Expedición Svalbard (Tras las huellas del oso polar) ¿Te vienes conmigo?

En los últimos confines, casi rozando los confines del Polo Norte, permanecen varadas en el hielo y el silencio las islas que conforman el archipiélago noruego de Svalbard. Mucho más arriba del Cabo Norte, donde cada verano el sol se escapa en medianoche, nace un universo de picos nevados, interminables lenguas glaciares e icebergs a la deriva. Allí el sol no se mueve un ápice en 24 horas. Los hielos perpetuos y el permafrost sirven de hábitat natural a innumerables especies árticas donde destaca, por supuesto, el oso polar, considerado el depredador terrestre de mayor tamaño que existe en el mundo. Pero también es el hogar de morsas, focas, zorros árticos, renos y una buena cantidad de aves marinas que se escudan en latitudes tan septentrionales. Sin duda se trata de uno de los últimos territorios salvajes del planeta, siglos atrás navegado por balleneros holandeses y donde se calcula que hay más osos polares que seres humanos. Hace algún tiempo tuve la fortuna de recorrer el escarpado litoral de Svalbard en busca de aventuras. Es momento de repetir y quién sabe si compartir esta gran experiencia polar contigo. ¿Te apetece?

Osos polares en Svalbard

¡Nuevo viaje de autor a la vista! Entre el 9 y el 18 de junio de 2020 te propongo navegar juntos por el oeste y norte del archipiélago de Svalbard (yendo más allá de la isla de Spitsbergen y sobrepasando el paralelo 80º). Atravesaremos el gran mar de hielo, nos asombraremos de los brutales paisajes que conforman el archipiélago y estaremos preparados para avistar fauna ártica en uno de los rincones más indómitos del planeta. ¿Te vienes a seguir las huellas del gran oso polar? 

Navegación ártica en Svalbard: Rumbo al paralelo 80

Reconozco que hace algunos años, cuando empecé a darle vueltas a si realizar viajes de autor en el que pudiera ir de la mano de lectores y lectoras de este blog, amantes de las grandes aventuras, pensé en Svalbard como una meta. Tiempo después cuando pude llevar a cabo este viaje y ver con mis propios ojos tanto a los osos polares como a las muchas maravillas que posee este territorio remoto próximo al Polo Norte no dudé que quería repetirlo, que tenía que compartir esta vivencia con más gente. Gracias al empeño y confianza de Pangea, hoy puedo decir que he podido realizar viajes de autor a lugares como Santo Tomé y Príncipe, Bután o la Península de Kamchatka, destinos extremadamente singulares y que no suelen formar parte de los catálogos turísticos. Al igual que el Lago Baikal en pleno invierno, viaje que en cuanto lo anuncié tardó apenas seis días en agotar sus plazas. Hoy puedo decir con mucha ilusión que por fin Svalbard será uno de los grandes viajes previstos para 2020.

Mapa de situación de Svalbard

El 9 de junio volaremos hasta Longyearbyen (vía Oslo), una pequeña ciudad portuaria de apenas 2000 habitantes, y abandonaremos el mundo de los humanos para zarpar en busca de lo mejor de las costas de Svalbard bañadas por el Océano Glacial Ártico. Navegaremos por estrechos fiordos, nos acercaremos a los frentes glaciares más imponentes, pasaremos muy cerca de grandes icebergs y, por supuesto, prestaremos atención a todo lo que sucede a nuestro alrededor, pues estaremos en el hogar de Su Majestad el oso polar, amantes de estas latitudes heladas así como de la carne fresca de foca barbuda, su plato preferido. Seguiremos sus huellas, desde el puente de mando con el capitán, en proa, popa, babor o estribor. Y si damos con él, puedo asegurarte que se trata de una de las experiencias más conmovedoras para quienes gusten contemplar (y fotografiar) a los animales en su estado salvaje.

Oso polar en Svalbard

Pero no sólo tendremos al oso polar entre los objetivos. Estoy convencido de que nos toparemos con las morsas y sus afilados colmillos reluciendo bajo la luz de un día que no termina (hay luz las 24 horas), que veremos asomarse multitud de focas (barbudas u oceladas), corretear a los renos enanos de Svalbard y, quien sabe, admirar a los simpáticos zorros árticos en pleno proceso de cambio de pelaje. Todo ello con multitud de aves marinas como frailecillos, araos, alcas (iremos, si la climatología lo permite, a la mayor colonia del mundo) y la escurridiza y hermosa gaviota marfil, que se distribuye exclusivamente en territorios circumpolares y es uno de los mayores objetivos de los ornitólogos.

Morsas en Svalbard

Todo ello a través de paisajes que nos llevarán más allá de la isla de Spitsbergen (surcaremos las regiones más septentrionales del archipiélago) por medio de un sinfín de montañas blancas, glaciares azules y, como plato fuerte, el mar de hielo en el norte de las islas así como en el Estrecho de Hinlopen, en el cual los holandeses pensaron que había tierra firme (y así lo dibujaron en sus mapas) cuando lo que hay en realidad es un mar congelado buena parte del año y donde las huellas de los osos polares flotan en el agua.

Icebergs en Svalbard

VÍDEO DE SVALBARD

Para saber lo que nos espera en Svalbard, antes de seguir leyendo, recomiendo no perderse el siguiente vídeo donde cuento lo mejor de esta aventura en poco más de dos minutos. ¡Play!

Algunas consideraciones sobre este viaje a Svalbard

  • Viajaremos en un buque rompehielos preparado para viajar por destinos polares. De hecho nuestra embarcación se encuentra todo el invierno en Antártida. Está preparada para un pasaje de alrededor de 196 personas.

El barco con el que haremos la expedición a Svalbard

  • No se trata de un crucero corriente sino de un crucero de expedición. Dormiremos en camarotes compartidos (de cuatro o tres plazas), aunque existe la opción para quien quiera de hospedarse en una habitación dobles. Que nadie espere cena del capitán, etiqueta para bajar al comedor, piscina o las Mama Chicho amenizando la velada. De hecho lo mejor es quitarse de la cabeza los clichés de los cruceros típicos porque esto es algo completamente diferente. ¡Esta es una aventura!

Hielo en Svalbard desde el ojo de buey del barco

  • Cada día se propondrán actividades en el exterior, ya que contaremos con embarcaciones rígidas tipo zodiak para explorar los alrededores o realizar los desembarcos. Exploraremos islotes, haremos caminatas, etc. Todas estas excursiones (incluidas) son, por supuesto, opcionales.

Zodiak en Svalbard

  • Entre la tripulación hay grandes expertos en diversas disciplinas, quienes dinamizarán el viaje e impartirán conferencias a bordo sobre temas como el comportamiento de los osos polares, la geología de las islas, glaciares, calentamiento global, cetáceos, la vida de los tramperos o de los balleneros holandeses que faenaban en el archipiélago hace 500 años, etc.

Conferencia sobre los osos polares en Svalbard

  • Aunque seguiremos una ruta más o menos prefijada, existen variables en función de la climatología o si se da una mayor concentración de osos polares en un lugar determinado. Es decir, el recorrido puede sufrir variaciones:

Mapa del crucero que voy a hacer en Svalbard para ver osos polares

  • Se recomienda llevar prismáticos (aunque también los prestan en el barco) y aprovechar las magníficas condiciones para la fotografía que ofrece el entorno de Svalbard.

Sele en el puente de mando del barco con el que navegó por Svalbard

  • Vamos en busca de osos, morsas, focas y otras especies de la fauna que conforman el archipiélago. Las probabilidades de éxito en los avistamientos son muy elevadas, pero por supuesto no se puede garantizar que veamos un oso o diez. No se trata de un zoológico sino de un lugar salvaje en el que los animales viven a sus anchas y no están a expensas de que los veamos o no. Así como que dependemos de las condiciones meteorológicas. En realidad como en cualquier safari que se precie. Dependeremos de la suerte y, por supuesto, de la pericia de la tripulación y de nosotros mismos a la hora de llevar a cabo los rastreos. ¿He dicho ya que esto es una aventura?

Osos polares en Svalbard

Sele rastreando la huella de un oso polar en Svalbard

¿Cómo formar parte de la Expedición Svalbard?

Para la ocasión puedes entrar al especial de este viaje de autor a Svalbard en la web de Pangea, donde además se pueden conocer más detalles sobre este viaje (fechas concretas, itinerario, precios de partida, etc.). En dicha página es posible cumplimentar un brevísimo formulario para recibir información más detallada acerca de esta expedición y poder pedir presupuesto personalizado. Aunque lo más rápido y ágil (lo que recomiendo) será contactar directamente este correo electrónico joaquin.riva@pangea.es para recibir respuesta lo antes posible (incluir teléfono de contacto). O pedir cita previa (91 0837976 – Madrid, 930 185 123 – Barcelona) y conversar in situ con Joaquín de la Riva (Madrid) o alguno los asesores expertos (Javier Meneses o Antonio Morenés en Barcelona antonio.morenes@pangea.es) quienes te aportarán información completa tanto sobre el destino como para reservar este viaje, el cual no contará con demasiadas plazas y que, tal como ha sucedido en los anteriores viajes, estas pueden tardar poco en desaparecer (el viaje invernal al Baikal se vendió por completo en la primera semana). La idea es conformar un grupo de alrededor de 10-12 personas distribuidas en distintos camarotes que hemos podido bloquear con más de un año de antelación.

Carátula del viaje a Svalbard (junio 2020)

En Pangea se ocuparán absolutamente de todo, aunque no dudes en preguntarme cualquier duda y, si estoy en disposición de darte una correcta respuesta o ha habido algún fallo o retraso en la comunicación con la agencia organizadora de este viaje, te escribiré lo antes posible. 

Por otro lado me gustaría destacar que éste se trata de un viaje cero exigente físicamente hablando, apto para todas las edades y estados de forma. Ideal para apasionados de la naturaleza más salvaje, de los escenarios polares y  para aquellos quienes estén buscando lugares extraordinarios que fotografiar. En Svalbard desconectaremos de todo para conectar con el planeta.

Paisaje de Svalbard

Charlas sobre Svalbard en Madrid y Barcelona (¡Apúntate y nos conocemos!)

En este mes de noviembre (2019) voy a ir a contar en persona (que hay que desvirtualizarse de vez en cuando, no todo va a ser internet), las particularidades de un viaje de este tipo narrando mi propia experiencia en Svalbard. Por supuesto hablaré de cómo será la expedición que llevaremos a cabo en el mes de junio. Y lo haré tanto en Madrid como en Barcelona. He aquí las fechas:

Sele en Svalbard

En las próximas semanas iré publicando novedades tanto en el blog como en las redes  sociales TwitterFacebook e Instagram. Y te recuerdo que tenemos una sección fija sobre los viajes de autor en los que es posible informarse de viajes con plazas disponibles, ya efectuados y futuros que se estén planificando.

Viajes de autor (Viaja con Sele)Consulta todos los viajes de autor con plazas disponibles.

¿Nos veremos en junio en Svalbard? ¡Eso espero!

Sele

+ En Twitter @elrincondesele

Canal Facebook

Instagram @elrincondesele

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.