Ideas para una escapada a Tierras de Granadilla en Cáceres

Abrazadas por Las Hurdes, Sierra de Gata y el valle del Ambroz, se mecen sobre una llanura salpicada de dehesas y agua las conocidas como Tierras de Granadilla. Una comarca histórica en el norte de Cáceres y vertebrada por la legendaria Vía de la Plata, donde yacen al sol ínclitas ruinas romanas. Por aquí todavía se deja ver el escudo jaquelado de los Duques de Alba en casonas y castillos y su cielo cuenta con ilustres huéspedes, como son las miles de grullas que aparecen con los primeros vientos fríos que vaticinan el invierno. Un destino especial para marcarse una ruta donde el paisaje, la Historia y, por supuesto, la gastronomía, tienen mucho que contar a los visitantes que desean ver “esa otra Cáceres” de la que no se oye tanto hablar.

Calle Mayor de Granadilla (Qué ver en Tierras de Granadilla, Cáceres)

Existen razones suficientes para incluir a esta extensa comarca en un itinerario por lo mejor de Cáceres. Y es que hay mucho que ver en Tierras de Granadilla. Desde la ciudad romana de Cáparra a lo que esconden las aguas del embalse de Gabriel y Galán, pasando por uno de los pueblos medievales (y deshabitados) más admirables y especiales de Extremadura como es Granadilla, lugar que da nombre a toda la zona y que se resiste a desaparecer. A continuación te animo a leer un resumen convertido en una batería de propuestas y buenas ideas para disfrutar de una buena escapada en Tierras de Granadilla

¿Dónde está Tierras de Granadilla?

La conocida como Mancomunidad Integral Trasierra-Tierras de Granadilla ocupa una extensión que no llega a los 700 km². Para hacernos una idea, un tamaño muy similar al de la ciudad de Madrid. Aunque con algo menos de 10.000 habitantes, lo que refleja una de las zonas con menor población de la provincia de Cáceres. Bañada por infinidad de dehesas, así como por el gigantesco pantano de Gabriel y Galán, nacido a causa del represamiento de las aguas del río Alagón en los años cincuenta, abarca buena parte de lo que fue la histórica Tierras de Granadilla, un vasto dominio de la Casa de Alba entre Cáceres y Salamanca (de hecho La Alberca, así como Las Hurdes, fueron parte de este territorio) durante más de 400 años.

Embalse de Gabriel y Galán (Tierras de Granadilla, Cáceres)

Situada en una Cáceres ya muy septentrional, pone sus límites en la provincia de Salamanca y la comarca de Las Hurdes por el norte, al sur por el Valle del Alagón (capital Coria) y la ciudad de Plasencia, al oriente por el Valle del Ambroz (y parte del Valle del Jerte), mientras que al oeste lo hace por la ondulada y hermosa Sierra de Gata. Su capital durante este tiempo fue la villa de Granadilla, hasta que ésta quedó deshabitada por la construcción del embalse de Gabriel y Galán.

El oeste de la comarca está comunicado por la Autovía Ruta de la Plata (A-66) siguiendo parte de un corredor emblemático que utilizaron los romanos para comunicar el Cantábrico con el rico sur de de la Hispania romana. Hoy día desde Plasencia, Hervás o Baños de Montemayor, por ejemplo, hay un paso muy breve a Tierras de Granadilla. Aunque hay que tener en cuenta que la mayor parte de la zona está unida por modestas y solitarias carreteras comarcales. Tren no hay ni se le espera.

Cerdos pastando en una dehesa próxima a la ciudad romana de Cáparra (Tierras de Granadilla, Cáceres)

Una escapada por tu cuenta o en una excursión desde Cáceres

 

Esta escapada a Tierras de Granadilla que estáis leyendo fue realizada con vehículo propio. Pero también hay quien puede hacer las ruinas de Cáparra, Granadilla e incluso una visita a Hervás en una excursión guiada desde la ciudad de Cáceres (1 día de duración).

¿Qué ver y hacer en Tierras de Granadilla? ¡Ronda de propuestas!

A continuación podrás leer una serie de ideas para disfrutar de Tierras de Granadilla en una escapada de uno o dos días. Da igual si estás hospedado en la propia comarca o si estás pernoctando en las cercanas localidades de Plasencia, Hervás, Baños de Montemayor, Coria o Caminomorisco (incluso de la ciudad de Cáceres, que tiene a la ciudad romana de Cáparra sólo a una hora por la A-66). Un destino para cualquier época del año y muy apto para quienes deseen descubrir una de las zonas más desconocidas e interesantes de la provincia de Cáceres. Toma nota en tu cuaderno de viajes, que te serán útiles.

Admira la villa deshabitada de Granadilla desde las almenas de un gran castillo

La villa de Granadilla, que fuera capital de la comarca así como cabeza de partido, fue desalojada y abandonada sin remedio alguno tras el nacimiento del embalse de Gabriel y Galán. Al contrario que sucediera con otros tantos pueblos en aquellos años de nuevos pantanos, donde muchos quedaban bajo el agua, Granadilla no estuvo jamás anegada. Aunque sí prácticamente rodeada. Este núcleo se encuentra sobre una península pizarrosa, alejada de las tierras de cultivo y dehesas de antaño, lo que explica su inevitable despoblación. En 1964 el pueblo se quedó completamente vacío, a pesar de que a lo largo de los siglos había sido una villa de gran importancia histórica donde el escudo de la Casa de Alba era dominador y señor de un territorio de un tamaño ciertamente inabarcable. Casi en el olvido quedaron su coqueto castillo almenado, su plaza mayor, la iglesia y sus muchas casas de piedra y pizarra. La muralla árabe que sirvió para proteger uno de los baluartes más importantes a lo largo de la ruta de la vía de la plata, se volvió completamente inútil.

Castillo de Granadilla (Tierras de Granadilla, Cáceres)

Pero con el tiempo, tras décadas de soledad, Granadilla fue declarada Conjunto histórico-artístico y entró en diversos programas de protección y recuperación, destacando el Programa Interministerial de Pueblos Abandonados. Desde entonces empezó a resurgir no en población, pero sí en lo concerniente a la restauración tanto a nivel monumental como de viviendas. Se plantaron árboles y se crearon nuevos cultivos. Es conocido por ser lugar de convivencias y campamentos escolares, lo que ha permitido que en cierto modo Granadilla siga con vida. Los visitantes pueden acceder al conjunto amurallado (incluyendo subida al castillo) de manera gratuita, aunque con cierto control en cuanto a horario.

Puerta de acceso a Granadilla por la muralla árabe (Tierras de Granadilla, Cáceres)

¿Qué días y a qué horas se puede visitar Granadilla?

De noviembre a marzo (incluidos) se puede entrar a Granadilla (por libre) de martes a domingo de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 18:00 horas. El resto del año (de abril a octubre) se puede cruzar la muralla y visitar el pueblo de martes a domingo de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 20:00 horas. Sea como sea, el que se acerque a la villa deshabitada de Granadilla un lunes se encontrará las puertas de la muralla completamente cerradas.

 

Plaza Mayor de Granadilla (Cáceres, Extremadura)

Tras atravesar un vasto pinar (estos árboles fueron plantados en los cincuenta y sesenta, además es zona de ciervos) y aparcar el coche al otro lado de la muralla, se deja ver el castillo y una muralla alargada que se ocupa de envolver la villa. Estos gruesos muros son de origen almohade. Pero cuando este núcleo poblacional, considerado por los musulmanes como un baluarte defensivo en plena vía de la plata de cierta importancia, sufrió una remodelación y suma de más metros de murallas por parte del rey Fernando II de León, quien se hizó definitivamente con la Granadilla en 1160. En cuanto al castillo cabe decir que corresponde al I Duque de Alba, Don Álvarez de Toledo, y que se construyó en torno a 1470 probablemente sobre uno más antiguo. Sorprende que a una primera estructura cuadrangular se le adosaran cuatro torreones semicirculares, lo que le confiere a esta gran torre cierta singularidad y atractivo.

Castillo de los Duques de Alba en Granadilla (Tierras de Granadilla, Cáceres)

Es posible subir a lo más alto del castillo de los Duques de Alba y admirar Granadilla bajo un dosel de almenas y troneras. También comprobar cómo la villa está casi rodeada de agua salvo por un extremo. En días claros las estribaciones de la sierra de Gredos se aprecian a la perfección. La luz de la tarde es fantástica para esta visita, aunque se recomienda a cualquier hora.

Vistas de Granadilla desde lo alto del castillo (Tierras de Granadilla, Cáceres)

Después siempre apetece darse un buen paseo por el pueblo y subir por la calle Mayor y sus casas de vivos colores hasta llegar al corazón de Granadilla, que es su colorida y porticada Plaza Mayor. Es en esta parte del pueblo donde se ha dedicado un mayor esfuerzo para la preservación de los edificios. Para comprobarlo basta con salir de la plaza y caminar hacia la iglesia para ver el estado de ruina de las casas que no se han tocado desde que fueron abandonadas. Aunque ésta también es la gracia de recorrer sus calles, imaginar cómo sería esta villa amurallada antes de que se hiciera el embalse. Además, fotogénicamente hablando, Granadilla es un auténtico regalo.

Sele en la calle Mayor de Granadilla (Tierras de Granadilla, Cáceres)

Sabías quéDicen que la primera Granada española fue precisamente la de Cáceres. Por lo menos así se llamaba desde la época árabe y no Granadilla, que fue un cambio obligado durante el reinado de los Reyes Católicos para diferenciar a esta villa del Duque de Alba del emblemático reino nazarí conquistado en 1492. La reina Isabel de Castilla estaba tan enamorada de Granada y de la Alhambra que no deseaba que nadie llevara este nombre. Sólo la ciudad a la que siempre había soñado entrar. Cierto es también que durante siglos no se hizo mucho caso a esta exhortación y se siguió hablando de la villa de Granada. Hasta bien entrado el siglo XIX no pasó a ser Granadilla en documentos oficiales.

 

Imagen de Granadilla (Cáceres) con su iglesia al fondo

Entra por la Vía de la Plata a la ciudad romana de Cáparra

A 110 millas romanas desde Emérita Augusta, es decir, Mérida, se sitúa una ciudad de pleno derecho en la ruta de la Vía de la plata. Su nombre es Cáparra, una derivación de su posible nombre vetón antes de la conquista de la península por parte de Roma. Con 15 hectáreas de extensión no estuvo entre las ciudades más grandes de la provincia de Lusitania en tiempos del emperador Vespasiano, pero sí gozó de gran importancia al estar enclavada en una de las principales rutas comerciales existentes. Con su cardo y su decumano, el foro, el templo dedicado a Júpiter e incluso un anfiteatro donde tenían lugar los combates de gladiadores, Cáparra fue olvidada con el tiempo y nunca se estableció una nueva ciudad sobre ella, al contrario de lo que sí ha sido usual con otros municipios romanos en los que se solaparon construcciones visigóticas, árabes, medievales, etc. Así sucedió con la propia Mérida o Coria (la antigua Caurium), sin ir más lejos.

Sele en la ciudad romana de Cáparra (Cáceres)

Para llegar a Cáparra (a medio camino entre Oliva de Plasencia, a la que pertenece, y Guijo de Granadilla) uno accedía por la calzada romana que a la entrada de la ciudad permanecía empedrada con más lustre. En la confluencia entre el cardo máximo y el decumano, los ejes principales sobre los que se vertebra cualquier ciudad romana, al viajero le esperaba poder atravesar un arco cuadriforme (tetrapylum) con una puerta en cada uno de sus cuatro lados. La de Cáparra es la joya de la corona del yacimiento, puesto que se la considera entre las mejores conservadas de todo el imperio (famosos tetrápilos son los de Palmira, Jerash, Alejandría o Roma, el famoso arco de Jano). Hoy todavía se puede caminar entre las ruinas de la vieja ciudad y atravesar dicho arco como tantos hicieron en la antigüedad. A un lado quedan los restos del foro (la plaza pública donde además estaban los templos religiosos, la basílica y la curia) y al otro lo que parece una vía comercial y las termas que no fallan en cualquier ciudad romana que se vanaglorie de serlo.

Ciudad romana de Cáparra (Tierras de Granadilla, Cáceres)

La visita a Cáparra permite comprender a través de unas ruinas bien explicadas cómo eran los modelos de ciudades romanas. Todo en mitad de una dehesa y sin más contaminación visual que los troncos de encinas, alcornoques o la de los “guarrinos” comiendo bellotas. Conviene acceder primero al centro de interpretación de la ciudad romana de Cáparra (donde se deja el vehículo) y comprender en maquetas, carteles y un interesante vídeo explicativo, lo que se va a ver después. Ya se sabe que para la visita de recintos arqueológicos hay que echarle imaginación, pero en el caso de Cáparra se aprecian perfectamente muchos de los elementos que formaron parte de ella.

Ruinas arqueológicas de Cáparra (Tierras de Granadilla, Cáceres)

Información útilEl horario para acceder al centro de interpretación de Cáparra es de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 así como domingos de 10:00 a 14:00 (lunes cerrado) entre el 1 de octubre y el 31 de mayo. El resto del año (junio, julio y agosto) el acceso está habilitado de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas. Cerrado domingos tarde así como lunes, al igual que durante el resto del año. La entrada es completamente gratuita.

No te pierdas al marcharte de Cáparra el puente romano que atraviesa el río Ambroz (dirección norte por la CC-11.2). Un elemento Bien de Interés Cultural en un excelente estado de forma que bien merece una foto. Desde el mismo, además, el río y la ribera se ven especialmente hermosos durante el otoño y la primavera.

Río Ambroz a su paso por Cáparra (Tierras de Granadilla, Cáceres)

Guiados en Tierras de Granadilla por un historiador

 

Para Cáparra y Tierras de Granadilla en general tuvimos como guía a Arturo Domínguez de www.visitasguiadasextremadura.com, historiador y perfecto conocedor de la zona. Nos vinieron fenomenal sus explicaciones detalladas y amenas, acercando un montón de hechos históricos así como anécdotas con las que nos hicimos una composición mucho mejor de los lugares que visitamos con él.

Persigue a las grullas y otras aves invernantes

Decir que Extremadura es uno de los destinos ornitológicos más importantes de Europa es toda una obviedad. Por supuesto ciñéndonos a Tierras de Granadilla también iríamos bien encauzados a la hora de ir a observar y fotografiar aves si es lo que nos gusta. Las aguas del embalse de Gabriel y Galán son ZEPA (Zona especial de proteción de aves) dada su singularidad para albergar y recibir la vida de múltiples especies tanto estables como migratorias. En el caso de estas últimas son las grullas que a partir de octubre/noviembre hasta bien entrado el invierno, parten cada mañana de su dormidero acuático para picotear entre las dehesas y regresar en pobladísimas bandadas al atardecer. Hablamos de casi 2000 grullas en esta zona, que comparado con todas las que recibe la provincia es un pequeño porcentaje, pero si tienes la suerte de asistir a este espectáculo te aseguro que el viaje te habrá compensado.

Grullas en Tierras de Granadilla (Cáceres, Extremadura)

Además de grullas el embalse Gabriel y Galán tiene un “cromo” muy deseado por los ornitólogos como es el esquivo fumarel común. Pero además tanto en el embalse como en su entorno de charcas y humedales hay especies como avocetas, pagazas piconegras, cigüeñas negras, espátulas y un largo etcétera. Y no es raro ver volar en los roquedos al espectacular buitre negro. Lo dicho, Tierras de Granadilla es un destino 100% pajarero.

Practica deportes náuticos en el Embalse de Gabriel y Galán

Con semejante cantidad de agua… ¿Quién duda que el embalse de Gabriel y Galán no es idóneo para disfrutar de algún deporte náutico? Por ejemplo, kayak en aguas tranquilas. Varias empresas cacereñas (ejemplo “La aldea juglar” en el Valle del Jerte) promueven este tipo de actividades en piragua durante los meses de primavera y verano, que son excepcionales para dicha práctica. Panthos (con sede en Moraleja) ofrece además actividades de vela. También se imparten cursos por parte la Federación Extremeña de Vela.


Vídeo en Youtube de la Federación Extremeña de Vela

Disfruta de la cocina más “Versátil” de la comarca

Has caminado por una calzada romana y visitado una ciudad de casi 2000 años y subido a lo más alto de un castillo del siglo XV. Has visto grullas y muchos “guarrinos” poniéndose ciegos a bellotas. ¿No es hora de darte un homenaje? Pues bien, toma nota y guarda este consejo a buen recaudo porque te voy a recomendar uno de los mejores restaurantes en los que he comido últimamente: VERSÁTIL en la localidad de Zarza de Granadilla (Calle El Lagar 6). Lleva pocos meses abierto y es el resultado del trabajo de los tres hermanos Hernández, que cuentan no sólo con la pasión entre sus filas sino con un pupilo avanzado de Berasategui que se maneja de maravilla en los fogones a la hora de innovar con los productos de la tierra. Muy recomendable el menú experiencia con numerosos platos (39€ con carne y pescado) o el gourmet (29€ y se escoge entre carne o pescado). Poseen una colección espectacular de vinos en un local muy agradable y moderno que te hace sentir que estás viviendo una experiencia de alta cocina. Pero en una comarca con menos de 10.000 habitantes. Mucho mérito y futuro le espera a Versátil. Este restaurante dará que hablar. Si no, al tiempo.

Plato de Versátil (Zarza de Granadilla, Cáceres)

Teléfono de reservas: 927 48 62 36. Abren de jueves a domingos tanto para comidas como para cenas.

 

Restaurante Versátil en Zarza de Granadilla (Cáceres)

…Y si es lunes, acércate a Abadía para visitar el increíble Palacio de Sotofermoso

Antes de que nadie me eche la bronca por incluir a Abadía dentro de un recorrido por Tierras de Granadilla, ya lo digo yo. Abadía no es parte de la ya mencionada Mancomunidad Integral Trasierra-Tierras de Granadilla. una entidad pública supramunicipal nacida en 1997. Pero históricamente Abadía, ahora dentro de la comarca Valle del Ambroz, tiene mucho que ver con este territorio y me cuesta obviar este municipio (a sólo 9 km de Zarza). Tiene dos conjuntos considerados bienes de interés cultural como son las ruinas del monasterio franciscano de La Bien Parada y el Palacio de Sotofermoso. Pero es éste último el que merece una atención aparte.

Palacio de Sotofermoso en Abadía (Cáceres)

En este palacio que perteneciera durante siglos a los Duques de Alba hubo anteriormente la abadía que da nombre a la localidad. Sobre la misma se levantó uno de los palacetes más suntuosos e impresionantes de la Casa de Alba en Extremadura. Aunque su fachada de piedra lo haga parecer un viejo caserón para guardar ganado, tiene un interior realmente sorprendente. Lo más importante y notable es el patio mudéjar que conserva así como los jardines con esculturas que a uno le haría pensar que se encuentra en la Toscana.

Patio mudéjar de Abadía (Cáceres)

Lo parte negativa de este lugar es que sólo se puede visitar los lunes (no festivos) de 10:00 a 11:15 horas (gratis), lo mínimo que marca la ley a sus dueños por ser Bien de Interés Cultural. Pero como ese día de la semana Granadilla no tiene habilitado el acceso, puede ser una gran oportunidad de conocer uno de los edificios más interesantes de la zona.

Además tienes muy cerca rincones fabulosos de Cáceres

Tierras de Granadilla puede ser una base excepcional para poder visitar un buen número de sitios interesantes. Un buen ejemplo es Hervás, considerado uno de los pueblos más bonitos de Cáceres, así como el valle del Ambroz, pura poesía otoñal en su montaña. Plasencia y sus dos catedrales quedan a tiro de piedra. A una hora apenas está Coria, la ciudad monumental que se asoma al Valle del Alagón, o Galisteo y su original muralla medieval construida con cantos de río. Y quién sabe si es una oportunidad perfecta para visitar por primera vez el Valle del Jerte o entrar a esa tierra de mitos llamada Las Hurdes. Propuestas no faltan. Sólo hace falta tomar la decisión.

Imagen de Hervás (Valle del Ambroz, Cáceres)

Sin duda esa joya llamada Tierras de Granadilla me sorprendió enormemente. Y me sirvió de nuevo como advertencia de que en la provincia de Cáceres hay mucho que ver todavía.

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Instagram @elrincondesele

PD: No te pierdas todos los artículos sobre la provincia de Cáceres en este blog. Así como la sección RINCONES DE ESPAÑA.

email

Un comentario en “Ideas para una escapada a Tierras de Granadilla en Cáceres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.