Archivo de la categoría ‘Uzbekistán 2011’

Nunca una gota de agua en el desierto fue tan preciada ni tan preciosa. Nunca un contoneo de murallas de barro y ladrillo resultó tan glorioso. Nunca un mar de minaretes y azulejos tuvo esa sintonía de colores hipnóticos. Así es Khiva (o Jiva), otro de esos lugares imprescindibles en la Ruta de la Seda que se ha hecho inmortal a base de Leyenda y huellas sobre la arena. En el extremo suroeste de Uzbekistán, apenas a un paso de Turkmenistán, brota como por arte de magia una ciudad extraordinaria que nos lleva a caminar por un decorado original de cualquiera de los cuentos de las Mil y una noches.

Foto de Khiva (Uzbekistán)

Dentro de nuestro viaje a Uzbekistán hicimos de Khiva un dormitorio de techos estrellados con vistas directas a nuestros sueños. Leer el resto de esta entrada »

Cuando llegamos a Moynaq, una de las ciudades más remotas y desoladas de la República Autónoma de Karakalpakstán (dentro de Uzbekistán), y vimos en el cartel de bienvenida la figura de un pez nos pareció una broma macabra. Aquel fantasmagórico lugar había sido próspero décadas antes cuando se trataba de uno de los puertos principales del Mar de Aral, el cuarto lago más grande de todo el Planeta. Pero tras el que probablemente fuera el mayor desastre ecológico de la Historia, consentido y orquestado, ha quedado batido en la pereza y soledad de un desierto de partículas tóxicas cuya orilla se ha perdido a cientos de kilómetros, siéndole robado el presente y el futuro. El Mar de Aral es apenas un 10% de lo que fue, y lo que queda, absolutamente contaminado, se ha alejado de puertos como Moynaq dejándolos a expensas del olvido y de un vetusto y oxidado cementerio de barcos que ya no tienen razón de ser. El viento no movía olas sino granos de veneno bacteriológico que se colaba en las paredes herrumbrosas de aquellas embarcaciones rodeadas de anacronismo y pesadumbre. Nunca pensé que fuera a quedarme sin palabras…

Fotografía de un barco abandonado en el Mar de Aral

Uno de los retos de nuestro viaje a Uzbekistán era pasar del cielo de la Ruta de la Seda a ser testigos del infierno que provocó la falta de ética y sensibilidad del ser humano para permitir que el mundo perdiera uno de sus grandes mares. El Mar de Aral ya no es un mar inmenso y abundante, sino algo perdido en un desierto envenenado y maldito. Y allí estuvimos para verlo con nuestros propios ojos. Leer el resto de esta entrada »

Todavía creo escuchar las voces de quienes en tiempos lejanos venían a encontrarse en Bukhara. Resuenan en mi cabeza las conversaciones jococas surgidas en los caravansares donde los camellos y caballos solían reposar de tan larga y difícil travesía. Les veo aproximarse y suspirar de alivio al atisbar en el horizonte la impresionante silueta de la ciudad más noble y santa de Asia Central. La moral esquilmada por un duro viaje atravesando los desiertos más inhóspitos y peligrosos se repone en cuestión de segundos al alcanzar las puertas de la grotescas murallas de barro que protegen a la población de los ataques de tribus foráneas. Y es que pensar en Bukhara es ponerse en la piel de mercaderes, viajeros y otras almas nómadas que hicieron suya la Ruta de la Seda. Todos ellos fueron grandes aventureros, personajes anónimos en una Historia a veces demasiado selectiva en cuanto a nombres, que encontraron en esta ciudad un hogar transitorio entre minaretes, bazares, palacios y fondas de mala muerte. Afortunadamente hoy aquello no es polvo y arena, ni mucho menos, y la vida nos ofrece una nueva oportunidad de permanecer en uno de los escenarios más extraordinarios que existen en el mundo.

En el anterior relato sobre esta ciudad (Bukhara: La belleza del espíritu I) os conté algunos de sus porqués centrándome en el Poi Kalon y el perfecto ensamblaje de una madrasa, un alminar y una mezquita, convertidos en el punto de referencia para todos los viajeros que posan allí sus pies. Ahora es momento de contaros cuáles son los demás lugares que creo indiscutibles en toda visita a la vieja Bujara. Por ser hermosos, apasionantes, emocionantes… y por ser el reflejo fiel de aquellos que un día vinieron de muy lejos y se percataron de que sus pasos no habían sido en balde. Leer el resto de esta entrada »

Un sabio dijo una vez que si “Samarkanda es la belleza de la tierra, Bukhara es la belleza del espíritu“. No le faltaba razón en absoluto al referirse a uno de los cuatro lugares que actualmente forman parte del Patrimonio de la Humanidad que tiene Uzbekistán. Los viajeros que alguna vez han tenido la inmensa fortuna de conocer ambas saben perfectamente que la fama recayó en la capital de Tamerlán mientras que Bukhara se guardó una gran virtud, ser la ciudad más hermosa de la Ruta de la Seda. Durante siglos Santa, eternamente Noble, se lleva consigo los mejores epítetos envueltos en cúpulas azuladas, minaretes grandiosos y una mezquita para cada día del año. Sagrada para el Islam, e imán de los peregrinos quedando a la sombra únicamente de la Meca, es con tota probabilidad un rincón indiscutiblemente grandioso en todo Asia Central. Particularmente respondió a todos mis sueños y expectativas que había puesto en ella porque aglutina todos los ingredientes posibles para erigirse como uno de los lugares más extraordinarios que he visto en toda mi vida. Samarkanda me sedujo, me enredó entre sus brazos, pero sólo Bukhara me conquistó para siempre.

La gran Bukhara (pronúnciese Bujara) nos envolvió durante dos días en una burbuja de pasiones, cegándonos con su sonsira eterna y haciéndonos partícipes de su Leyenda escrita en oro y azulejo. Descubrirla fue nuestro reto, amarla nuestra obligación. Para muestra, a continuación veremos uno de los lugares más maravillosos de Bujará la Noble que convierte todo viaje en un sueño (Complejo Poi Kalon), y sabremos por qué sigue revoloteando en callejones, caravansares y chaikanas el espíritu de ese sendero imaginario que dibuja la Ruta de la Seda. Leer el resto de esta entrada »

En los pueblos nómadas de Asia Central existía la tradición de ir con la casa a cuestas. Grandes y complejas tiendas de campaña, forradas en piel y lana, y con una estructura de madera como esqueleto, eran montadas y desmontadas por las familias que encontraban en las estepas y desiertos más inhóspitos un lugar idóneo para pasar una temporada. Preparadas para soportar condiciones meteorológicas extremas, tanto de calor como frío, se convirtieron en un auténtico modo de vida. Se las conoce normalmente como yurtas (en mongol gers), y representan mejor que ninguna otra cosa el nomadismo más auténtico. En países como Mongolia, Kazajistán, Kirguizistán o Tajikistán, y en menor medida en Uzbekistán, todavía es posible encontrarse una o varias yurtas en la inmensidad de un paisaje con el que parece tener cierta simbiosis. Sus estilizadas figuras nos hacen volver a los orígenes del ser humano antes de que nos convirtiéramos en seres sedentarios que nacemos, vivimos y morimos en el mismo lugar. Por ello la yurta es una metáfora del todo cambia y nada permanece, de la vida marcada por el movimiento y la nostalgia de pensar que, en realidad, todos somos nómadas.

Durante el último viaje que hicimos a Uzbekistán quisimos probar la experiencia de dormir en yurtas, algo que yo había tenido la suerte de hacer en Mongolia años atrás. Después de días de ciudad en ciudad encontramos el silencio más puro en un auténtico desierto olvidado por el curso del Amu Daria bajo la sombra de Ayaz Qala, una atalaya del antiguo Reino Corasmio (Khorezm) fundida con la colina como si fuera arcilla a punto de derretirse en cualquier momento. Uno de los pocos campos de yurtas que existen en el país nos brindó una estancia magnífica en la lejanía de las tierras centroasiáticas. Leer el resto de esta entrada »

La belleza suele encontrarse en las cosas más sencillas que nos rodean. En ocasiones hay lugares que pasan desapercibidos por ser, simplemente, humildes. Si nos fijamos bien en ellos, estaremos más cerca de sentir la magia de esos rincones pequeños capaces de devolvernos sentimientos que creíamos tener olvidados. El ejemplo que os traigo hoy es el de “Alí Babá y los 40 ladrones”, la tienda más especial y amable que encontramos en nuestro viaje a Uzbekistán, la cual se dedica a la fabricación y venta de marionetas de papier maché. En la ciudad de Khiva, una auténtica joya en mitad del desierto, se pasea la magia de las Mil y una noches del brazo de madrasas, palacios y elevados minaretes, pero también de lo que hay detrás de algunas puertas en las que los artesanos dan la vida a los objetos. Es el caso de quien moldea los rostros divertidos de unos simpáticos títeres ataviados con trajes típicos uzbekos que tratan de acompañarte en un viaje a lo mejor de la infancia.

Me gustaría que conociérais el interior de esta entrañable tienda que refleja la magia de lo simple. Pasemos un instante para quedarnos a solas con todas aquellas caras coloreadas que esperan hallar un nuevo amigo que se las lleve a casa. A través de un vídeo conoceremos lo que se cuece en esta fábrica de ilusiones tan envuelta en la tradición. Leer el resto de esta entrada »

Cuenta la Leyenda que una de las muchas esposas de Tamerlán, Bibi Khanum, quiso hacer un gran regalo a su marido mientras éste se encontraba en una de sus largas campañas militares, y mandó construir en Samarkanda la Mezquita más grande y ornamentada que jamás hubiesen visto sus ojos. Los mejores artesanos trabajaron en hacerla realmente hermosa, empleándose incluso zafiros y turquesas para engalanar tan magna obra. Pero cuando estaba a punto de terminarse, el arquitecto de la Mezquita, que se había enamorado de la mujer del conquistador, le pidió a ésta que si quería ver culminado su gran regalo debía darle al menos un beso. Ella, al principio, se negó y le ofreció la mujer que quisiera en Samarkanda, pero él no aceptó a ninguna otra que no fuera ella. Finalmente, ya que estaba próximo el regreso de Tamerlán, Bibi Khanum dijo sí a la proposición del arquitecto y le besó, aunque no inocentemente. Ambos se besaron con una pasión incontenible, tanto que él le mordió en los labios dejándole una pequeña marca. Cuando poco después volvió Tamerlán de la guerra y vio a la que era su mujer favorita del harén, se entusiasmó con el regalo que le había preparado, pero astuto de él, se dio cuenta de que la señal que tenía en los labios se la había hecho otro hombre. Sin decir nada, subió con ella a uno de los minaretes con la excusa de observar las estrellas juntos. Y fue ahí donde Amir Timur, Tamerlán, perpetró su venganza, empujándola desde las alturas para acabar con su vida. Hoy la Mezquita lleva el nombre de Bibi Khanum y aún su enorme cúpula azul turquesa llora la muerte de la infortunada esposa.

La de Bibi Khanum es una de las muchas Leyendas e historias que recorren los rincones de Samarkanda más allá de la Plaza del Registán. En este post vamos a comprobar cómo la más emblemática de las ciudades de Asia Central es poseedora de tesoros grandiosos esparcidos dentro de su dibujo soviético. Shah-i-Zinda, el Mausoleo Gur-e Amir o la propia Mezquita en la que Tamerlán sufrió su traición, son los ejemplos de que además del Registán (del que ya hablamos), Samarkanda tiene lugares magníficos donde la Ruta de la Seda vuelve a revivir con todo su fulgor. Leer el resto de esta entrada »

No tiene mar pero es azul. Las olas son las curvas de las cúpulas que brillan en el horizonte de la ciudad con mayor esplendor de la Ruta de la Seda. Susurrar Samarkanda es homenajear al más mítico y hermoso de los nombres que un lugar puede poseer. El camino de los viajeros siempre se detiene aquí, en el Universo del conquistador Tamerlán, en la encrucijada de culturas, de saberes, de lenguas venidas de aquí y de allá… Las corrientes de Oriente y Occidente confluyen en una ciudad mecida por la seda y las palabras de los más grandes. Cuando Alejandro Magno la vio por primera vez dijo: “Todo lo que había oído sobre Samarkanda es verdad, excepto que es mas hermosa de lo que había imaginado”. Y eso que aún no existía el Registán, ni Bibi Khanum, ni Gur-e-Amir ni tantas joyas timúridas que resplandecen robándole protagonismo al mismo cielo.

Samarkanda no es sólo un lugar físico. Representa como ninguna la migración del saber a todos los confines del mundo. Hubo un momento en que todas las ideas confluían en ella, en su Plaza…el Registán. Superviviente de mil y una contiendas, siempre resguardó sus tesoros incluso de la sovietización express a la que fue sometida, al igual que tuvieron que hacer otras en Uzbekistán. Nadie osó robarle al mundo el alma aún nómada que se posa en los azulejos turquesas que consiguen hipnotizarte con sus destellos. Samarkanda es Leyenda. Y no tiene mar, pero es azul… Leer el resto de esta entrada »

Que Marco Polo te ampare y te protega en este camino. Que las almas y el coraje de los mercaderes que surcaron la Ruta de la Seda uniendo Oriente y Occidente formen la tierra que asiente tus pasos. Anchos e inaccesibles desiertos te esperan antes de llegar a abrir las puertas de la sugerente Samarkanda y quedarte petrificado ante los brillos del Registán. Te verás entonces en el que fuera el centro del mundo durante siglos, en la pasarela de los saberes de Persia, China, India, Bizancio o Roma. Descansa porque el sendero no termina aquí. Antes las brillantes y turquesas cúpulas secundan el minarete Kalon de Bukhara, un faro para guiarte en el desierto. Si el inhóspito Quizyl Kum no lo impide te perderás en ese laberinto de las mil y una noches llamado Khiva capaz de invocar todos tus sueños. Asímismo verás morir los barcos varados del viejo Mar de Aral dentro de la inmensidad y la nada. Resguárdate en las fortalezas que sobreviven como atalayas de barro sobre el cambiante e imprevisible Río Amu Daria, antes Oxus, y asimila la hospitalidad de las gentes de esta tierra. Prueba un pedacito de Historia del mundo con sabor a especias… sé bienvenido a este país de Asia Central llamado Uzbekistán.

A lo largo de la presente guía práctica trataré de trasladaros a Uzbekistán, a que conozcáis los rincones que visitamos durante dos largas e intensas semanas y, por supuesto, a ofreceros nuestra experiencia en este país para poder dar luz a quien quiera emprender un viaje similar. Recorrido, transportes utilizados, alojamiento, seguridad y un sinfín de consejos prácticos para ponerse al día en un destino no demasiado conocido y capaz de satisfacer a los viajeros más inquietos. Samarkanda nos espera y no hay tiempo que perder. Leer el resto de esta entrada »

Centellean las cúpulas de Samarkanda, se oyen los cantos en los minaretes de Bukhara, las murallas de Khiva parecen más fuertes que nunca y los pastores se alejan del calor del desierto con sus rebaños para que pasten junto al Río Oxus, ahora Amu Daria. Ahora sí que sí, el Gran Viaje del verano ha comenzado. Uzbekistán, el corazón de la Ruta de la Seda, late con la sangre de los Marco Polo, Tamerlán, Ibn Battuta, y se pasea con el alma de las caravanas y camelleros que un día surcaron ese camino en el que se hicieron transfusiones de sabiduría tanto o más que de mercancías. Nuestros pies buscan también posarse sobre este lugar que se rompe en la Historia del mundo mezclada en este lejano rincón de Asia Central. Pero no todo acaba allí, ya que la emoción de bifurcará en una última semana recorriendo las Repúblicas Bálticas, esos países de la ex-Unión soviética que brillan con luz propia que siempre se pronuncian al unísono y en el mismo orden: Estonia, Letonia o Lituania. Dos viajes, dos aventuras y mil retos viajan en el interior de nuestras mochilas.

No sabéis qué alegría me da deciros que esta es una realidad, que hasta que termine el mes de julio no se hablará de regresar sino de aprender de otras personas, de otros modos de vida,  de lo que supone perderse dentro de las huellas de la propia Historia. Leer el resto de esta entrada »

5% en tu Seguro de Viajes IATI

Contrata tu seguro de viajes con un 5% de descuento para los lectores de El rincón de Sele

Sígueme en Twitter
Hazte amigo en las Redes Sociales

Hazte amig@ de esta web viajera en las Redes Sociales Facebook y Twitter y podrás enterarte de las últimas novedades, comentar fotografías, vídeos y muchas más sorpresas.

Logo Facebook





Relatos y artículos
Léeme también aquí

Mis artículos en Cadenaserviajes

Mis artículos en Los40viajes

Destino Sudamérica

Lee mis artículos de Destino Sudamérica

 
HOY NO TE PIERDAS…

+ Segunda parte de la guía práctica del viaje a Vietnam y Luang Prabang dedicada en profundidad al alojamiento. ¡Todos los hoteles de nuestra luna de miel!

Barco de Signature Cruises con el que hicimos el crucero por la Bahía de Halong (Vietnam)

+ Isla Sur, probablemente la más extraterrestre de las Galápagos. ¡Bienvenidos al planeta rojo!

Iguana terrestre en isla Plaza Sur (Galápagos)

+ Descubrimos los colores del otoño en los castañares de Casillas, provincia de Ávila.

Castañar de Casillas en otoño (Valle del Tiétar, Ávila)

+ Almolonga es el mercado más auténtico de Guatemala y probablemente Centroamérica. ¡Pasen y vean!

Mercado de Almolonga (Guatemala)

+ Reportajes calentitos traídos de Alentejo (Portugal): Ruta en coche por la costa, los mejores castillos y el pueblo más bonito de la región.

Una calle cualquiera de Odemira, a mitad de camino entre Lisboa y El Algarve (Alentejo, Portugal)

+ Una guía práctica con toda la información sobre la ruta que hicimos durante nuestra luna de miel en Vietnam y Luang Prabang.

Tam Coc (Vietnam)

+ Una breve guía de fauna con las 10 especies que pude ver y fotografiar en islas Galápagos.

Sele fotografiando una tortuga gigante de Galápagos

+ Observamos de cerca una colonia de piqueros de patas azules en Galápagos. ¡Y llegamos a tiempo para ver un nacimiento!

Piquero de patas azules (Galápagos, Ecuador)

+ Os cuento cómo me siento en islas Galápagos mientras respiro vida y naturaleza original.

Cría de león marino (Lobería, San Cristóbal, Galápagos)

+ Entramos a solas a la iglesia de la Compañía de Jesús en Quito, con uno de los mejores interiores de toda América.

Interior de la iglesia de la Compañía de Jesús en Quito (Ecuador)

+ Un viaje a Irán a través de 10 cúpulas maravillosas. Los emblemas del arte islámico en Persia.

Cúpula de Mahan (Irán)

+ Doctor, padezco el síndrome de Vietnam. ¿Será grave?

Escena de Hoi An (Vietnam)

+ Tikal a través de 20 postales fabulosas. Una ruta por la gran ciudad de los mayas en Guatemala.

Cúspide del Templo V de Tikal (Guatemala)

+ Al final siempre el amor es el mejor viaje... Recuerdos de una boda inolvidable.

Foto de la Boda de Sele y Rebeca

+ En Irán hay una pequeña Petra. Su nombre es Naqsh-e Rostam.

Tumba de Naqsh-e Rostam (Irán)

+ Nos vamos de safari al río Kinabatangan, una especie de Amazonas en la isla de Borneo.

Mono narigudo (proboscis) en el río Kinabatangan (Borneo, Malasia)

+ ¿Os imagináis Niza convertida en pompas de jabón?

Pompa de jabón en la vieja Niza

+ La guía más útil y completa de un viaje en coche a la Provenza / Costa Azul en Francia.

Típica casa provenzal (Gourdon, Costa Azul, Francia)

+ Tenemos sección de fotografía: El instante viajero. ¿La echas un vistazo?

El hombre santo de Benarés (Sadhu de India)

+ Quetzaltenango, la sangre caliente y auténtica de Guatemala (Ruta recomendada).

Mercado de Almolonga (Quetzaltenango, Guatemala)

+ Entramos a las minas de Potosí en Bolivia y grabamos la experiencia en vídeo.

Mineros en Potosí (Bolivia)

+ Viajamos a Lituania para conocer uno de los castillos más bellos de las Repúblicas Bálticas, el castillo de Trakai.

Foto del castillo de Trakai (Lituania)

+ Un amplio reportaje sobre la Expedición Kamal al Desierto Líbico en Egipto y todos los diarios de viaje. Una aventura de una vez en la vida...

Desierto Líbico (cerca de Peter & Paul, Egipto)

+ Un castillo contra los piratas del Caribe en Guatemala: San Felipe de Lara

Castillo de San Felipe de Lara en Izabal (Guatemala)

+ El lugar más sagrado del chiísmo en Irán, el Santuario de Imam Reza en Mashhad

Santuario de Imam Reza en Mashhad (Irán)

+ Recorremos el Lago Atitlán, el espejo del mundo maya en Guatemala.

Lago Atitlán desde Panajachel (Guatemala)

+ Los últimos orangutanes de Borneo, una experiencia en Sepilok (Malasia).

Orangután en Sepilok (Borneo, Malasia)

+ Lugares increíbles que se están perdiendo en Siria por culpa de la guerra

Casas colmena de Siria

+ La ruta de los castillos de Guadalajara, una escapada fabulosa desde Madrid.

Castillo de Sigüenza (Guadalajara)

+ Una guía detallada y útil del viaje a la Aquitania (Francia): Burdeos y el Périgord

Castillo de Monbazillac (Périgord, Francia)

+ Os damos 50 consejos útiles para tu viaje a Irán. Imprescindible para quienes quieran ir a tierras persas.

Foto de mujer en un callejón de Yazd (Irán)

+ Estuvimos en la televisión contando intensas experiencias viajeras en África. Ya puedes ver el vídeo de nuestra intervención en "Tenemos que hablar".

Fotograma de

SOY TRAVEL INSPIRERS

Travel Inspirers

TERTULIAS VIAJERAS

Tertulias viajeras

MOCHILERO EN AMÉRICA

Mochilero en América ha sido una aventura de 7 meses narrada en directo. Un viaje que comenzó sin billete de vuelta a través de los ojos de un viajero.
Colaboro con:

Paralelo 20, cada sábado se habla de viajes en Radio Marca

Archivos