5 maneras de vivir la naturaleza en el Parque Natural Tajo Internacional

El río Tajo estrecha la mano de dos países como España y Portugal justo en su travesía más silvestre, indómita e impredecible. Lo que sucede entonces en la frontera líquida de dos importantes territorios históricos tiene como testigos de excepción a los buitres negros, los alimoches, los ciervos y las esquivas cigüeñas negras. Porque cuando este gran río empieza a despedirse de Cáceres para saludar a la Beira Baixa portuguesa, los muchos secretos de la que fuera proclamada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2016 aportan instantes verdaderamente gloriosos. Sólo aptos para auténticos amantes de la naturaleza, cazadores de escenas únicas como el silencio interrumpido por la berrea del ciervo o las aves planeando sobre sus cabezas. Un sinfín de actos conmovedores como el mero hecho de contemplar la transformación del paisaje en cada estación del año o un cielo estrellado sobre el bosque mediterráneo. El Parque Natural Tajo Internacional es el último refugio transfronterizo y, para muchos, una gran esperanza.

Alimoches en el Parque Natural Tajo Internacional

Hay, por supuesto, maneras estupendas de vivir y apreciar la naturaleza en el Parque Natural Tajo Internacional. Porque sus muchas localizaciones de interés cuentan, a su vez, con múltiples actividades posibles. Desde caminar al ras de la ribera rayana a navegarla, pasando por esperar pacientemente sobre unos riscos con la cámara de fotos preparada para capturar la esencia de este parque, que no es otra que la vida natural saliendo al encuentro del visitante. 

Un destino para disfrutar de la naturaleza

Aunque el Parque Natural Tajo Internacional es toda una amalgama de componentes relacionados con la Historia, la cultura, las tradiciones, la gastronomía, el arte y, por supuesto, su naturaleza, en el presente artículo mi intención es ceñirme en exclusiva a este último aspecto. Dejaré a un lado, aunque resulte complejo, los soberbios conjuntos monumentales presentes, la profunda huella de la Orden de Alcántara, las recetas medievales de su cocina conventual o la colección excelsa de arte prehistórico a uno y otro lado de Tajo. Si bien son partes indisolubles de un destino compartido por dos países, esta vez nos vamos a dejar llevar por la grandiosidad de sus paisajes y las distintas formas de disfrutar de uno de los espacios naturales más impresionantes, a la vez que desconocidos, de la Península Ibérica.

Parque Natural Tajo Internacional

¿Dónde se encuentra el PN Tajo Internacional? ¿Cuál es su extensión?

Para ubicarse en el mapa y encontrar los dominios de este gran parque habría que dirigirse a la parte en que en la provincia de Cáceres se forma una especie de  «nariz» que se adentra en territorio portugués. Cuando uno se refiere al Parque Natural Tajo Internacional no lo hace exclusivamente a los márgenes del río Tajo o sus afluentes en este área, sino a un vastísimo territorio que se extiende mucho más allá y que comprende de 51.572 hectáreas en total (en concreto 26.484 en la parte portuguesa y 25.088 en la parte española).

 

Mapa del Parque Natural Tajo Internacional

 

 

El río Tajo-Tejo (Incluso hay quien se refiere a él directamente como Taejo) y sus afluentes Erjas, Aravil y Pónsul (por el norte), así como el Salor y Sever por el sur, vertebran un paraje de naturaleza y lugares históricos que resultan esenciales para comprender buena parte del devenir de dos países como España y Portugal. Las poblaciones españolas que entran dentro de este territorio tan especial son las cacereñas Alcántara, Piedras Albas, Brozas, Carbajo, Membrío, Herrera de Alcántara, Cedillo, Salorino, Herreruela, Santiago de Alcántara, Valencia de Alcántara, Mata de Alcántara, Villa del Rey y Zarza la Mayor. Si vamos a Portugal habría que fijar la vista en a la Beira Baixa de la Región Centro, concretamente a todas las parroquias que forman parte de Penamacor, Idanha-a-Nova, Castelo Branco y Vila Velha de Rodão donde destacan tres aldeias históricas como Monsanto, Penha Garcia e Indanha-a-Velha, así como Castelo de Vide, Marvão, Portalegre, Gavião o Nisa, ya en el Alto Alentejo.

 

Banderas de Extremadura y Portugal

 

Para más información recomiendo visitar la web oficial www.turismotajointernacional.com así como leer el reportaje elaborado en este mismo blog y que se titula «Tajo Internacional, el último refugio transfronterizo».

 

Página web de Tajo Internacional

 

Actividades de naturaleza en el Parque Natural Tajo Internacional

Para disfrutar de la vertiente más natural del Tajo Internacional hay opciones para todos los públicos, gustos y estados de forma. Desde al que le gusta sumergirse en el paisaje con cierto esfuerzo físico hasta a quien le gusta verlo sentado mientras picotea de un plato un delicioso queso en aceite y le da un trago a una copa de vino tinto. O a quienes la cámara fotográfica ya parece una parte del cuerpo más como lo puedan ser las manos. Lo importante es, en todo caso, utilizar, a ser posible, los cinco sentidos para presenciar, escuchar, saborear, palpar o apreciar los muchos aromas de un territorio natural gobernado por el trasiego de las aves y los atardeceres a todo color. De ahí que haya seleccionado precisamente cinco actividades de naturaleza con las que animarse a conocer la vertiente más bravía de la frontera líquida que conforma el Tajo.

La Cantera (Parque Natural Tajo Internacional)

1. Birdwatching o avistamiento de pájaros en el Parque Natural Tajo Internacional.

Se calcula que en torno a trescientas especies de aves viven o pasan una larga temporada en este territorio aprovechando la situación estratégica del mismo así como la variedad de ecosistemas presentes. Se trata de una residencia fija o confortable hotel de paso para una cantidad de pájaros que se dejan ver no sólo en la ribera del Tajo o sus afluentes sino en la diversidad de paisajes que se concentran a lo largo y ancho del parque. Desde grandes rapaces y carroñeras a escurridizas aves de pequeño tamaño muy valoradas por los amantes de la ornitología que no dudan en desplazarse aquí con sus instrumentos de observación, su cuaderno de notas y, por supuesto, su cámara fotográfica. Hay múltiples áreas protegidas ZEPA (Zona Especial para la Protección de Aves)

Alimoche en el Parque Natural Tajo Internacional

¿Qué aves podemos encontrar en el Parque Natural Tajo Internacional?

Resulta relativamente fácil poder ver los buitres leonados, pero también los negros, quienes viven una situación de vulnerabilidad tal que para muchos es un auténtico regalo contemplar cómo planean con su gran envergadura. Otras especies como la cigüeña negra o el alimoche también están muy presentes. Así como águilas reales, perdiceras, culebreras, la calzada, milanos (negro y real), cernícalos (vulgar y primilla), garcillas, gangas, sisones, aguiluchos cenizos, alcaravanes, avutardas, búhos reales, mochuelos y, por supuesto, las grullas en busca de dehesas y humedales para escapar del frío septentrional.

 

Buitre leonado

¿Cuál es la mejor época para ver aves en la zona?

Si bien el Parque Natural Tajo Internacional permite observar buena cantidad de aves durante todo el año, la actividad se intensifica en primavera, ya que se trata de la época de reproducción de la mayor parte de las especies, así como durante el otoño y el invierno, debido a que llegan multitud de especies que migran desde el norte de Europa como, por ejemplo, las grullas.

 

Grullas volando

2. Senderismo y otras propuestas de turismo activo.

El Parque Nacional Tajo Internacional dispone de una buena red de senderos y rutas señalizadas (GR) en los que se propone conocer las distintas áreas del territorio de una manera activa. Está claro que el vehículo resulta esencial para manejarse en una zona que está entre dos países (y donde no abunda el transporte público), pero una vez se ha dejado aparcado es momento de caminar y practicar auténticos trekkings de calidad. Los más llamativos son los senderos que bordean el río Tajo, destacando, por ejemplo el que comunica Cedillo con Herrera de Alcántara (Una parte del extenso GR 113 – Camino Natural del Tajo) y que probablemente posee los mejores miradores del profundo valle por el que, sin exagerar en absoluto, a más de uno le puede recordar a algunos de los paisajes más propios de los Fiordos Noruegos. Pero hay muchos más en ambos lados de la frontera. Tipo los que recuerdan los caminos utilizados por los contrabandistas, la ruta de los fósiles próxima a Penha García e Idanha o la ruta de los dólmenes de la Aceña de la Borrega, a pocos kilómetros de Valencia de Alcántara. Aquí se pueden consultar algunos senderos recomendables.

Paisaje del Parque Natural Tajo Internacional, el primer parque transfronterizo de Europa

Hay otras propuestas físicas sumamente interesantes como el cicloturismo, practicar kayak en el pantano de Alcántara o hacer escalada… que son ideales para hacer solo, en familia o con amigos.

Señales de senderismo en el Parque Natural Tajo Internacional

3. Navegar en un barco por el corazón de Parque Natural Tajo Internacional.

Existen múltiples maneras de contemplar el río Tajo dentro del parque, pero probablemente ninguna resulte tan placentera y evocadora como hacerlo surcando en barco su tenue corriente entre colinas boscosas, matorrales ribereños o riscos de pizarra vigilados día y noche por buitres y alimoches. Se ofrecen cruceros fluviales de diversa duración, aunque el viaje denominado «La última frontera natural» que propone durante todo el año la compañía Barco del Tajo (barcodeltajo.com) es una de las más intensas y recomendables. Cierto es que hay otras bastante curiosas como la que permite acceder a Portugal llegando hasta Castelo Branco o la que está enfocada en la ruta del contrabando y cómo se las manejaban lusos y españoles para zafarse la Guardia Civil o a la Guardia Nacional Republicana.

Barco del Tajo (Parque Natural Tajo Internacional)

El barco tiene motor eléctrico (por tanto es muy poco ruidoso y menos contaminante) y a bordo hay personal experto en avifauna y vegetación del parque. Porque, como es lógico, se ven muchas aves, algunas a escasa distancia, ya que se pasan por riscos pedregosos que sirven como nido-refugio a muchas de ellas, incluyendo a la cigüeña negra, al alimoche y, por supuesto, al buitre leonado, que cuenta con una población muy numerosa a ambos lados de la orilla.

4. Asistir al periodo de berrea.

Con las primeras lluvias que coinciden con el final del verano se presenta uno de los mayores espectáculos de la naturaleza, la berrea del ciervo. Ya de por sí en Extremadura está muy presente este fenómeno. Pero, como no puede ser menos, el Parque Natural Tajo Internacional se está destapando como otro de esos destinos otoñales alternativos (y menos trillados) para admirar y, sobre todo, escuchar los fortísimos bramidos de los cérvidos macho con los que atraen la atención de las hembras en celo.

Ciervo en el Parque Natural Tajo Internacional (Berrea)

¿Cuál es el mejor momento para ver o escuchar la berrea?

Una vez entrado el otoño, con las temperaturas más bajas con respecto al estío tras aplacarse con las lluvias y vientos frescos, se puede dar por iniciado el período de berrea, que se extiende incluso hasta comienzos del mes de noviembre (y a veces más). Aunque su gran apogeo está en el mes de octubre, ya empiezan a escucharse los bramidos desde mediados de septiembre. Tanto los fuertes combates entre los machos adultos, que utilizan sus astas para golpear al adversario, como los propios bramidos se dejan sentir durante casi toda la noche. Pero visualmente el amanecer y el atardecer constituirían los mejores momentos para salir al encuentro de estos animales en el período más fascinante de sus vidas (se organizan safaris en 4×4 o incluso rutas a pie por distintas empresas así como fincas privadas).

Ciervo macho (Parque Natural Tajo Internacional)

5. Practicar astroturismo.

Los aficionados al turismo astronómico, consistente, entre otras cosas, en visitar lugares idóneos desde donde poder observar las estrellas, planetas, los cometas y, en definitiva, la galaxia así como los eventos que suceden en la misma (como las perseidas, eclipses, etc.), tienen en el área del Parque Natural Tajo Internacional un gran aliado. Éste se trata de un destino caracterizado por sus cielos limpios y despejados, absolutamente libres de contaminación lumínica y, por lo tanto, más que aptos para el desarrollo de una actividad turística que cuenta cada vez con un mayor número de adeptos.

Turismo astronómico en el Parque Natural Tajo Internacional

Observar el cielo nocturno bajo el influjo de la dehesa extremeña y portuguesa, con la compañía de los sonidos de la naturaleza (y si es en berrea, una experiencia doblemente buena) se ha convertido en otra de esas propuestas turísticas en las que visitantes de todo tipo (entusiastas expertos, aficionados primerizos, familias, etc.) pueden disfrutar y, a su vez, aprender a interpretar todo aquello que nuestros ancestros utilizaban para vivir en sintonía con el medio.

MUY ÚTIL:  La guía editada por la Dirección General de Turismo de Extremadura que se titula «Extremadura, paisaje de estrellas» permite conocer los mejores puntos de la Comunidad Autónoma para disfrutar de sus cielos nocturnos. Entre ellos recomienda, por supuesto, el PN Tajo Internacional, así como ofrece valiosos consejos a viajeros que deseen practicar astroturismo. Es gratuita y se puede descargar aquí.

¿Y tú? ¿Ya conoces el Parque Natural Tajo Internacional? Porque si no es así, no sabes la maravilla que te estás perdiendo…

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Instagram @elrincondesele

PD: No te pierdas todos los artículos sobre la provincia de Cáceres en este blog. Así como la sección RINCONES DE ESPAÑA.

Este artículo ha sido cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del programa INTERREG V-A (POCTEP 2014-2020) España-Portugal dentro del proyecto Taejo Internacional Rede.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.