30 preguntas y respuestas para viajar a Santo Tomé y Príncipe (Consejos prácticos)

Antes de emprender un viaje a un destino del que apenas has oído hablar, tu cuaderno de bitácora no deja de ser un mero cuaderno en blanco, más bien un propósito de intenciones. En mi caso en Santo Tomé y Príncipe tenía todo por anotar, sobre todo siendo uno de los países menos visitados del mundo y con muy poco escrito hasta la fecha. Pero primero con sus playas vírgenes sin otra mácula que la de las tortugas recién nacidas llevando a cabo su primera travesía hacia el océano. Seguido de los paisajes más increíbles a este lado de la línea ecuatorial, con reminiscencias variopintas de películas como Parque Jurásico, King Kong así como otras en las que la selva haga de escenario. Para rematar con un mercado de frutas tropicales, canoas con pescado recién capturado, la sonrisa de la gente alegre de las islas y un auténtico enjambre de niños tirándose al río para jugar como si no hubiera un mañana. De esa forma pude ir aprendiendo y recopilando notas sobre Santo Tomé y Príncipe y poder rellenar muchos folios en blanco.

Niño en Praia Pesqueira (Viajar a Santo Tomé y Príncipe)

Tras publicar una guía de lugares increíbles que ver en Santo Tomé y Príncipe y, con objeto de que pueda resultarle útil a quienes estén interesados en realizar un viaje de este tipo, me gustaría compartir una lista de 30 preguntas y sus 30 respuestas con las que poder desempolvar un montón de ideas. En ella aparecen numerosos consejos prácticos para viajar a Santo Tomé y Príncipe y disfrutar de uno de los rincones más privilegiados (y menos trillados) de África.

CONSEJOS PARA VIAJAR A SANTO TOMÉ Y PRÍNCIPE
(30 preguntas y sus respuestas)

1. ¿Cómo llegar a Santo Tomé y Príncipe?

Desde Europa sólo es posible viajar a Santo Tomé y Príncipe partiendo desde Lisboa. La aerolínea de bandera portuguesa TAP (flytap.com) viaja varias veces por semana a este destino haciendo una parada técnica de una hora (no hay ni que bajarse del avión) en Accra, la capital de Ghana. La aerolínea local STP Airways – Transportes Aéreos de São Tomé e Princípe (www.stpairways.st) lo hace una vez a la semana (los sábados) teniendo unos precios algo más reducidos y pudiendo llevar hasta 80 kg de equipaje sin coste extra.

Avión sobrevolando Santo Tomé y Príncipe

Desde África además de la ya mencionada opción de Accra con TAP, existen varios vuelos semanales a Santo Tomé desde Libreville (Gabón) con la aerolínea CEIBA así como desde Luanda (Angola) con TAAG, la aerolínea de bandera angoleña.

2. ¿Cómo viajar entre islas?

La mejor manera de ir de Santo Tomé a la isla Príncipe y viceversa (es separan 150 km de océano) es en avión. Tan sólo hace este recorrido STP Airways cada día por la mañana. Es un avión pequeño de algo más de veinte filas que necesita 35 minutos para hacer el viaje. Los precios rondan los 50-100 euros el trayecto y las vistas a la llegada a Príncipe son maravillosas.

Grupo Pangea en el aeropuerto de Príncipe

Ocasionalmente se organizan travesía en barco entre islas (mínimo 7 horas de duración en función del estado del mar) aunque sin seguir un criterio turístico. No se cumplen con criterios de seguridad y no los recomiendan especialmente. En caso de que no existan posibilidades de viajar en avión hay que preguntar por si hay alguna salida en barco en el puerto de la ciudad de São Tomé o en Santo Antonio, la capital de Príncipe. Eso sí, olvidarse de reservar con antelación.

3. ¿Hace falta visado parar entrar a Santo Tomé y Príncipe?

No, si el viaje no supera los 15 días y eres ciudadano de la Unión Europea, de Estados Unidos o de cualquier país de habla portuguesa. Sólo hace falta llevar el pasaporte con una validez de, al menos, 3 meses. En el caso de querer pasar más tiempo en el país insular sí es imprescindible poseer visado, que debe solicitarse a la Embajada de Santo Tomé y Príncipe en Lisboa (Fax nº: 00 351 218461895. E-mail: embaixada@emb-saotomeprincipe.pt).

Passport control

4. ¿Tiene vacunas obligatorias?

Tan sólo se exige la cartilla de la vacuna de la fiebre amarilla si se procede de un país en el que esta enfermedad sea endémica o esté presente. La malaria está prácticamente erradicada en las islas, aunque sigue habiendo algunos casos aislados cada año (en Santo Tomé más que en Príncipe) por lo que hay centros de salud donde recomiendan tomar la profilaxis de la malaria y otros que no le dan tanta importancia. Otras vacunas recomendadas son la de las fiebres tifoideas, hepatitis B o Tétanos, aunque para casi cualquier país del mundo y para gente que viaje mucho a lo largo del año.

Vacunas en Irán

5. ¿Por qué viajar a Santo Tomé y Príncipe?

Cada vez quedan menos lugares en el mundo que hayan escapado al foco del turismo masivo. Santo Tomé y Príncipe es uno de esos últimos paraísos que han sabido mantener su esencia sin perderse en especulaciones urbanísticas ni imanes de turismo barato. Sus habitantes adoran su país y son conscientes de las muchas riquezas naturales que posee. También ha habido suerte de que quienes han invertido en infraestructuras turísticas, sobre todo alojamientos, han evitado caer en la tentación de ir a lo fácil, apostando por un desarrollo sostenible en el que el ecoturismo está teniendo un peso esencial. El lema de Santo Tomé y Príncipe es “leve leve”, algo así como ir todo en pequeños pasos, lentamente, sin agobiarse. Y eso se aplica no sólo a una forma de vida sino a la forma en la que están creciendo y quieren mostrarse al mundo.

Vistas del Cao Grande en Santo Tomé y Príncipe

Si ser un destino poco trillado ya es una virtud destacable, basta con añadirle playas de postal (y salvajes), una importantísima porción de selva virgen (que además está declarada como Reserva de la Biosfera) con el Parque Natural Ôbo como principal estandarte, numerosísimas plantaciones de cacao o café (las conocidas como roças), paisajes deslumbrantes con increíbles chimeneas volcánicas emergiendo en mitad de la nada, una enorme cantidad de especies animales y vegetales endémicas, amén de otras como las tortugas marinas, las aves y las ballenas, que forman parte del objetivo de muchos amantes de la naturaleza que visitan el país. Y no conviene olvidarse de la deliciosa y cuidada gastronomía saotomense, de la amabilidad de la gente con la que te encuentras por el camino, de sus múltiples opciones de trekking y, por supuesto, de lo seguras que son sus calles.

Niño en Praia Pesqueira (Santo Tomé y Príncipe)

6. ¿Es un destino para todo tipo de viajeros?

Santo Tomé y Príncipe consituye un apropuesta magnífica para viajer@s empedernid@s que creen engañados que ya es difícil que se sorprendan, para otros con menos kilómetros a sus espaldas y que desean llamar a la puerta de África sin preocuparse por la seguridad, para parejas que desean unificar aventura con relax e incluso para familias que prueban África con sus vástagos. Los aficionados al senderismo, a las aves (es maravilloso para los ornitólogos) y fauna marina como tortugas, ballenas o delfines, a la fotografía, al submarinismo y al buen comer, a los lugares poco transitados y a las playas sin aditivos artificiales, tienen en Santo Tomé y Príncipe uno de los mejores viajes que pueden hacer en la vida.

Martín Pescador de Príncipe (Santo Tomé y Príncipe)

Para toda clase de presupuestos y toda clase de exigencias, con modestas guesthouses o lodges al más puro estilo africano. Realmente es difícil decepcionarse en un país así. Por supuesto hay que ir con la mente abierta y ser conscientes de que Santo Tomé no es rico y tiene mucho que mejorar todavía. Así que no alarmarse por “problemas” como que haya cortes de luz, que haya muchas zonas que no tienen las mejores comunicaciones por carretera o que no se pueda pedir pizza bolognesa en cualquier parte. Es Santo Tomé y Príncipe, no Miami.

Mesa del restaurante del Bom Bom en Príncipe

7. ¿Por qué Santo Tomé y Príncipe está en las listas de los países menos visitados?

En realidad yo tampoco lo entiendo. Quizás que haya tan pocas frecuencias aéreas (sólo 2 compañías comunican este destino con Europa) tenga algo que ver. Pero eso refleja una bajísima demanda por parte de los visitantes (aproximadamente 20.000 viajeros al año, en su mayoría portugueses y angoleños). Mi opinión es que se trata todavía de un país sumamente desconocido que no entra en el plan de muchos viajeros porque no saben absolutamente nada de él. No hay mucha literatura viajera al respecto, ni demasiados artículos de revistas, blogs, etc.

Sele en Praia Grande (Santo Tomé y Príncipe)

8. ¿Cuántos días se recomiendan para visitar el país?

Es recomendable pasar en Santo Tomé y Príncipe un mínimo de una semana completa (sin contar la ida y la vuelta en avión) para que de tiempo a enterarse de algo. Diez días están muy bien. Y perfecto para ver bien las dos islas principales (asumiendo que siempre quedarán cosas, aunque éstas sean pequeñas) y no tener que pedir visado, un par de semanas.

Pescador en canoa en Santo Tomé y Príncipe

Eso sí, lo que sí no puedo dejar de aconsejar es que se vaya tanto a Santo Tomé como a Príncipe. El sabor de boca que deja esta última justifica cualquier viaje a este país. Y sólo el que ha estado lo entiende. Dentro del último paraíso, Príncipe es el puro edén.

9. ¿Qué ver o hacer en un viaje a Santo Tomé y Príncipe de una semana/diez días de duración?

Santo Tomé y Príncipe, así como las pequeñas islas aledañas tipo Rolas, son un enclave natural magnífico donde el paisaje es el protagonista. Te cuento los lugares más increíbles que ver en Santo Tomé y Príncipe en la guía que he publicado recientemente en este blog. Ahí están mis recomendados para un viaje de una semana o diez días a este país. Aún así, si tuviera que quedarme con diez lugares o excursiones escogería:

  • Disfrutar de una buena panorámica del pico Cão Grande, una aguja volcánica de algo más de 600 metros que nutre el paisaje del Parque Natural Ôbo en la isla de Santo Tomé.
  • Observar el desove de tortugas marinas o su nacimiento en playas salvajes como Praia Grande (Príncipe) o Praia Jalé (Santo Tomé). Y salir a avistar ballenas en barco (ambas cosas se pueden hacer tanto en Santo Tomé como en Príncipe).

Cría de tortuga marina en Praia Grande (Santo Tomé y Príncipe)

  • Visitar a última hora de la tarde la Boca do inferno, la versión tropical de la Calzada del Gigante con su característico suelo basáltico y el oleaje formando un auténtico espectáculo natural.
  • Proponerse alguna ruta de trekking en el Ôbo, ya sea en Santo Tomé o en Príncipe (en esta última está casi inexplorado).

Sele en el Parque Natural Obo (Santo Tomé y Príncipe)

  • Rodear a pie la isla de Rolas y fotografiarse entre dos hemisferios en la mismísima línea ecuatorial.
  • Emocionarse al atardecer en la mejor panorámica de Príncipe en Oké Daniel.

Paisaje de Príncipe desde Oké Daniel (Santo Tomé y Príncipe)

  • Conocer por dentro alguna de las roças (plantaciones) de la época colonial que siguen funcionando hoy día como Roça Paciencia (Príncipe) o Monte Café (Santo Tomé).
  • Darse un chapuzón en Praia Banana, Praia Macaco o Praia Boi, la santísima trinidad de las playas paradisíacas de Príncipe.

Praia Boi en Príncipe (Santo Tomé y Príncipe)

  • Darse un homenaje culinario en la Roça São João (São João dos Angolares) por apenas 20 euros. Con showcooking incluido.
  • Visitar con buen tiempo Lagoa Azul, en el norte de Santo Tomé. Un lugar donde además crecen los baobabs a pie de playa.

Con mucho más detalle: Guía de lugares increíbles que ver en Santo Tomé y Príncipe.

10. ¿Cuándo viajar a Santo Tomé y Príncipe?

Teniendo en cuenta de que en Santo Tomé y Príncipe llueve bastante como país tropical que es, hay algunos periodos donde lo hace algo menos. Entre junio y septiembre, coincidiendo con el verano europeo, hay una especie de estación seca. Igualmente enero, febrero y parte de marzo no registran la misma cantidad de agua que en los demás meses. También hay que decir que no son lluvias constantes y sí chaparrones momentáneos. Igualmente conviene hacerse a la idea de que son mucho más fáciles los días nublados que los soleados. Es decir, se trata de un destino de naturaleza y playas, pero no de sol en abundancia. Eso hay que tenerlo claro antes de partir. Hay una media constante de temperaturas que rondan todo el año los 27 grados (con bastante humedad).

Canoas de pescadores en Morro Peixe (Santo Tomé y Príncipe)

Aún así cualquier época del año es buena para viajar a Santo Tomé y Príncipe. En noviembre (y hasta marzo) vienen las tortugas a desovar (y de febrero a casi mayo se ven salir a las tortugas de los nidos), la mejor visibilidad para hacer buceo es entre diciembre y marzo, se celebran los carnavales a todo tren en febrero. Y antes de verano los vuelos son mucho más baratos así como los alojamientos. Hay quien dice también que noviembre, aunque es lluvioso, regala una luz excelente para la fotografía. Y quienes buscan ver aves, en los primeros meses del año empieza el cambio de plumaje para que los machos atraigan a sus posibles parejas.

Paisaje en Príncipe (Santo Tomé y Príncipe)

En resumen, Santo Tomé y Príncipe es ideal para cualquier mes del año.

11. ¿Santo Tomé y Príncipe es un país seguro para viajar?

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España deja claro en sus recomendaciones de viaje que “La situación de Santo Tomé y Príncipe es tranquila y el viajero no corre riesgos particulares”. Y otra cosa no, pero suele cubrirse las espaldas con casi cualquier destino. No cabe duda de que Santo Tomé y Príncipe se trata de uno de los países más seguros de África, con unos índices de criminalidad que ya firmarían muchos países del mundo. Es una de las benditas excepciones en el continente africano, permitiendo salir tanto de día como de noche a la calle con total tranquilidad. Y sin tener que estar pensando en si debíamos haber dejado el teléfono móvil o la cámara en el hotel. Por supuesto esto no quita que debamos guardar ciertas precauciones y ser lo lógicos, sobre todo en zonas donde hay muchas aglomeraciones, que somos tanto en nuestra ciudad como cuando salimos fuera.

Anciana en Sao Nicolau (Santo Tomé y Príncipe)

Aún así siempre que viajamos al extranjero conviene estar perfectamente cubiertos por lo que pueda pasar, por lo que siempre conviene no marcharse sin contratar con seguro de viaje. Y Santo Tomé y Príncipe no es una excepción. No es recomendable llevar a cabo un viaje de este tipo sin un buen seguro que nos cubra en Santo Tomé y Príncipe ante posibles accidentes, enfermedades o contratiempos que puedan suponernos un sobrecoste inasumible (la hospitalización o atención médica en este país para un extranjero es extremadamente cara). En nuestro caso para esta aventura utilizamos el Seguro de viajes de IATI porque nos parece que sus pólizas cuentan con una cobertura superior a la media (Más de 60.000 euros en muchas pólizas), están muy enfocadas a distintos tipos de viajes, te adelantan el dinero si sucede algún problema y ofrecen un trato personalizado. Los lectores de este blog, además, pueden contratar el Seguro de viajes de IATI que mejor se adecué a lo que están buscando con un 5% de descuento (que se aplica de forma directa entrando a través este mismo enlace o en el banner de abajo).

Contrata tu seguro de viajes con un 5% de descuento para los lectores de El rincón de Sele

12. ¿Por qué dicen que es el Centro del Mundo?

Ningún otro territorio está tan cerca del meridiano cero (o de Greenwich) mientras es atravesado por la línea ecuatorial (paralelo cero). Así que, teniendo en cuenta estas líneas imaginarias, es posible asegurar de que es el centro (casi exacto) del mapamundi.

Mapamundi con Santo Tomé y Príncipe en el centro

13. ¿Qué animales viven en el país?

Pocos lugares en el mundo cuentan con tantas especies endémicas, teniendo en cuenta las pequeñas dimensiones de las islas, aunque ninguno de gran tamaño. Un lugar darwiniano como pocos donde la adaptación y evolución al entorno ha sido clave para la mucha fauna que habita Santo Tomé, Príncipe y los islotes menores. Mamíferos hay más bien pocos, destacando en el interior la musaraña de Santo Tomé y, por supuesto los cetáceos que se dejan ver muy cerca de la costa (ballenas jorobadas y delfines, llamados en portugués golfinhos). La presencia de aves es muchísimo mayor, pudiéndose distinguir nada menos que 114 especies, de las cuales 26 son endémicas, de ahí que sea uno de los destinos predilectos por los ornitólogos de todo el mundo.

Martín Pescador (Santo Tomé y Príncipe)

También hay buena presencia de anfibios (7 endémicos) y reptiles con diversas especies de serpientes (en Santo Tomé fue introducida hace siglos la cobra negra, siendo el animal más peligroso de la isla, aunque encontrárselo es realmente complicado).

Junto a las aves el principal reclamo es la tortuga marina. Nada menos que cuatro especies van a desovar a las playas de Santo Tomé y Príncipe.

14. ¿Dónde y cuándo hay más probabilidades de ver desovar a las tortugas marinas?

Entre los meses de noviembre/diciembre y febrero/marzo las tortugas marinas vuelven a la playas de las islas para poner sus huevos. Si bien su presencia se ha visto amenazada durante décadas por la caza de las mismas, la cual está completamente prohibida, parece que con concienciación y, sobre todo, tiempo, se está logrando verlas como un recurso natural y turístico imprescindible en el país. Algo que hay que mantener a toda costa y para lo que la ONG MARAPA está haciendo esfuerzos titánicos.

Tortuga marina en Santo Tomé y Príncipe

En distintos puntos de las islas se organizan paseos en los que observar el proceso del desove sin perturbar a estos animales. Para ello hay que guardarse las linternas (sólo valdrían si son de luces rojas) y olvidarse del flash de las cámaras de fotos. Las luces, salvo las rojas, ahuyentan a las tortugas y retrasan la puesta de huevos.

En Santo Tomé Praia Jalé y Praia Inhame, en el sur de la isla, son probablemente los mejores para observar este espectáculo. También las del norte, haciendo base en Morro Peixe y saliendo a recorrer playas como Micondó, Tamarindos, Conchas, Governador, São Carlos o Caroceiro. Cuando llega la noche, y si se está en época de desove, son excepcionales para contemplar uno de los momentos más bellos que es capaz de regalar la naturaleza.

Cría de tortuga marina (Santo Tomé y Príncipe)

En Príncipe destaco una playa sobre todas las demás, Praia Grande, porque cuenta cada año con más nidos que ninguna otra en la isla y hay apostado un espacio físico para que puedan estar quienes se ocupan de proteger a las tortugas y sus nidos de enemigos naturales y, sobre todo, humanos.

Crías de tortuga marina en Praia Grande, Príncipe (Santo Tomé y Príncipe)

Entre enero y mayo lo que es posible es ver cómo las crías salen de sus nidos y se dirigen hacia el mar, algo que también es muy bonito de presenciar. Dado que hay muchos nidos que se han protegido, es posible llegar a tiempo cuando se sueltan estas tortuguitas en la arena y van tan deprisa como torpes al oscuro océano.

15. ¿Cuál es la mejor época del año para ver ballenas?

Entre los meses de julio y octubre (a veces incluso hasta diciembre) las ballenas jorobadas se dejan ver con bastante facilidad en las aguas que rodean las islas e islotes que conforman este país. También aparecen ocasionalmente ejemplares de ballena azul, aunque esto es mucho más raro. Quienes sí se dejan ver sin ningún problema son enormes grupos de delfines (golfinhos), que saltan junto a las embarcaciones. Se organizan tours en la ciudad de São Tomé, en Santana o en Isla de Rolas. Y en Príncipe el Bom Bom resort (también Sundy Praia o Roça Sundy) monta salidas para ver ballenas desde un modesto barco.

Ballena jorobada en Prince William Sound (Alaska)

16. ¿Alguna agencia española organiza viajes a Santo Tomé y Príncipe?

Las propuestas de Santo Tomé y Príncipe escasean en los catálogos de viajes de buena parte de las agencias españolas (en Portugal hay una que lleva varios años ofertándolo como es Soltrópico-Viagens e Turismo). Más bien son un auténtico folio en blanco. Mi visita al país tiene que ver precisamente con una prospección llevada a cabo por Pangea The Travel Store, la tienda de viajes más grande del mundo (con presencia en Madrid y Barcelona), compañía que desea ser pionera en este destino único teniendo muy en cuenta sus particularidades concretas y la necesidad de que su desarrollo turístico sólo puede pasar por el eje de las sostenibilidad. Estamos estudiando incluso la posibilidad de llevar a cabo viajes de autor a estas islas conmigo en la que podrían apuntarse los lectores de El rincón de Sele (algo que estamos ya proponiendo para la península de Kamchatka en la primera quincena de septiembre de 2018), aunque eso el tiempo lo dirá.

Daniel Puertas, Director General de Pangea, en Santo Tomé y Príncipe

17. ¿Si tuvieras que elegir tres playas de Santo Tomé y Príncipe con cuáles te quedarías?

Es difícil decantarse porque hay muchas playas de ensueño en Santo Tomé y Príncipe pero si me tengo que mojar diré que me impresionaron notablemente Praia Banana y Praia Grande en Príncipe así como Praia Bateria en la isla de Rolas. Esta última es una cala muy “Piratas del Caribe” con una enorme belleza escénica y espacio para muy pocas personas.

Banana Beach en Príncipe (Santo Tomé y Príncipe)

18. ¿Qué tal es la infraestructura hotelera?

Sin ser uno de esos destinos con una oferta hotelera apabullante (algo lógico teniendo en cuenta la poca presencia de turistas), cabe destacar que cada vez son más las propuestas de alojamiento que se ofrecen en las islas. Es evidente la tendencia en alza de los ecolodges y algunos edificios de antiguas roças reconvertidas ahora en hoteles. La compañía lusa Pestana llegó primero a Santo Tomé y Príncipe y cuenta con varios establecimeintos de cuatro y cinco estrellas, destacando, en mayor medida, el Pestana Equador Ilhéu das Rolas. Los Pestana de São Tomé, sin estar muy mal, van requiriendo una apremiante renovación de las instalaciones si no quieren quedarse atrás. Mi favorito en la capital es, sin duda, Omali Lodge, muy cerca del aeropuerto, con villas ideales para parejas, grupos de amigos y familias.

Omali Lodge (Santo Tomé y Príncipe)

Empiezan a ofertarse guesthouses o pequeños alojamientos familiares a precios bastante competitivos, aunque sin el servicio, como es obvio, que proporcionan hoteles de una mayor entidad. En el sur las propuestas de ecolodges en Jalé o Inhame son de una calidad/precio excelentes, cumpliendo además con todos los criterios medioambientales.

Roça São João en São João es un ejemplo magnífico de reconversión de una plantación en un espacio cultural y gastronómico con habitaciones tranquilas en un entorno espectacular.

Roça de Sao Joao (isla de Santo Tomé en Santo Tomé y Príncipe)

En Príncipe hay un número bastante más reducido de hoteles. El primer resort levantado en la isla fue Bom Bom (una maravilla) y Roça Sundy tiene unas habitaciones enormes y acogedoras. Muy cerca Sundy Praia ofrece un concepto de lujo propio que recuerda a los lodges africanos de más de 1000 euros la noche. Para precios más modestos conviene buscar algunas de las pensiones que ofrecen habitaciones en Santo Antonio, la ciudad principal de la isla.

Resort Ilheu Bom Bom (Príncipe)

19. ¿Es un país caro o barato?

No se trata de un país caro, pero tampoco hay que creerse que estamos en el Sudeste Asiático, ni mucho menos. Sus precios recuerdan a los españoles salvo en los hoteles 4/5 estrellas, que tienen un coste algo más elevado al haber en menor cantidad y tener que pagar el peaje de la exclusividad. Los alquileres de vehículos son de aproximadamente 50/60€/día un Suzuki Jimny. Y se puede comer bien por una horquilla que va entre los 10€ y 20€. Un refresco cuesta en torno a 1 o 2 euros.

Pescador en Santo Tomé y Príncipe

20. ¿Qué tal se come en Santo Tomé y Príncipe?

En un país en el que no se produce demasiada carne y grano (sólo un 9% del país es apto para arar) el protagonismo se lo lleva el pescado grelhado (el peixe voador o pez volador lo ponen en muchos sitios), el arroz, las frutas tropicales y, por supuesto, las especias. El mango y la papaya son excelentes, se utiliza el coco para muchos platos y se rinde culto tanto al chocolate como al café. Los saotomeses no son muy aficionados al marisco, pero se puede encontrar en algunos restaurantes.

Pulpo en Salsa Romescu

Pero lo bueno, y que no me esperaba de Santo Tomé y Príncipe, es que tienen unas dotes innovadoras en la cocina realmente interesantes. Se cuida mucho la presentación y hay restaurantes como el de la Roça São João dos Angolares que ofrece una degustación exquisita que da muestra de todo ello (y a sólo 20€ el menú). Sin olvidar, en ningún caso, los productos de la tierra.

Frutas en Roça Sao Joao

21. ¿Los buceadores van a encontrar buenas propuestas para sus inmersiones?

Santo Tomé y Príncipe es, por supuesto, un destino interesante para los aficionados al buceo. Su fondo volcánico y las corrientes propias de la línea ecuatorial atraen numerosas especies animales del este y el oeste convirtiendo esta parte del Atlántico en un punto de encuentro para tiburones, rayas y, como no, tortugas marinas. En Santo Tomé uno de los lugares más prolíficos para la práctica del buceo es el área de la isla de Rolas, “Sete pedras”, el islote de las cabras o Lagoa Azul y se encuentran centros tanto en la capital como en Santana (Club Santana), la propia Rolas (a través del Pestana) o en Praia Lagarto (Tropic Venture), aunque por lo que pude conocer in situ cada vez hay más propuestas relacionadas con el submarinismo. Lo mejor es preguntar en el hotel en el que se está alojado y que te informen de las últimas novedades.

Barco en Santo Tomé y Príncipe

En Príncipe las excursiones de buceo se organizan en los hoteles tipo Bom Bom, Roça Sundy o Belomonte. Y para muchos buceadores la zona del islote Boné de Jóquei (Jockey Cap Island) proporciona una experiencia magnífica, así como en la zona de la Bahia de Agulhas, que además se encuentra en una de las áreas más salvajes de la isla.

Los mejores meses para la práctica del buceo en Santo Tomé y Príncipe, debido a sus excelentes condiciones de visibilidad, son diciembre, enero, febrero y marzo. Y cuando hablo de buceo también quiero reflejar el snorkeling para quienes todavía no se han iniciado con imersiones más exigentes y no tienen el PADI.

22. ¿Con qué otro país africano se recomienda combinar Santo Tomé y Príncipe?

En el caso de contar con mucho tiempo para viajar y querer combinar Santo Tomé y Príncipe con otro país africano (ya del continente) dos buenas opciones son Gabón (un país bastante virgen y seguro con una naturaleza excelsa y la posibilidad, incluso, de ver gorilas de llanura) y Ghana (aunque sería alargando el stopover si se viaja con la TAP). También Angola, con el cual tiene frecuencias aéreas directas, si bien este país no sólo no es de los más seguros de África sino que además resulta bastante caro para el visitante.

Mapa de situación de Santo Tomé y Príncipe

23. ¿Cuál es el trato del local al turista?

La amabilidad de los ciudadanos de Santo Tomé y Príncipe con el visitante es otro de los puntos fuertes de este país. Sin olvidar su lema leve leve (algo así como calma, calma o take it easy), siempre acompañan sus gestos con una sonrisa y se dirigen a ti siempre con una educación exquisita. No hacen sentir al extranjero como un dólar con patas y si te solicitan algo (o que compres, etc.) y les dices que no una sola vez y es suficiente. Tampoco son reacios a que les tomes fotos (aunque, por supuesto, lo más conveniente es pedir siempre permiso) por lo que los amantes del retrato y las escenas del día a día tienen en Santo Tomé y Príncipe un destino más que recomendable.

Mujer en isla de Rolas (Santo Tomé y Príncipe)

24. ¿Puedo pagar con euros además de con la moneda local? (inciso tarjetas)

La moneda local de Santo Tomé y Príncipe es la Dobra (1 euro equivale a en torno a 25.000 dobras). Aunque desde 2018 han entrado en circulación unos billetes a los que le han quitado 3 ceros, por lo que en realidad 1€=25 DB. Por el momento conviven estos nuevos billetes con los que te hacían “millonario” con apenas 100 euros, por lo que hay que tenerlo en cuenta y no llevarse un susto cuando hablen todavía de miles.

De todas formas es posible pagar en euros en todo momento, aunque en numerosas ocasiones las vueltas las ofrezcan en dobras. Si no queremos dobras, aunque no está de más contar con algunas para pagar cosas pequeñas o dar propinas, debemos preguntar antes de hacer una transacción y, de ese modo, saber qué cambio vamos a recibir. Conviene saber igualmente que las dobras no se pueden cambiar fuera de Santo Tomé y Príncipe, por lo que lo mejor, si nos hacemos con esta moneda en el hotel, en un cajero, entrando al banco o cambiándola en el mercado, es que tengamos cantidades pequeñas. Realmente siempre se va a poder pagar en euros.

Dobras nuevas en billetes (Santo Tomé y Príncipe)

El uso de la tarjeta de crédito para pagar en Santo Tomé y Príncipe es todavía escaso, aunque sí se puede hacer en hoteles de 4/5 estrellas. Mejor no contar con poder pagar con tarjeta y, o llevar consigo la cantidad estimada a gastar durante el viaje o sacar dinero en los cajeros de São Tomé y Santo Antonio (dan dobras y no euros).

25. ¿Cómo es este destino para los amantes de la fotografía?

En una sola palabra… MARAVILLOSO. Paisajes de impresión, aves extremadamente llamativas, cultura local proclive al retrato, edificios coloniales en ruinas, flores por todas partes y esa neblina colándose en un entorno selvático hace de Santo Tomé y Príncipe un auténtico regalo para los amantes de la fotografía.

Mujeres en Roça Sao Nicolau (Santo Tomé y Príncipe)

CONSEJO: Dado que en Santo Tomé y Príncipe llueve bastante y, cuando lo hace, lo hace con rabia, es recomendable llevar un compartimento estanco para poder proteger el material fotográfico.

26. ¿Es fácil entenderse con la gente local?

La lengua oficial de Santo Tomé y Príncipe es el portugués, así que tan fácil como cuando viajamos al país vecino. Un buen “portuñol” abre muchas puertas.

Mercado de Santo Tomé, la capital de Santo Tomé y Príncipe

27. ¿Cuál es el estado de las carreteras en Santo Tomé y Príncipe?

Las carreteras en este país, sobre todo en Santo Tomé, están en mejor estado del que nos podamos imaginar. Por supuesto hay todavía muchas rutas de interior que aún no están asfaltadas y, cuando eso sucede, el barro puede jugarnos una mala pasada si no contamos con un 4×4. En Príncipe hay menos carreteras y el asfalto escasea, por lo que en el caso de tener que alquilar vehículo, nos puede dar mucho más juego la isla de Santo Tomé (se puede hacer una buena ruta norte, sur y este en un coche normal.

Carretera en Santo Tomé (Santo Tomé y Príncipe)

Carretera embarrada en Santo Tomé y Príncipe

28.  ¿Es necesario algún enchufe especial?

Los enchufes y tipos de corriente son idénticas a las de España, por lo que no hay que llevarse ningún adaptador. Eso sí, se dan bastantes cortes de luz a lo largo del día y de la noche.

29. ¿Está adaptado para personas con discapacidad motora o visual?

Las facilidades para discapacitados en Santo Tomé y Príncipe están a la par que en la mayor parte de países africanos, es decir, muy deficientes. Las calles no se encuentran para nada preparadas para las sillas de ruedas o gente que necesite ayuda para moverse, no existe el Braille para las personas con alguna enfermedad visual y, obviamente puede resultar un destino demasiado incómodo para viajeros con algún tipo de discapacidad física. Santo Tomé y Príncipe se encuentra a años luz de los estándares recomendados para estos casos.

Casa en Praia Pesqueira (Santo Tomé y Príncipe)

30. ¿Qué ver y hacer si regresaras a Santo Tomé y Príncipe?

En el caso volver a viajar a Santo Tomé y Príncipe después de nuestra primera ruta tengo claro que le dedicaría más tiempo a indagar en el Parque Natural Ôbo en ambas islas. Así como tratar de terminar de dar la vuelta a Santo Tomé por su poco explorado lado oeste (sólo se puede hacer a pie o en barco). Me encantaría ir, además, en época de ballenas para poder fotografiar a las jorobadas muy cerca de la costa, y también practicar de snorkeling en Lagoa Azul. Así como hacer una cata de cacao en la casa del chocolate de Claudio Corallo (en la capital) y quedarme a dormir en la Roça de São João o en una de las caballas de turismo ecológico de Praia Jalé y así disfrutar de pleno del lugar donde más tortugas desovan durante el invierno de toda la isla.

Parque Natural Obo en Santo Tomé y Príncipe

Y, dado que me gusta mucho el tema del pajareo, me volvería loco viajar en barco a las Tinhosas, dos islotes pedregosos donde anidan numerosas especies de aves marinas como el piquero pardo (familia del piquero de patas azules que se ven en las Galápagos), el charrán sombrío o el ave tropical de cola blanca, entre otros muchos.

Algunas preguntas las contesté en el programa Paralelo 20 de Radio Marca. Si quieres escuchar mi intervención con Santo Tomé y Príncipe como protagonista, puedes descargarte el audio aquí. Tiene una duración aproximada de 15 minutos.

Espero que estos consejos para viajar a Santo Tomé y Príncipe puedan ser de utilidad a quienes tengan entre ceja y ceja este país y se están planteando conocerlo. Hay mucha información recopilada bajo la categoría SANTO TOMÉ Y PRÍNCIPE 2018, donde podréis acceder haciendo clic en el enlace o en el banner que hay más abajo.

¡¡¡Salud y viajes!!!

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Instagram @elrincondesele

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *