brindis con champán, como marca la tradición, y un desayuno en sillas tipo safari desde donde poder comentar las mejores jugadas.

Vídeo del paseo en globo en Segovia

Conté con la suerte de que en Guías Viajar se trabajaran un vídeo sobre la experiencia (lo podéis encontrar en su canal Youtube). Por lo que además de lo que os he tratado de trasladar con textos y fotografías, ahora también podréis disfrutar de nuestro vuelo en globo por Segovia con la narración de Carlos y unos planos alucinantes:

¿Cuánto cuesta un vuelo en globo por Segovia como este? ¿Cómo reservarlo?

Este paseo en globo sobre una ciudad Patrimonio de la Humanidad como Segovia viene a costar alrededor de 160 euros por persona. Salen a diario pero las plazas, sobre todo de los fines de semana, se suelen agotar con prontitud, por lo que conviene reservar online con cierta antelación aunque a veces hay suerte y se liberan sitios. El vuelo es, como he comentado anteriormente, de una hora de duración, aunque para la actividad completa (previa, paseo y el desayuno) hay que contar mínimo con tres.

Sobrevolando Segovia en globo

Y el comienzo suele ser a las 7:00 am, ya que primera hora de la mañana los vientos resultan más favorables. ¡Y la luz es espectacular!

Una vez finiquitado el vuelo se puede proseguir con una visita guiada por la ciudad de Segovia, por algún pueblo como Pedraza, Coca o Turégano (con espléndidos castillos), el Real Sitio de San Idelfonso o perderse completamente por libre en una provincia que tiene muchos secretos aún por desvelar.

Imagen captada desde el globo con el que volamos en Segovia

Esta es una de las 52 propuestas de escapadas a menos de dos horas de Madrid que hay reflejadas en este blog para proponer una ruta diferente por cada una de las semanas del año.

FESTIVAL ACCESIBLE DE GLOBOS EN SEGOVIA

Durante el fin de semana del 16 al 18 de junio de 2021 se celebró la tercera edición del Festival Accesible de Globos en Segovia, un evento donde vuelan muchísimos artefactos a la vez. Y organizado por SIEMPRE EN LAS NUBES www.siempreenlasnubes.com. No sólo es una competición sino un evento donde se involucra la gente también a pie de calle. Pues bien, apenas un mes después de volar por primera vez sobre esta bella ciudad, fui invitado a formar parte de una salida temprana. ¡Pero junto a casi una veintena de globos más! Así que pude volver a divisar Segovia desde los aires. Y esta vez además el viento nos llevó a visionarla con una nueva perspectiva, pasando por encima del acueducto romano. Y con la compañía de otros muchos globos aerostáticos que me permitieron complementar mi colección de imágenes segovianas a vista de pájaro. ¿Queréis verlas?

Hinchándose globo aerostático en Segovia con vistas a la catedral

Segovia en un paseo en globo

Globo sobre el acueducto de Segovia

Globos sobre Segovia

Globo volando en Segovia

Festival de Globos en Segovia

Acueducto de Segovia a vista de globo

¿Te gustaría volar en globo? ¿Y si un día lo hacemos juntos?

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Instagram @elrincondesele

PD: Si os ha gustado el artículo no dudéis en asomaros a la categoría RINCONES DE ESPAÑA.

Deja un comentario