Archivo de la categoría ‘Colombia’

En el Departamento del Quindío, corazón robusto y amable del Eje Cafetero en Colombia, se halla un lugar que esconde el alma de una princesa quimbaya llamada Cocora. El nombre de quien fuera hija del cacique del pueblo quiere decir “Estrella de Agua”  es pronunciado cada mañana bajo el canto de algunos pájaros que todavía la extrañan. El Río Quindío atraviesa este valle encantado que recrea el que a todas luces es un Paraíso en el que se cuenta el secreto de los mil verdes, que tiene que ver con la infinidad de tonalidades que dicho color regala a los ojos de quienes caminan por sus veredas. Por todos conocido como Valle de Cocora, en honor a la hermosa princesa, dibuja uno de los paisajes más extraordinarios que uno puede encontrarse no sólo en Colombia sino en todo el Planeta. Quizás por sus colores, por ser capaz de provocar una sonrisa fuera y dentro de tí, o también por sus altas y espigadas palmeras que se enzarzan en el letargo de espesas neblinas. Allí descubrí en qué consistía el secreto de los mil verdes, la pasión convertida en valle.

Fotografía del Valle de Cocora (Colombia)

Colombia guardaba más de mil motivos para que me enloqueciera con ella. Pero resultó ser el Valle de Cocora, con sus palmas de cera clavadas en la hierba y en el cielo, el lugar que definitamente me hizo perder la razón. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Las aldabas son esos viejos llamadores de metal que muchas puertas poseían mucho antes de que existieran los timbres. Durante siglos fue, sin duda, un símbolo de distinción de tal forma que existía un refrán en español que decía “A tal casa tal aldaba” refiriéndose por completo a términos de clase social y poder. Los forjadores hacían verdaderas obras maestras, otorgándoles distintas formas en función de la demanda que hacían los dueños de las casas a las que iban destinadas. Durante la época colonial en América hubo ciudades ricas en la diversidad y laboriosidad de dichas aldabas, siendo una de las más destacadas Cartagena de Indias, en la actual Colombia, la cual formó parte en principio del Virreynato de Perú y a partir del Siglo XVIII del Virreynato de Nueva Granada. Cuando viajé a la que sin duda está entre una de las más hermosas ciudades coloniales de América Latina me quedé sorprendido de la cantidad y, sobre todo, la variedad y el exotismo de muchas de estas piezas que, sin duda, embellecen las puertas de las viejas casas y palacetes de estilo colonial.

Aldaba de Cartagena de Indias

Cartagena de Indias es en sí misma un museo al aire libre lleno de secretos, tantos como los que cortejaron todas y cada una de esas aldabas que con increíbles formas aportan a la ciudad una enorme personalidad. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Hubo un tiempo en América en el que el oro no poseía valor económico sino sagrado. Los nativos americanos pensaban que eran las lágrimas que se le escapaban al Sol cayendo sobre la tierra y, por tanto, siendo un mensaje lanzado a los hombres y a otras criaturas de la Naturaleza. Muchas de las culturas que poblaban el continente americano eran conocedoras de este material y lo utilizaban como ornamentación y reliquia con la que contentar a los entes divinos y, por ende, a las figuras importantes que regían los designios de los pueblos. Su brillo cubría estatuíllas, bastones e incluso doraba algunos de los edificios sagrados. Era un símbolo de tal sacralidad que se utilizaba incluso en las trepanaciones por considerársele incorrompible y portador de energía suficiente para curar a las personas. El oro careció siempre de valor monetario hasta la llegada de la conquista, cuando recibió una mirada exclusivamente occidental y fue objeto de saqueos y de la más absoluta desnaturalización del Nuevo Mundo. Desde entonces en todas partes prevalece el afán más puramente económico del oro, creciendo su cotización día a día, pero quedan lugares en los que aún se conserva parte de ese espíritu y donde podemos observar numerosísimas piezas salvadas de ser fundidas o vendidas al mejor postor. Es el caso del Museo del oro que hay en Bogotá, que posee una de las mejores colecciones de oro prehispánico que se conocen en el mundo. Fue una de las visitas en la capital colombiana que más nos impresionaron porque no se trata de un museo cualquiera sino de uno de los mejores, con diferencia, de toda Sudamérica.

Porque tras las vitrinas pudimos apreciar el oro desde un punto de vista más relacionado con la belleza y su significado original. Un destello que ha dado fulgor y lágrimas a un continente, a todos sus pueblos. Allá donde las cosas pueden disfrutarse visualmente, por su estética, por ser parte del Arte y la Historia de un mundo muchas veces cegado por la codicia. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

“Todos los edificios, en lo posible deben ser uniformados para que la ciudad resulte bella” es uno de los artículos de La Ley urbanística de 1547 que el Rey Felipe II quiso se aplicara a las ciudades que se fundaran en el Nuevo mundo. Durante los más de trescientos años de colonización española en el vasto territorio americano se levantaron numerosísimas metrópolis desde las cuales se centralizó el poder de los distintos virreinatos. Los cimientos del nuevo orden en continente empezaron a ponerse en plazas, callejuelas, palacetes y catedrales en lugares que llegaron a superar incluso por población a no pocas ciudades revelevantes de la vieja Europa. Las normas básicas de las ciudades de nueva planta se acoplaron a los estilos arquitectónicos y artísticos presentes en España, modificándose paulatinamente hasta alcanzar un mestizaje y una particularidad especial en estas urbes. Hoy muchísimas de esas ciudades levantadas en América Latina conservan su estilo, apreciándose esos lazos que nos unen a un lado y otro del charco. Algunas de ellas son auténticos tesoros, reflejos de su Historia y que están dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Durante mi viaje de siete meses como Mochilero en América visité muchas de estas ciudades, las cuales me dejaron una profunda huella. Algunas me parecieron tan rotundamente hermosas que me enamoré sin remedio, paseando una y otra vez por sus callejones, contemplando el ritmo que la gente le ha dado a estas maravillas del mundo.

Ventanas que podrían ser de cualquier ciudad colonial

Hoy voy a hablaros de cinco ciudades coloniales de Latinoamérica que me enloquecieron. Una selección justa o injusta de lugares magníficos que nadie debería dejar de ir al menos una vez en la vida.

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Un mes viajando por Colombia da para mucho, ya lo creo. Por lo menos para que se te meta en la sangre y se convierta en uno de los destinos más queridos y sorprendentes de tu vida. Éste es un país muy maltratado por los medios de comunicación y una historia reciente realmente dura que se está destacando como un destino maravilloso para viajar y salir a descubrirlo sin prejuicios. Una vez nos quitamos la venda de los ojos nos encontramos con esa Colombia deseosa de abrirse a los demás, con una gente increíblemente amable y unos parajes de belleza extraordinaria. Uno no sabe si mirar a las playas, las selvas, las montañas, los muchos pueblos con encanto o esas ciudades que no paran de crecer. En realidad lo es todo, cada detalle y cada sabor, los que componen ese lema tan acertado que dice que “El riesgo es que te quieras quedar”.

Paisa colombiano

Para describir uno de los mejores meses que he pasado en este viaje de Mochilero en América se me ha ocurrido contarlo de la A a la Z. Letra a letra, palabra a palabra, daremos una vuelta por aquellos aspectos que han formado parte de un paso por un país del que puedo decir en voz alta que se ha convertido en uno de mis predilectos. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Imaginad un manto de árboles bajando de las montañas creando una selva tropical tan cerrada que cuesta ver más allá de su espesura. Imaginad que esta jungla primorosamente verde se funde con las aguas turquesas de un Mar como el del Caribe a través de una lengua de arena fina que forma las playas de vuestros sueños. Por la mañana uno se ve engullido por el canto de los pájaros y los monos aulladores, por la tarde la brisa de las olas la aprovecha un grupo de intrépidos pelícanos. Y de noche sólo habla la Naturaleza salvaje que campa alrededor, amén de un techo de estrellas tan reluciente que no hace falta en absoluto ningún tipo de luz artificial. Ese Paraíso existe, y no sólo dentro de nuestra imaginación, ya lo creo. Durante este viaje pudimos dejarnos llevar por la magia de este asombro natural. Paisajes rotundamente perfectos, de puro ensueño, tapizan el Parque Nacional Tayrona, el orgullo de Colombia y una de las más bellas porciones de Naturaleza que he visto jamás en mi vida. Aquí precisamente nos vinimos a perder por unos días, desechando la esclavitud de un reloj, olvidándonos de todo lo demás que no fuera realmente importante.

Senderos para observar la vida salvaje, playas majestuosas de arena blanca, atardeceres hermosos que producen incredulidad, secretos indígenas escondidos en lo más oculto de la selva y un mar que se retuerce entre barreras de coral. El Tayrona se convirtió en el protagonista de nuestros pasos, de nuestros sueños y nuestra dicha.

Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Muchas veces cuando viajamos nos damos cuenta que hay ciertos aspectos de la gastronomía de un país que la convierten, a nuestro parecer, en algo un tanto exótico, saltándose los cánones de la ortodoxia o, mejor dicho, de lo que estamos acostumbrados. Ciertos platos nos pueden parecer más o menos raros, pero podemos acoplarnos a los gustos locales para, al menos, tratar de probarlos. En el Departamento de Santander, en Colombia, tienen un gran auge las hormigas culonas tostadas. Son aladas, del tamaño de una abeja, y los lugareños cuentan que su sabor tiene cierta semejanza al del cacahuete o maní, aunque mejorado notablemente. Estando en Barichara, la cuna de la hormiga culona, surgió la posibilidad de degustarlas en uno de los rincones gastronómicos de referencia en la región y cuyo nombre es, precisamente, Color de hormiga. Mi cabeza y, sobre todo, mi paladar se batieron en un gran combate para tomar una decisión menos fácil de lo que parecía.

Por una parte deseaba probarlas pero por otra me dejaba llevar por su aspecto, por pensar que cómo demonios me iba a comer un insecto, y además tan grande. Y mientras me preguntaba, ¿a qué sabrán las hormigas culonas? ¿Y si resultan estar buenas? Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share

Barichara, la niña de los ojos de Colombia, tiene el aroma a calidad de vida, eso a lo que tantos aspiramos hacer nuestro en algún momento. En este pueblecito tricentenario considerado por muchos, y con razón, el más hermoso del país, el tiempo no vuela sino que pasa lentamente, el clima no es bueno sino que es mejor, y la gente te embriaga con una hospitalidad sincera y diría que innata. Los días aquí pasados me han mostrado el que podría considerar un retiro soñado en el que una colorida hamaca de tela sería mi bandera, los sonidos inconfundibles de la Naturaleza en la noche la banda sonora original y los jugos de mil frutas tropicales el elixir de la vida eterna. Escondida entre montañas, pastos y cielos azules de rotundidad, vive esta linda localidad orgullo del Departamento de Santander y de todo colombiano que ame su país. Barichara significa en el antiguo lenguaje de los guanes “Lugar para el descanso”. No me imagino en absoluto un nombre más apropiado para definir su pose, su ritmo y sus múltiples posibilidades para acoger en sus senos a las almas cansadas o hastiadas de rutinas y días grises. Aquí todo es color, sonrisa y piar de colibríes cada mañana, senderos de piedra enlazando casas blancas y ventanas de madera, y saludos de buena gente ante un lento paseo sin rumbo. Ingredientes que mezclados nos hablan de la buena vida en un lugar único.

Barichara, probablemente el pueblo más bello de Colombia

Escribo estas líneas cuando la noche suena de forma natural, con el rumor embriagante que posee el bosque cuando se apagan las luces. Desde lo alto de un monte en los aledaños de Barichara tengo el atrevimiento de vivir mientras escribo y escribir mientras vivo. Leer el resto de esta entrada »

Post to Twitter

Share
Sígueme en Twitter
Hazte amigo en las Redes Sociales

Hazte amig@ de esta web viajera en las Redes Sociales Facebook y Twitter y podrás enterarte de las últimas novedades, comentar fotografías, vídeos y muchas más sorpresas.

Logo Facebook





Relatos y artículos
Léeme también aquí

Mis artículos en Cadenaserviajes

Mis artículos en Los40viajes

HOY NO TE PIERDAS…

+ Un amplio reportaje sobre la Expedición Kamal al Desierto Líbico en Egipto. Un viaje de una vez en la vida...

Jebel Uweinat (Egipto)

+ Tenemos sección de fotografía: El instante viajero. ¿Le echas un vistazo?

El hombre santo de Benarés (Sadhu de India)

+ Entramos al corazón de las minas de Potosí (Bolivia), la puerta del infierno.

Potosí

+ Lugares increíbles que se están perdiendo en Siria por culpa de la guerra

Casas colmena de Siria

+ Algunas "cositas buenas" que aprendí en mi último viaje a Sevilla

Guitarra en Sevilla

+ Izamal es uno de los pueblos mágicos de México que más nos entusiasmaron.

Calle de Izamal (Yucatán, México)

+ La ruta de los castillos de Guadalajara, una escapada fabulosa desde Madrid.

Castillo de Sigüenza (Guadalajara)

+ Una guía detallada y útil del viaje a la Aquitania (Francia): Burdeos y el Périgord

Castillo de Monbazillac (Périgord, Francia)

+ ¿Sabes que hay una Capadocia en Irán? Se llama Meymand y es una aldea troglodita.

Foto de la aldea troglodita de Meymand (Irán)

+ Te propongo 10 ideas de disfrutar un viaje de invierno a Andorra aunque no sepas esquiar

Con raquetas de nieve en Andorra

+ Me gusta Madrid. Pero me gusta mucho más Madrid desde un segway. ¿Te atreves a montar?

En un segway en Madrid

+ Desde el Périgord os mandamos una postal

Una casa en Beynac sobre el río Dordoña

+ Viajamos hasta Holašovice, cuna del barroco rural en Bohemia del Sur y Patrimonio de la Humanidad

Foto de Holasovice (Bohemia del Sur, República Checa)

+ ¿Quieres ver fotografías de la ciudadela de Bam (Irán) 10 años después del terremoto?

Foto de Bam (Irán) 10 años después del terremoto

+ Una escapada invernal a Saint-Lary (Pirineo francés) sin ponerme los esquís.

Valle de Badet (Francia)

+ ¿Vienes a darte un paseo a una ciudad fantasma y abandonada como Kharanaq, en Irán?

Foto de Kharanaq (Irán)

+ Te recomiendo 10 cosas que ver y hacer en Český Krumlov, la ciudad más bella de República Checa.

Foto de Cesky Krumlov (República Checa) durante la hora azul

+ Os damos 50 consejos útiles para tu viaje a Irán. Imprescindible para quienes quieran ir a tierras persas.

Foto de mujer en un callejón de Yazd (Irán)

+ Hacemos balance de un año 2013 cargado de viajes y muchas emociones.

Foto en la ciudadela de Rayen (Irán)

+ Uno de los lugares más sobrecogedores que conocí de China, las grutas de Yungang y los 50000 budas del Monte Wuzhou

Foto de las Grutas de Yungang (China)

+ Siempre que viajo trato de traerme cosas. Os muestro algunos fetiches con los que busco hacer un viaje que nunca termina.

Máscara antigás y botiquín de un búnker hospital de Budapest

+ Paseamos por la que fuera Embajada de Estados Unidos en Teherán para ver sus curiosos graffitis antiamericanos.

Pintura en la que fuera Embajada de Estados Unidos en Irán

+ Un viaje al corazón de la Navidad en Praga y Bohemia del Sur (República Checa)

Foto del mercado de la plaza de Cesky Krumlov (Bohemia del Sur, República Checa)

+ ¿Sabéis cuáles son los 5 desiertos más espectaculares que he visto nunca? Os lo cuento...

Foto de Ksar Gilane (Túnez)

+ Os muestro cómo moverse en Irán. Recopilación de medios de transporte en el país con precios y consejos.

Coche en Irán (Kaluts)

+ Lisboa, probablemente la ciudad más romántica del mundo, fue el escenario para pedirle matrimonio a Rebeca.

Tranvía de Lisboa

+ Todos los hoteles del viaje a Irán al detalle. Segunda parte de la Guía práctica.

Noghli House de Kashan

+ Un precioso paseo fotográfico por la noche en la ciudad polaca de Gdansk.

Estatua de Neptuno en Gdansk

+ No es fácil ser blogger de viajes. Os lo explico con una parodia grabada en vídeo.

Con Avistu y Adri en el Estadio de Gdansk

+ La guía práctica más completa del viaje a Irán. La primera parte está dedicada a la ruta.

Meybod (Irán)

+ Formo parte de una agrupación profesional de blogueros llamado Travel Inspirers. ¿Quieres conocernos?

Travel Inspirers

+ Las postales mandadas en caliente desde Irán

Kaluts

+ Cuando el arte urbano y la solidaridad se mezclan en el corazón de Gambia

Niño en Gambia

+ Recorremos en vídeo el altiplano andino en Bolivia. ¡Toda una aventura!

En una de las Lagunas altiplánicas de Bolivia camino a Uyuni

+ Una de las rutas terrestres más apasionantes del mundo: El Altiplano andino entre San Pedro y Uyuni.

+ Una confesión... cinco lugares del mundo donde me gustaría retirarme algún día.

Monte Fitz-Roy (El Chaltén, Argentina)

+ Una guía completa del Gers, el alma mosquetera de Gascuña (Francia).

Simarro (Gers, Francia)

+ Viajamos a Khiva, la ciudad de las mil y una noches que se encuentra en Uzbekistán.

Khiva

+ Entramos a minas y fábricas abandonadas en Ostrava. La cara más desconocida de República Checa.

Mina de Ostrava

+ ¿Quieres saber dónde están las mejores vistas de Midtown Manhattan en Nueva York? El nombre es Gantry Plaza State Park...

Gantry Plaza State Park (Nueva York)

+ Vídeo de una colonia de elefantes marinos en Punta Ninfas, en la Patagonia argentina.

Elefante marino

+ El lugar que andaba buscando en Gambia... Tanji

Mercado de Tanji (Gambia)

+ Nos adentramos en Pennsylvania para saber más sobre los amish de Lancaster.

Carruaje amish en Lancaster

+ Un viaje a Gambia contado a través de 10 fotografías.

Viaje a Gambia

+ La carretera más desastrosa y surrealista de mi vida. Ocurrió en Bolivia...

Carretera de Rurrenabaque

+ Estuvimos en la televisión contando intensas experiencias viajeras en África. Ya puedes ver el vídeo de nuestra intervención en "Tenemos que hablar".

En el programa de TVE1 Tenemos que hablar

SOY TRAVEL INSPIRERS

Travel Inspirers

TERTULIAS VIAJERAS

Tertulias viajeras

MOCHILERO EN AMÉRICA

Mochilero en América ha sido una aventura de 7 meses narrada en directo. Un viaje que comenzó sin billete de vuelta a través de los ojos de un viajero.
Colaboro con:

Paralelo 20, cada sábado se habla de viajes en Radio Marca

Archivos