Granada también es una isla del Caribe (Consejos sobre qué ver y hacer en Granada)

En efecto, Granada también es una isla del Caribe. Además de la ciudad andaluza con su Alhambra y su Albaicín o de la nicaraguense en puro estilo colonial, existe al sur de las Antillas Menores, en pleno mar Caribe, otra Granada con auténticas playas de postal, rudeza volcánica y ritmos tropicales. Una isla sorprendente donde las duchas se disfrutan en cascadas naturales, en la que puedes encontrarte con monos salvajes mientras haces senderismo en un bosque nublado o en la que recopilar un sinfín de especias en sus antiquísimas plantaciones. Y es que este país, cuyo nombre se lo pusieron los españoles y que posee influencias inglesas, francesas, africanas e incluso de India es, para muchos, el tesoro mejor guardado en el mar Caribe.

Saint George (Isla de Granada)

La otra Granada puso el listón muy alto a nuestro crucero por las islas del Caribe. Y es que lo tiene todo. Con el objeto de que la conozcáis mejor he compilado una lista de lugares y consejos sobre qué ver y hacer en la isla de Granada (Grenada oficialmente en inglés) y, de ese modo, poder aprovechar tanto una escala corta como una estadía de mayor duración. Aunque advierto que se trata de uno de esos lugares de los que uno no quiere marcharse después. ¿Para qué cuando existe el auténtico paraíso? 

Historia y particularidades de la isla de las especias

Cuando Cristóbal Colón llega a la isla de Granada en 1498 durante su tercer viaje a América le pone el nombre de Concepción. Pero años más tarde pasa a a obtener su nombre actual, dicen que debido las semejanzas que muchos marinos españoles encuentran entre las curvas montañosas de Sierra Nevada, si bien este aspecto jamás ha sido contrastado o documentado sino que se extiende a una mera tradición popular. En ese momento la isla se encuentra habitada por los Caribes, quienes no mucho tiempo atrás habían derrotado a los auténticos nativos de esta zona, los Arawak. Y, si bien los españoles no parecen tomarse demasiado en serio la ocupación de esta isla por no desplegar fuerzas y entrar en guerra con los Caribes, sí son los franceses y posteriormente los británicos los que ponen su empeño en colonizar Granada y algunas de las islas de alrededor (llamadas Granadinas).

Mapa de situación de la isla de Granada (Caribe)

Con las plantaciones de azúcar llega, como a otros rincones del Caribe, la esclavitud procedente de África. Y no sólo se le da importancia a la caña de azúcar sino al cultivo de múltiples especias al que se le sacaría un jugoso rédito comercial. Granada pasa entonces a ser conocida en muchos países precisamente como “la isla de las especias”. La más importante, la nuez moscada, elemento capital en su economía incluso hoy día.

Saint-George, capital de la isla de Granada

Granada pasa de manos francesas a británicas y, al revés. Aunque son los ingleses quienes desde el siglo XVIII se quedan hasta el final, si bien es cierto que permanecen muchos nombres así como tradición francesa (un porcentaje de la población habla un francés “criollo” o patois con muchas influencias de otras lenguas). En 1974 Granada se convierte en un país independiente, aunque la cabeza del Estado sigue siendo la monarca británica Isabel II. Algo semejante a lo que sucede en otras islas antillanas como Barbados o San Vicente y las Granadinas.

Cañón en el Fuerte Saint George (Isla de Granada)

¿Por qué viajar a la isla de Granada?

En la actualidad Granada es uno de los países turísticamente hablando más interesantes de las pequeñas Antillas. Y, aunque en ocasiones es más conocida por ser uno de los paraísos fiscales del Caribe, cuenta con poderosas razones para visitarla. Paisajes volcánicos, trekkings fascinantes, playas de postal, culturas amerindia y criolla, buenas oportunidades para hacer snorkeling o buceo… y un largo etcétera. De ahí que sea una parada imprescindible en los cruceros que se hacen por las islas del Caribe. Precisamente tuve la ocasión de conocerla de esta manera, a través de un crucero por las Antillas Menores de la mano de Pullmantur que tuvo como origen Santo Domingo en República Dominicana y nos llevó a islas como Martinica, Barbados, San Vicente y las Granadinas, así como a la propia Granada.

Crucero Pullmantur en Granada (Islas del Caribe)

¿Qué ver y hace en Granada? Consejos para un viaje completo o una escala durante un crucero

Granada es una isla a la que se le puede sacar mucho partido, ya sea durante un viaje centrado a este país o, lo que es más común, durante una escala durante un crucero. Si te apetece conocer esta isla y aprovechar tu estancia no te pierdas esta docena de consejos que he recopilado tras mi paso por uno de los grandes bastiones del Caribe.

1. Presta buena atención a la colorida e interesante Saint George, capital de Granada

En la capital de Granada, Saint George, donde viven alrededor de 35.000 personas, hay buena parte de la esencia colonial que dejaron en la isla tanto franceses como británicos. A diferencia de otras capitales caribeñas que son completamente anodinas, Saint George tiene ritmo y color nada más poner el pie en su principal puerto. Es una ciudad cargada de simpatía y tradiciones criollas a la vista con el don de la fotogenia que, desde el Fuerte Saint George, construido por los franceses a principios del XVIII sobre un promontorio, la vuelve arrebatadora. El viejo fuerte, a pesar de su más que preocupante estado de conservación (aguarda algunas instalaciones policiales), es una visita obligada, aunque sea para apuntar con la mirada (y la cámara) a las miras de los muchos cañones que apuntan a la ciudad, a las montañas y a algunas playas privilegiadas escondidas en la bahía.

Sele en la isla de Granada

Si puedes, además de subir al fuerte, piérdete en algún mercado ambulante (a los de frutas, verduras y especias se les puede sacar mucho jugo) y date un paseo alrededor de Carenage, una ensenada utilizada como puerto desde los comienzos de la colonización de la isla y, particularmente, la zona más adorable y pintoresca de Saint George. Alrededor de esta mini-bahía de aguas turquesas hay casas en estilo georgiano y se dejan ver barcos de pesca, además de veleros, grandes yates y las embarcaciones que se dirigen a Carriacou, una de las Granadinas del sur y otro de esos pequeños paraísos que aguardan a este lado del canal de Martinica.

Saint George (Granada)

Todo esto lo puedes hacer a pie desde el puerto, aunque te aguardan empinadas cuestas. En esta ciudad, así como en toda la isla, los llanos no parecen existir.

Mujer de Granada, la isla del Caribe

2. Date un baño en una playa paradisíaca de aguas transparentes

No es necesario rebuscar demasiado para hallar en la isla de Granada una buena muestra de playas de postal de esas que dan para darse un baño en sus aguas cristalinas y tumbarse a la sombra de un cocotero. A menos de media hora del puerto se sitúa la famosa Grand Anse Beach, una larga playa de arena blanca y fina con, al menos, tres kilómetros de extensión. Al otro lado de la ensenada se esconde Morne Rouge Beach, declarada por algunos medios de comunicación globales como una de las playas más hermosas del mundo. ¡Y está tan sólo a cinco minutos de kilómetros de Grand Anse y bien comunicada por carretera!

Grande Anse Beach (Granada)

En el suroeste de la isla La Sagesse Beach esconde su curvatura próxima a un paisaje de manglares. Al encontrarse a tres cuartos de hora en coche desde Saint George no llegan demasiados turistas. Si existe el paraíso tiene que ser parecido a La Sagesse.

Grande Anse Beach (Granada)

3. Practica snorkeling en el parque de las estatuas sumergidas

Los fondos coralinos que quedan en los litorales oeste y al sur de Granada constituyen un reclamo para los aficionados al buceo y al snorkeling. Pero además esta isla cuenta con una atracción que llama poderosamente la atención a los visitantes, independientemente de su pericia a la hora de sumergirse para mirar que hay bajo el agua. En Moliniere Bay, al norte de Saint George, se encuentra The Underwater Sculpture Park, el primer parque con esculturas submarinas de todo el mundo. En 2006 más de sesenta figuras creadas por el escultor británico Jason deCaires Taylor fueron depositadas en el fondo con dos objetivos, ayudar a la recuperación de los corales dañados tras el Huracán Iván en 2004 y mostrar el arte desde otro punto de vista, el que existe y se observa debajo del mar.

Ésta se trataba, probablemente, de la excursión favorita de muchos pasajeros que estaban haciendo nuestro crucero por las islas del Caribe en el barco Zenith de Pullmantur. Y es que no todos los días se puede contemplar un museo “al agua libre”.

4. Visita una de las plantaciones de la isla de las especias

En pleno periodo colonial los terratenientes franceses y británicos se dieron cuenta que había que diversificar el negocio e ir más allá de la caña de azúcar. La tierra y el clima de Granada eran ideales para cultivar especias y así poderlas introducir en una rentabilísima rueda comercial. La número uno fue (y es) la nuez moscada pero también pimentón, clavo, canela, gengibre o cúrcuma, que son ingredientes importantes además en la gastronomía criolla en esta parte del Caribe. También el cultivo del cacao o de la banana se convirtió en un puntal económico de la que entonces pasaría a ser conocida como la isla de las especias.

Palmeras en una de las islas del Caribe como Granada

Afortunadamente se conservan grandes e históricas haciendas de la época colonial en las que hoy día se puede palpar, oler y saborear lo que nace de las plantaciones. Así que una forma fantástica de vivir con los cinco sentidos la isla de las especias es precisamente visitar algunas de estas inmensas plantaciones, preparadas además para el turismo. Las más conocidas y recomendables son Belmont Estate (en el norte de la isla, con más de tres siglos de historia y sede de la Grenada Chocolate Company, es decir, una visita para los muy chocolateros), Dougaldston Spice Estate en Gouyave o la fábrica de procesamiento de nuez moscada Gouyave Nutmeg Processing Station. Para los que prefieran una destilería de ron, que también las hay, las más antiguas e interesantes son Dunfermline Rum Distillery (En Saint Andrew), River Antoine Rum Distillery (En River Antoine, St. Patrick, considerada la primera del Caribe) o Westerhall Rum Distillery (En Saint David).

Ron de Granada

5. Pon los pies a remojo en una laguna volcánica

Granada, al igual que buena parte de las Antillas Menores como Martinica, San Vicente, Santa Lucía o Guadalupe, se trata de una isla de origen volcánico. La curiosidad radica en que tanto en el centro como en el norte de la isla hay lagos inundando viejos cráteres. El más conocido es el Grand Etang Lake, el corazón del Parque Nacional al que da nombre. Los alrededores del lago son un ecosistema de bosque lluvioso y es normal encontrarse como mínimo con un ligero velo de niebla. Del mismo salen varias rutas de trekking, aunque para los aficionados a la vida contemplativa nada mejor que sentarse en el muelle de madera y meter los pies en el agua de la laguna volcánica para sentir el roce de las tilapias y gozar de los juncos doblándose con el viento.

Grand Etang Lake (Granada, Caribe)

Sabías qué A ocho kilómetros al norte de la isla de Granada se encuentra uno de los volcanes submarinos más activos del mundo, el Kick-´Em-Jenny, del que se sabe ha entrado en erupción en torno a una docena de veces desde 1939. Al parecer cuando esto sucede, las aguas del Grand Etang Lake se ven afectadas y llegan a burbujear, lo que indica que el cráter inundado comunica de alguna manera con el más importante del conocido como arco volcánico de las Antillas Menores.

6. Dúchate en una cascada

Si piensas que poniéndote a remojo en Grand Anse Beach o similiares has cumplido tu cupo de baños en Granada, que sepas que te equivocas. Porque cuando te cuente que en te puedes colocar debajo de un salto de agua y darte la mejor ducha de tu vida, te plantearás un nuevo objetivo para cuando visites la isla. Realmente son numerosas las cascadas que vierten el agua dulce y pura de la perla de Las Antillas, pero hay dos en concreto a las que se debe tomar nota. Al sur de Grand Etang Lake se encuentran Annandale Falls, mientras que al norte (algo más espectaculares) están las Concord Falls. Ambas no decepcionan, sobre todo en el momento en que te dejas llevar en un spa al aire libre y completamente natural. Aquí no caben los artificios.

Annandale Falls (Isla de Granada)

7. Haz buen trekking en la isla de Granada

En un país de montañas, selvas y cascadas es lógico pensar que puede tratarse de un destino magnífico para hacer senderismo. ¡Y en efecto así es! Ya sólo en Grand Etang Lake National Park parten diversas rutas de trekking con mayor o menor exigencia. También se promociona mucho en la isla el recorrido que va a los manantiales de “Seven Sisters Falls”. Caminos de naturaleza virgen donde puedes encontrarte con el veloz revoloteo del colibrí, algún que otro “mona monkey” y rematar dándote un baño en una cascada tan alejada de la carretera que apenas la tendrás que compartir con más gente.

Annandale Falls (Isla de Granada)

Así que no quedan excusas. También hay que llevarse un buen calzado a la isla de Granada. No todo iba a ser ir en chancletas…

8. Prueba lo mejor de la gastronomía granadino-caribeña

Con un programa tan apretado un ratito de buen yantar se agradece. Y la comida granadina es un mix criollo de influencias europeas, africanas e hindúes. Debes prepararte para platos muy especiados (que para eso Granada es la isla de las especias) y con mucho sabor. El plato nacional es el Oil Down, en el que se mezcla carne sazonada, pollo, albóndigas, la emblemática “fruta del pan” y otros vegetales (la verdad que la receta varía en cada restaurante local). Todo ello guisado, como no podía ser menos, con leche de coco, hierbas y todas las especias especias cultivadas en la isla con las que otorgarle un grado elevado de sabor. La sopa de callaloo (hojas y tallos de diversas plantas que crecen en este territorio) también suele ser un entrante agradecido.

Sele en el Bruno's Restaurant de Granada

Hay enrollados con carne y curry, el clásico roti hindú, así como unos deliciosos postres en los que entra el cacao y la nuez moscada para dar forma a una manera tropical de despedir un almuerzo o una cena.

Dos recomendaciones para comer bien en la isla de Granada

A pie de playa en Grand Anse Beach el Umbrella Restaurant es un clásico. Y a mitad de camino entre esta playa y Morne Rouge (sobre un promontorio), Bruno’s Restaurant ofrece no sólo platos típicos de granada sino también franceses con unas vistas privilegiadas del Mar Caribe.

9. Persigue las huellas de los nativos caribes

Los indios caribes dejaron su impronta en la isla de Granada. Si bien éstos no construyeron monumentos sí se encargaron de dibujar su mundo sobre las rocas. De ese modo en distintos rincones de la isla se encuentran interesantes petroglifos en los que se pueden leer los símbolos con los que este pueblo expresaba sus creencias. El Mount Rich posee los más llamativos, aunque también estos dibujos amerindios aparecen en Duquesne Bay.

Petroglifo amerindio en Granada (Caribe)

No son de interés de un público amplio pero sí de quienes quieran indagar más en la Historia de Granada anterior a la colonización europea. Además es raro el año en el que no se descubran nuevos petroglifos y surjan imágenes completamente diferentes a las ya existentes.

10. Busca a los monos de Granada

Mucha gente que visita Granada se queda boquiabierta cuando se dan cuenta de que en la isla de Granada hay monos. Los llamados “Mona Monkeys” que habitan las zonas más frondosas y húmedas (Grand Etang National Park y alrededores, sobre todo), no son originarios de Granada. Muchos de estos macacos llegaron en los barcos que traían esclavos de África. Y se reprodujeron con gran éxito en la isla, tanto que llevan casi cuatrocientos años ocupando este territorio. Hoy día es animal protegido y, aunque hay más interés en las grandes posibilidades que ofrece la isla para avistar pájaros (se trata de un gran destino ornitológico), muchos trekkings de interior permiten observar a esta especie que se siente como en su casa, aunque su procedencia real quede a miles de kilómetros del Caribe.

Cartel con información sobre los Mona Monkeys de Granada (Caribe)

En ocasiones se puede ver a algún lugareño con uno de estos monos encadenados para tomar fotografías. Por supuesto desde aquí te pedimos que no colabores con este acto completamente desnaturalizado que no ayuda precisamente a los curiosos monos de Granada.

11. Profundiza en las Granadinas del sur

Además de la isla principal en este país llamado Granada hay otras islas más pequeñas conformando su territorio. Hablamos de las Granadinas del sur (las del norte al otro lado del conocido como canal de Martinica, forman parte de San Vicente y las Granadinas) con Carriacou (la más conocida y accesible), Isla Ronde, Petite Martinique, Caille, Isla Diamante, Large, Saline y Frigate. Muchas de ellas excepcionales para el buceo y con el concepto de “paradisíaco” completamente justificado.

Palmeral en Islas del Caribe

Cada día sale un ferry de ida y vuelta que comunica Granada con Carriacou y Petite Martinique. El trayecto tiene una duración de noventa minutos (el precio aproximado ida y vuelta es de 160 dólares caribeños, aprox 50 euros). Estos barcos parten de Carenage (frente a la estación de bomberos).

12. Asiste a uno de los mejores carnavales del Caribe

Si tienes la suerte de coincidir en Granada con la segunda semana de agosto (sobre todo lunes y martes) te toparás con uno de los carnavales más coloridos y divertidos del Caribe (con perdón de Barbados). El “Spicemas” o Carnaval de las Especias saca a todos los granadinos a la calle con disfraces, desfiles y música. Se ha hecho tan conocido que personas venidas de otras islas vecinas se acercan a Granada para celebrar una de las grandes fiestas veraniegas de las Antillas.

Zancudos en la isla de Granada (Caribe)

Sin duda Granada es una aventura en sí misma y una de las razones más poderosas para plantearte hacer un crucero por el Caribe que toque esta joya antillana. Porque no sólo hablamos del sol y playa o de unas temperaturas privilegiadas durante todo año sino, sobre todo, de una enorme variedad de propuestas con las que cuentan los viajeros que llegan a este pequeño país caribeño. Vamos, que lo tiene todo…

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Canal Instagram @elrincondesele

email

6 comentarios en “Granada también es una isla del Caribe (Consejos sobre qué ver y hacer en Granada)

    1. Muchas gracias Verónica. Este en concreto es un destino del que no había mucha información en internet y me hacía especial ilusión poder contarlo.

      Un saludo,

      Sele

    1. Depende de dónde vengas…. yo vengo de México y te puedo decir que en cuestión de seguridad a comparación de México, es un paraíso….. la comida es cara porque casi todo se importa…. y pues es igual dependiendo de dónde vengas…. hay mucho desempleo e igual mucha falta de educación… puedes empezar muchos negocios ya que no hay tanto. Hay muchísimos estudiantes gracias a la Universidad de medicina que tienen…. puedes hacer un negocio enfocado en ellos aparte de comida….. todo es depende de dónde vengas….

  1. Gracias por este post! Como bien dices hay poca información sobre Grenada. Para un solo día y legando en crucero como vosotros, que recomendarías? os movisteis con taxi o contratasteis un tour?

    Gracias y un saludo

    Carles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.