10 cúpulas maravillosas de Irán

Si cierro los ojos y recuerdo mi último viaje a Irán aparece enseguida la silueta redondeada y azul turquesa de una cúpula. Sea de una mezquita, un mausoleo, una madrasa o incluso un caravasar, se puede decir que las cúpulas son la máxima expresión del arte islámico en la Persia de los últimos ochocientos años. Y es que la belleza de ciudades como Isfahán, Yazd o Shiraz no podría explicarse sin estos elementos arquitectónicos que recrean el paraíso y la perfección más absoluta. Además de su color cegador que recoge la luz del Sol para vestirlas de cielo, llama la atención el detalle de cómo están decoradas, con verdaderas obras maestras de la caligrafía árabe reflejadas en el azulejo. O con oro macizo iluminando un paisaje urbano propio de las mil y una noches.

Cúpula del Mausoleo de Qom (Irán)

Es muy difícil quedarse con solo una de las muchas que es posible irse encontrando por el camino, pero para que nos demos juntos un paseo por semejantes bellezas persas me gustaría mostraros 10 cúpulas maravillosas de Irán que por sí solas invitan a viajar a este país.

Si bien es cierto que hablamos de un elemento arquitectónico sobre el que se sustenta el arte islámico en no pocos países musulmanes, en esta parte de Oriente Medio han llegado a ser un prodigio sólo comparable al de su original en Asia Central. Y es que los timúridas en Uzbekistán supieron darle forma a lo que después los safávidas perfeccionarían con el tiempo para engalanar su Imperio. De ese modo esta clase de construcciones y colores, junto a la maestría con la que trataban el azulejo, se convirtió en una parte esencial de un sendero múltiple y mítico en la Historia de la Humanidad como es la famosa Ruta de la Seda.

Cúpula en Irán

En Irán no es para nada difícil toparse con cúpulas que resultan ser verdaderas obras de arte. Basta con levantar la mirada y buscar la silueta de cualquier ciudad para encontrar semejantes maravillas que forman parte de su carácter. Pero entre las miles de cúpulas que pudimos saborear durante nuestro viaje es posible que me quede con las que podréis ver a continuación:

La cúpula de la Mezquita del Jeque Lotf Allah en Isfahán

También conocida como Lotfollah esta mezquita es una de las muchas joyas que tiene Isfahán, la ciudad más preciada y preciosa de Irán. Dentro de Naqsh-e Jahan, la conocida como Plaza del Imam, reluce en el lado oriental lo que fuera un oratorio privado de la familia real abásida. No posee ni patio ni minaretes precisamente porque no eran necesarias las llamadas a un pueblo que tenía cerca un buen número de mezquitas públicas a su alrededor. A pocos metros la Mezquita del Shah cumplía esa función, sin olvidar la más lejana del viernes, capaz de albergar a muchos miles de fieles en un mismo recinto.

Mezquita del Jeque Lotfallah (Isfahán, Irán)

Obra cumbre safávida que advierte sobre sus muros externos, revestidos de azulejo, apenas tibiamente lo que espera dentro. Porque tras surcar un pasillo por el que no entra la luz uno tiene el mismo cielo sobre su cabeza. Con el que probablemente sea el mejor interior religioso de todo el país, la cúpula de Lotf Allah hace que sea posible atrapar esa belleza destinada en su origen para los elegidos.

Interior de la cúpula del Jeque Lotfallah (Irán)

Desde fuera encontramos una vista prodigiosa subiendo furtivamente a uno de los minaretes de la Mezquita del Shah, tras sobornar a un guardia que nos guiaría en silencio hasta arriba. Fue entonces cuando robamos esa postal prohibida que redondeaba la silueta de la legendaria Isfahán.

Cúpula de Isfahán

La cúpula del Mausoleo de Sha Nematollah Vali en Mahan

Turquesa cegadora e hipnótica, capaz de robarle el protagonismo al cielo que se ceñía en sobre Mahan… era una cúpula como ninguna otra. El desierto pedregoso de montaña borró su color para dejar que la tumba de un viejo derviche fuese lo más importante de aquellos kilómetros de tierra yerma y adobe. Toda la ciudad admira y advierte la corona celeste del único mar en el desierto de Irán, ese faro demasiado hermoso para creérselo del todo.

Mausoleo de Mahan (Irán)

El Mausoleo de Sha Nematollah Vali, más que la simetría del edificio, la propia tumba o su fuente, es la cúpula que se observa desde todas partes. Aunque, sin duda, la mejor vista es si dejan subir desde la segunda planta donde está el museo. Se lo pedimos al guarda del complejo religioso y accedió a dejarnos vagabundear por los tejados y minaretes del mausoleo. Desde allí la hipnosis fue de tal rotundidad que no nos quisimos bajar en mucho tiempo. Era como si una energía nos impidiese darnos la vuelta y dejar de mirar. De hecho, aún seguimos observándola. Se quedó con nosotros.

Cúpula de Mahan (Irán)

La cúpula del caravasar del bazar de Kashan

Irán es un país en el que las cúpulas no sólo se asocian a mezquitas o conjuntos religiosos. Hay millones de cúpulas de barro que ventean en los bazares kilométricos y cubiertos de gran parte de las ciudades del país. Basta con subirse a los tejados (actividad más que recomendable en este viaje tan especial) para observar ese mar de cúpulas y techados curvos que jalonan innumerables cascos históricos. Pero, en muchas ocasiones, es callejeando, perdiéndose por galerías en los que la salida se convierte en una quimera, cuando se encuentran joyas como las del Caravasar del bazar de Kashan.

Interior del caravasar de Kashan (Irán)

Fue por sorpresa y sin avisar, tras un portón de madera, uno de los descubrimientos más hermosos que hicimos viajando a Irán. Los techos abovedados del edificio venían decorados con mucarnas de azulejo, como si este llorara desde los ojos que dejaban entrar la luz solar. Esta vez el gozo se hacía desde el interior de un edificio destinado a hospedar a los comerciantes y guardar sus mercancías tras un largo camino hacia ninguna parte. Los caravasares (caranvanserais en lengua turca) eran las fondas de la ruta de la seda, que solían encontrarse a un día de camino en camello de la siguiente (aproximadamente 30 ó 40 kilómetros). Normalmente exteriores, esta era diferente a muchas de las que encontramos. Un amigo persa y un té delicioso de recibimiento nos esperaban sin saberlo sobre una alfombra bien estirada.

Las cúpulas del Mausoleo de Imán Reza en la ciudad sagrada de Mashhad

Mashhad es ciudad de peregrinos. Millones de chiítas acuden año tras año para venerar la tumba de Ali Reza, el octavo imán de esta rama islámica duodecimana que es mayoritaria en Irán. El Haram o lugar más sagrado del país, que sirve de mausoleo al Imán Reza, de mezquita, madrasa y ofrece espacio para decenas de miles que feligreses que lloran por tocar su tumba, es sencillamente impresionante. Aquí no cabría hablar de una sino de varias cúpulas destacadas, aunque cierto es que la que cubre las dependencias mortuorias del octavo imán, de oro macizo, es la más llamativa. Sorprenden también los minaretes de oro que contrastan con los azulejos pintados teñidos de infilidad de azules y verdes, resaltando sobre el blanco.

Mausoleo de Imán Reza en Mahan (Irán)

Hay una pequeña construcción a escala de la famosa Cúpula de la Roca de Jerusalén en el patio de Al-Quds, uno de los más interesantes del complejo religioso. Aunque la mejor visión del santuario de Mashhad (cúpulas y portones) se encuentra en el patio Enquelab, desde el que se disfruta al máximo no sólo de la arquitectura sino de lo importante, el fervor de una gente que está cumpliendo uno de los sueños de su vida tal como reflejan sus lágrimas incesantes.

Patio de Al Quds en Mashhad (Irán)

Mashhad hay que verlo, que no quepa ninguna duda. Espiritualidad y sentimiento bajo aquella maravilla que no se puede comparar o describir sin ser injusto o, al menos, poco certero.

La cúpula dorada del Mausoleo de Fátima en Qom

Qom alberga el segundo lugar religioso más sagrado de Irán después de Mashhad. Allí Fátima Ma’sumah, hermana del Imán Reza, yace bajo una cúpula de oro puro. Dicha maravilla la vimos por primera vez por la noche, con las luces reflejándose sobre las paredes del mausoleo y un reguero de gente que nos acompañó en la primera de las grandezas de nuestro viaje a Irán. El recuerdo de la noche mágica que vivimos en Qom nos hace saber de verdad que la aventura por Persia no ha terminado todavía y dudo que lo haga alguna vez.

Cúpula del Mausoleo de Qom (Irán)

Al día siguiente por la mañana, cuando el Sol se erigió como maestro de ceremonias para disfrutar del espectáculo de Qom, pudimos volver a contemplar emocionados esa cúpula dorada dueña del horizonte.

Las cúpulas del Mausoleo Shāh Chérāgh de Shiraz

Siendo más conocidos, a la vez que concurridos, los mausoleos de Qom o Mashhad, parece que el que contiene las tumbas de dos hijos del séptimo imán chií está en un segundo plano en cuanto a visitas pero no en cuanto belleza. En el Mausoleo Shāh Chérāgh que se encuentra en la ciudad persa de Shiraz hay otro tipo de cúpulas diferentes a las que se ven en el resto del país. Allí son más estrechas y de estilo “cebolla”, las cuales resultan realmente llamativas.

Mausoleo de Shiraz (Irán)

Este es otro de esos lugares que merece la pena visitar tanto de día como de noche, cuando los colores y el ambiente religioso (y familiar) permiten contemplar y mezclarse con una atmósfera única. Garantiza momentos que se recuerdan para toda la vida.

La cúpula de la Mezquita del viernes en Yazd

Una de las mezquitas de mayor altura de Irán es la Masjed-e Jameh de Yazd, con dos minaretes que casi llegan a los 50 metros y un portal de entrada (iwan) magnífico. Quizás por esta forma que tienen las mezquitas y monumentos islámicos en esta zona del país, da la impresión que la cúpula pierde algo de protagonismo. Pero si nos fijamos bien la decoración de la misma está entre las más delicadas y prodigiosas que uno puede encontrarse dentro del arte persa en la región. La mezquita del viernes de Yazd, en el centro histórico de la ciudad de adobe, se aprecia más desde las alturas, donde uno se da cuenta de su grandiosidad.

Mezquita del viernes de Yazd (Irán)

La iluminación nocturna que tiene esta mezquita es magnífica, ya que la tiñe totalmente de azul, formando un paisaje arquitectónico de otra dimensión. Compensa sacar el trípode e inmortalizar de esta manera al monumento religioso.

La cúpula de la Catedral armenia de Isfahán

¿Quién dijo que las mejores cúpulas de Irán correspondían únicamente a edificios islámicos? Nada más lejos de la realidad porque el ejemplo de la Catedral armenia de Isfahán, conocida como la Catedral de Vank, es para tenerlo en cuenta y no faltar en la presente lista de cúpulas maravillosas. Este edificio cristiano del Siglo XVII se construyó en el distrito armenio de Jolfa creado a propósito por Shah Abbas I, el impulsor de la actual Isfahán, para reunir en un solo barrio a esta numerosa comunidad. Su faro religioso sería esta catedral que por fuera cualquiera pensaría que es una mezquita más del país.

Cúpula de la Catedral de Vank (Catedral armenia de Isfahán, Irán)

En el interior lo más sorprendente es cuando el arte persa-islámico y el arte armenio-cristiano se fusionan para decorar suntuosamente paredes y cúpula con frescos detalladísimos. Nos dio la impresión de tener frente a nuestras narices una impresionante Capilla Sixtina en el corazón de la República Islámica de Irán, por muy rara que suene la mezcla resultante. El paraíso y el infierno, la vida de Jesús o los martirios de numerosos santos (composición tremendamente macabra la de Vank respecto a este tema) son motivos pictóricos que se explayan en frescos recargados, coloridos y con una minuciosidad que podría definir de locura en el mejor sentido de la palabra.

La cúpula de la Mezquita del viernes de Qazvin

Qazvin fue durante muchos años capital safávida antes de que el poder fuera llevado a Isfahán. A cerca de dos horas al norte de Teherán, esta opción ideal para esquivar la capital o tener una base para explorar el Valle de Alamut (donde están los conocidos castillos de los asesinos), cuenta con un patrimonio fabuloso a la vez que poco conocido. Una de las mezquitas más antiguas del país se encuentra precisamente aquí, en Qazvin, y aunque no cuenta con el mejor estado de conservación posible, se caracteriza por poseer una cúpula bastante curiosa. Y es que sobresale una linterna más alta de lo normal que se asemeja, con perdón, a un pezón. Desde dentro de la mezquita uno no se da cuenta, pero estando algo más lejos se aprecia lo más parecido a un pecho que podamos encontrar en el arte religioso islámico.

Cúpula de la Mezquita del viernes de Qazvin (Irán)

Desde que la vimos la primera vez tanto Isaac como yo bautizamos a este lugar como “la cúpula de la teta”. Se sabe que la Masjid-e-Jameh Atiq Qazvin fue templo zoroástrico antes que mezquita, y que tiene partes del siglo IX después de Cristo. Historia pura del Islam en uno de los países más islámicos del mundo.

La cúpula piramidal de la tumba de Abd Al Samad de Natanz

¡Fuera tópicos de nuevo! Porque viene una de las muchas cúpulas piramidales que se sostienen en mezquitas y mausoleos iraníes. Recuerdan a las vetustas iglesias armenias, pero también aparecen como otro de esos elementos del arte islámico en Persia que nos llaman muchísimo la atención. Aunque vimos varios ejemplos en el viaje, la de Natanz representa a todas ellas con su forma y sus dibujos en lo que parece una punta de lapicero.

Mezquita de Natanz (Irán)

Y hasta aquí esta lista con las que probablemente sean para mí las 10 cúpulas más extraordinarias y maravillosas de Irán. Estoy convencido que podría hacer otra recopilación que como mínimo igualara esta. Pero por hoy basta con este largo paseo por tierras persas con el que hemos disfrutado del leit motiv de sus paisajes urbanos más gloriosos.

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

+ Canal Facebook

* Recuerda que tienes toda la información de nuestra aventura en tierras persas en una completísima Guía práctica del viaje a Irán con información relativa a:

RUTA REALIZADA (QUÉ VER EN IRÁN)

ALOJAMIENTO (HOTELES EN IRÁN)

CÓMO MOVERSE (TRANSPORTES UTILIZADOS EN IRÁN)

50 CONSEJOS ÚTILES PARA VIAJAR A IRÁN

email

12 comentarios en “10 cúpulas maravillosas de Irán

  1. Espectaculares, ojalá las constantes guerras en ese país no se lleven por delante también algunos de estos tesoros. El arte islámico tiene algunas maravillas impresionantes y menos conocidas que otros populares monumentos: documentalium.foroactivo.com/t1289-mezquitas-del-mundo

  2. Pingback: Bitacoras.com
  3. Son una uténtica pasada!! Madre mia..menudas virguerías! La verdad que tanto la cultura en general como su arquitectura me llaman muchísimo la atención.. La verdad es que no me atrevo mucho a viajar a esos países pero con estas imágenes me suben las ganas a mil!

  4. En Persepolis se encontró un gravado, que según unos frailes descubrieron y se lee en zig zag de arriba hacia abajo, habla de:NO JUZGUES TODO LO QUE VEAS PORQUE EL QUE JUZGA TODO LO QUE VE MUCHAS VECES JUZGA LO QUE NO ES. Me gustaría saber mas sobre este grabado.
    Gracias

  5. Hola Sele, margnificas imagenes. Como aficinada a la fotografia que soy me gustaria saber si en la mayoria de las mezquitas etc, se pueden tomar fotografias del interior, me queda la duda de si las que estan en esta entrada son tuyas.Por otra parte si hay problema en llevar una reflex colgando por el tema robos y tal, ya he visto en varios blogs gente viajera que afirma es un país seguro pero me queda la duda…me apetece muchisimo visitar Irán y hacer cientos de fotos.
    Muy útil toda tu información, gracias.

    1. Hola Cristina,

      Sí que te suelen dejar hacer fotos en el interior de las mezquitas de Irán. Y sí todas las fotos aquí publicadas son mías. En este viaje recopilé unas cuantas cúpulas que me gustaron mucho y creo que valió la pena compartirlas.

      Irán a día de hoy es un país segurísimo. Olvídate de robos.

      Te encantará el país, ya verás.

      Un saludo desde la zona tibetana de Yunnan, en China,

      Sele

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.