Resumen de un 2015 con grandes viajes y escapadas - El rincón de Sele

Blog

Resumen de un 2015 con grandes viajes y escapadas

Print Friendly, PDF & Email

Termina el 2015 y es momento de hacer balance, sobre todo de los grandes momentos vividos durante el mismo. Si bien 2014 había puesto el listón muy alto, se puede decir que en éste también nos hemos movido mucho. Ha habido grandes viajes, viajes de media distancia y escapadas adorables con las que romper la inercia de la tan temida rutina. Paso a paso, kilómetro a kilómetro, hemos podido tachar algunos sueños de la lista de propósitos y disfrutar de lugares nuevos y gentes que se quedarán con nosotros para siempre. Pero, sobre todo, hemos volado muy alto…

Feliz 2016 El rincón de Sele

Hemos escuchado crujir glaciares en Islandia, montado en globo sobre los templos de Bagan en Myanmar, observado en vivo la fauna más salvaje en Botswana, sobrevolado un volcán en erupción en Isla Reunión y nos hemos perdido por las calles de Bangkok. Hemos hecho un increíble roadtrip en la región de Midi-Pyrénées, tocado las huellas de la I Guerra Mundial en el Norte de Francia, enamorado en Sintra y recorrido el Condado de Yorkshire en la Gran Bretaña más auténtica. Y, por supuesto, hemos seguido conociendo innumerables rincones de España que nos han sorprendido mucho. ¿Empezamos la cuenta mes a mes? ¡Allá vamos!

ENERO: Escapadas al Balneario de Olmedo y a las ciudades de Bérgamo y Mons

El año lo comenzamos muy relajados. Durante nuestra primera escapada nos pusimos a remojo en las aguas caldeadas del Balneario de Olmedo, emplazado en un antiguo convento mudéjar del siglo XIII en la localidad vallisoletana conocida por “El caballero” que retrataría el gran Lope de Vega. Disfrutar de los baños, los chorros y su espectacular zona de contrastes fue el primer ¡CÓMO VIVES! del 2015. No se me ocurre mejor manera de cargar las pilas ante los meses venideros…

Sele y Rebeca en el Hotel Balneario Villa de Olmedo (Valladolid)

La primera salida internacional fue una semana más tarde a la ciudad de Bérgamo, en el norte de Italia y muy bien comunicada vía low cost para pasar un fin de semana largo. Nos hospedamos en una vieja caballeriza convertida en apartamento a la entrada de la ciudad alta, uno de los núcleos medievales mejor conservados de la Lombardía y que merece una escapada con las tres B de buena, bonita y barata.

Sele y Rebeca en Piazza Vecchia (Bérgamo)

El 24 de enero fui testigo de la inauguración de la belga Mons como ciudad europea de la cultura 2015. En el corazón de la región francófona de Valonia, Mons enseñó su desconocida luz al mundo e incluso mostró su faceta de ser el lugar donde Van Gogh empezó a pintar “su realidad”. Un fin de semana de grandes festejos en una ciudad que hasta entonces no había ocupado ninguna portada en los medios.

Fiesta de inauguración de Mons 2015

FEBRERO: De pajareros en Villafáfila a conferenciar sobre Galápagos

El mes más corto del año lo dedicamos a explorar la naturaleza de aquí y a charlar sobre la de allá. Me explico. Por un lado mi amigo Isaac (Chavetas) y yo impartimos una conferencia sobre Islas Galápagos en El Corte Inglés de Callao (Madrid) donde presentamos un pequeño documental que grabamos en el archipiélago ecuatoriano que sirvió a Darwin para formular la Teoría de la Evolución de las Especies. Con el vídeo Islas Galápagos, un viaje a la vida, mostramos uno de los viajes más increíbles que hemos hecho hasta ahora.

Y de los piqueros de patas azules y otras especies nativas de Galápagos, nos fuimos a ver otro tipo de pájaros. Pero mucho más cerca. En la comarca zamorana de Tierra de Campos nacen las Lagunas de Villafáfila, un auténtico paraíso para las aves invernantes que escogen estos humedales para escapar del gélido norte europeo. Y hasta allí nos dirigimos para observar con los prismáticos y fotografiar grullas, gansos, avefrías o avutardas así como halcones, zarapitos o búhos campestres que se dejan ver en plena luz del día.

Gansos en las Lagunas de Villafáfila (Zamora)

Si quieres ver un vídeo de cómo son 2 minutos en las Lagunas de Villafáfila pincha en enlace

El último día de febrero emprendimos otro viaje que se extendería durante los diez primeros días de marzo. ¿Pasamos al mes siguiente y os lo cuento?

MARZO: Roadtrip en el sur de Francia y primera vez en San Sebastián. De ruta por el Valladolid más desconocido

La primera mitad de marzo fue apasionante. Carretera y manta… hacia Francia que nos fuimos. Recorrimos en nuestro coche una parte de la región de Midi-Pyrenées en el sur de país para disfrutar de ciudades y pueblos medievales absolutamente paralizados en el tiempo. Estuvimos en Moissac, Lauzarte, Albi, Cordes-sur-ciel, Rocamadour y muchos otros, pero en este viaje encontramos el que para nosotros se trata probablemente del pueblo más bonito de Francia de cuantos hemos visitado hasta ahora. Su nombre es Conques y su atmósfera de película de Tim Burton nos dejó absolutamente perplejos.

Conques, probablemente el pueblo más bonito de Francia

A la vuelta nos dirigimos por los pueblos más hermosos del interior del País Vasco francés para después recalar en una de nuestras deudas pendientes: San Sebastián. Nuestra primera vez en la gran Donosti vino acompañada de un día soleado y de riquísimos pinchos en el casco viejo (¿Quieres ver una guía para primerizos con 10 cosas que ver y hacer en San Sebastián? No seas como nosotros y no retardes tu visita a una de las ciudades más hermosas en toda Europa).

Panorámica de San Sebastián desde el Monte Igueldo

Prácticamente a pocos días de regresar de este roadtrip tuvimos la fortuna de conocer uno de los mejores resorts con spa del Mediterráneo. El Hotel Asia Gardens es una especie de Bali en versión lujo situada en tierras alicantinas junto a Terra Mítica.

Rebeca y Sele en la piscina de Angkor del Asia Gardens Hotel

En los últimos días de marzo volví de nuevo a la provincia de Valladolid para recorrer el Valle del Esgueva o conocer por fin el osario de Wamba con miles de calaveras ordenadas en las paredes de un habitáculo nacido en la Edad Media. También visité por enésima vez Peñafiel, con su espléndido castillo y su renovado museo del vino, para rematar faena con un tierno lechazo y un buen arroz. La iglesia de San Cipriano en San Cebrián de Mazote me mostró uno de los mejores interiores del arte mozárabe en Castilla y León.

Sele haciendo fotografías en el osario de Wamba (Valladolid)

ABRIL: Navegantes en el Lago Alqueva, roadtrip en Yorkshire y la vuelta a Islandia.

Llegó abril, la primavera y con ella las semanas más intensas del año. Empezamos el mes con buenos amigos conviviendo en un barco-casa en el Lago Alqueva (Alentejo, Portugal) capitaneado por nosotros mismos (no necesita permisos ni ser patrón de barco). Durante varios días navegamos por el considerado el lago más grande en territorio europeo pasando por algunos de los castillos más imprescindibles en el Alentejo y villas medievales sin parangón como Monsaraz (para mí uno de los pueblos más bellos en tierras lusas).

Brindando en el barco-casa que alquilamos en el Lago Alqueva con Amieira Marina

Nada más regresar del Alentejo me esperaba un vuelo directo a Manchester para iniciar en solitario una ruta en coche (conduciendo por la izquierda) por Yorkshire en busca de algunos de los escenarios más auténticos del nordeste británico. Además de York disfruté de algunas de las abadías abandonadas en el condado, de un tren de vapor por los páramos de North York Moors, del hotel en Harrogate donde se escondió Agatha Christie, de un precioso recorrido por los pueblos de la costa de Yorkshire así como de la llegada de los primeros frailecillos de la temporada a Bempton Cliffs (donde además pude contemplar miles de alcatraces atlánticos).

Whitby (Yorkshire, Inglaterra)

De Yorkshire a Islandia y tiro por que me toca. Este siempre fue uno de los viajes más esperados a lo largo de mi vida y pude llevarlo a cabo haciendo la ruta circular por Islandia en coche de alquiler. Dada la premura de la época no tuve demasiada suerte en el norte donde me alcanzó un escandaloso temporal de nieve, pero sí en el sur donde pude ver algunos de los mejores lugares de toda Islandia. Allí disfruté de “otro planeta”, de un suelo que no deja de latir bajo tus pies… de la Tierra tal cual era. Y cumplí varios sueños salvo uno, el de ver auroras boreales. Llevo varios intentos pero no hay manera de lograrlo. Menos mal que sí que tuve una experiencia alucinante con miles de frailecillos a mi alrededor que compensó absolutamente todo.

Sele en la laguna Jokulsarlon (Islandia)

MAYO: Cuento de primavera en Sintra y Flandes

Al regresar de Islandia marché con Rebeca a celebrar nuestro aniversario a Sintra, la villa de cuento que enamoró a los románticos del XIX y donde los palacios y castillos se encaraman en una montaña. Habían pasado diez años desde mi última vez en esta joya de Portugal a un pasito de Lisboa y sería allí donde viviríamos una de las escapadas más inolvidables de este 2015.

Palacio da Pena (Sintra, Portugal)

Mayo también me regaló el tercer retorno a Flandes para disfrutar de otra manera las ciudades de Gante y Brujas. Es decir, recorriéndolas en bicicleta. Pocos lugares en Europa son más de cuento que estas dos ciudades belgas. Y en primavera mucho más.

Sele en bicicleta en Gante

Al volver tendría la ocasión de dar una conferencia en El Corte Inglés sobre la última travesía circular por Islandia y reunirme con buenos amigos y seguidores del blog. Pasamos un rato muy entretenido, la verdad.

JUNIO: Regreso a Francia y escapadas cercanas

Tras no parar un segundo en abril y mayo, el mes junio fue bastante más calmado. En el extranjero fue el oeste de Francia y, en concreto, el Departamento de Poitou-Charentes, el protagonista. Una ruta de varios días en el País del Cognac me llevó a conocer Angulema, la que dicen es la ciudad del cómic, así como La Rochelle o el castillo en Cognac donde nació el Rey Francisco I. Aunque la mejor parte del viaje se la llevó la Isla de Ré, una delicia a merced del Océano Atlántico donde a muchos franceses les gusta escapar (y no ser vistos). Y no me extraña en absoluto.

Fachada de Saint-Martin-de-Re (Isla de Ré, oeste de Francia)

Las siguientes semanas las pasé en casa escribiendo y apenas me moví de la silla salvo para ir a pasar el día a la villa medieval de Pedraza (Segovia) o descubrir uno de los paisajes más abrumadores y desconocidos de la provincia de Toledo como es el de las Barrancas de Burujón.

Barrancas de Burujón (Toledo)

JULIO: Sierra de Gata antes del incendio, un balneario insólito, las huellas de la Gran Guerra en Francia y descanso en miña terra galega

Quién nos iba a decir cuando recorrimos los senderos de la extremeña Sierra de Gata que apenas unos días después iba a sufrir uno de los incendios más devastadores de su historia. Un paraíso en el último margen cacereño antes de entrar a Portugal que sigue esperando que lo descubran, con pueblos paralizados en el tiempo como Trevejo, San Martín, Gata, Hoyos o Robledillo, innumerables piscinas naturales donde refrescarse en verano y una gastronomía de esas en las que una dieta no tiene cabida.

Robledillo de Gata (Sierra de Gata, Cáceres)

Un fin de semana más tarde nos fuimos a disfrutar de las aguas del Balneario de Burgo de Osma, situado en un edificio histórico como una Universidad del siglo XVI cuya fachada plateresca entusiasma a los viajeros. Aprovechamos a recorrer algunos rincones de la Soria profunda como Berlanga de Duero, la ermita de San Baudelio o el castillo de Gormaz, considerada la mayor fortaleza califal en territorio europeo.

Patio interior del Hotel Termal Burgo de Osma

También julio vivió el enésimo viaje en coche a Francia, esta vez destinado a conocer el norte y los campos de batalla de la I Guerra Mundial en la región de Nord-Pas de Calais. Desde allí preparé una serie de reportajes narrados en directo con una de las historias más negras de la vieja Europa en el siglo XX.

Tumba de la I Guerra Mundial en el Norte de Francia

A finales de mes nos fuimos a descansar a nuestra Galicia querida, a ese humilde hotelito de las Rías Bajas (y cuyo nombre sigo sin acordarme) donde he vivido las mejores vacaciones de mi vida. No nací en Galicia pero allí soy capaz de sentir la felicidad plena. Estoy enamorado de ella hasta las trancas y mientras pueda seguiré escapándome allí a respirar.

AGOSTO: Esencia de Costa Brava y lujo perceptivo en el Valle de Guadalest

El mes de agosto fue junto a febrero el único mes en que no salimos del país. Eso sí, tampoco anduvimos quietos. Me fui a pasar unos días a la Costa Brava (Cataluña) con amigos de Travel Inspirers para recorrer en coche pueblos medievales como Peratallada o Castelló d’Empúries, acercándonos hasta Besalú (que pertenece a la Garrotxa) e incluso aprendiendo a volar en el túnel del viento en Empuriabrava para volver a recrear una caída libre (esta vez sin saltar en paracaídas). Enamorándonos de Calella de Palafrugell y el camino de ronda… y por la noche acudiendo a tres festivales de verano diferentes en Cap Roig, Peralada o Gerona.

Sele en Calella de Palafrugell (Costa Brava)

Semanas más tarde nos escapamos un fin de semana Rebeca y yo para estrenar en el Valle de Guadalest (Alicante) el primer hotel paisaje de España. El Hotel Vivood permite que el valle se adentre en tu habitación en una curiosa una mezcla de turismo sostenible y lujo perceptivo. Nunca había dormido en un cubo… ni despertado con semejantes vistas sin moverme de la cama. ¡Una pasada!

Habitación del Vivood Landscape Hotel (Valle de Guadalest, Alicante). El primer hotel paisaje de España

SEPTIEMBRE: El mejor safari de mi vida fue en Botswana

No era mi primer safari en África, ni tan siquiera mi primera vez en Botswana. Pero tengo que reconocer que fue la mejor experiencia en el continente africano hasta ahora. Con mi amigo Isaac (con quien había compartido grandes aventuras en Galápagos o Irán) nos apuntamos a un safari móvil en Botswana de un par de semanas organizado por Mopane Game Safaris. Fue un safari intensivo a más no poder, con expertos ayudándonos a realizar rastreos excepcionales y con unos resultados que aún no han terminado de ver la luz (muy pronto veréis algo muy impactante que hemos guardado). Durmiendo en el interior de los parques en grandes tiendas de campaña y rematando faena en las Cataratas Victoria, tanto por el lado de Zambia como por el de Zimbabwe.

Leonas en Savuti (Chobe NP, Botswana)

Soy consciente que cada vez más estoy enganchando a los lugares de naturaleza, que observar y fotografiar animales en libertad me vuelve loco. Sin duda la experiencia de Botswana se encuentra en el escalafón de los mejores momentos protagonizados por la vida salvaje de África. Y me temo que no será la única. Estoy enganchado y no puedo quitarme…

A finales de mes Rebeca y yo celebramos de manera tardía nuestro primer aniversario de bodas con otra escapada. En este caso fue Palencia la ciudad elegida y un paseo por el románico el regalo.

OCTUBRE: Testigo de un volcán en erupción en Isla Reunión

Dos ensoñaciones de la infancia como es viajar a la recóndita Isla Reunión y poder ver en directo un volcán escupir lava se fusionaron en una sola durante la primera quincena de octubre. Me fui en solitario a recorrer la isla de los criollos, de los mil paisajes, de la vainilla, y me encontré con que el volcán Piton de la Fournaise estaba en erupción. Un cráter nuevo emergió de la tierra y con él, un mundo de lava y cenizas saliendo a borbotones. Y eso no se ve todos los días. Pude asomarme al volcán desde un helicóptero y también caminando hasta estar frente al mayor de los espectáculos naturales posibles.

Siempre tuve la ilusión de escribir sobre un destino tan insólito como este, donde la literatura en español es prácticamente inexistente. Durante el viaje me ocupé de recopilar un buen número de consejos prácticos sobre Isla Reunión para que otros viajeros que se animaran a llegar hasta allí lo tuvieran un poco más fácil. Me parece increíble cómo La Reunión puede ser un destino tan desconocido cuando tiene tantos lugares maravillosos que ver. De hecho se trata de una de las capitales mundiales del trekking. ¡Y hasta te permite hacer snorkeling con delfines y ballenas!

Cascada Grand-Mère (Salazie, Isla Reunión)

NOVIEMBRE: La pureza de un país llamado Myanmar

Muchas aventuras habían sucedido ya pero noviembre trajo el gran viaje del año. Rebeca y yo nos marchamos juntos al Sudeste Asiático durante tres semanas donde pudimos conocer Myanmar, un país que camina descalzo y avanza lentamente sin saltarse una sola de sus tradiciones. El último país ciertamente puro de esta parte de Asia se dirige a muchos cambios y esperemos que una nueva democracia tras tantos años lastrados por una dictadura militar. La antigua Birmania es ese lugar donde la gente sonríe sin parar y te trata como a un hijo sin conocerte, donde se hallan los inconmensurables Templos de Bagan y pagodas de oro como la Shwedagon de Yangón mientras en su centro el Lago Inle acumula escenas de la vida rural que parecen de otro tiempo.

Sele en uno de los templos de Bagan (Myanmar)

Viajar a Myanmar nos regaló un sinfín de experiencias, entre las que recalco nuestra primera vez en globo (y nada menos que sobre los templos de Bagan) o la visita Kakku y sus más de 2800 estupas en Territorio Pa-O y que es toda una rareza en sí misma. Todavía es un destino del que tengo ganas de seguir hablando en el blog, así que en los próximos meses seguiré desarrollando los relatos sobre el país asiático.

Sele y Rebeca en los templos de Bagan (Myanmar)

Para viajar hasta allí utilizamos a Bangkok como algo más que un stopover. Nos quedamos cuatro días en la capital tailandesa. ¡Y fue nuestra primera vez! Ni que decir tiene que nos volvimos locos con Bangkok y que ya estamos deseando regresar a Tailandia con más tiempo para asimilarla.

Sele y Rebeca en Bangkok

DICIEMBRE: Un mes para hacer balance y plantearse nuevos retos

Este mes que se acaba ya mismo ha sido muy para estar con los míos, dejar el equipaje a un lado de la habitación y ponerme a escribir sobre muchos de esos destinos que han ocupado la agenda de un año fabuloso. Y también para proponerme nuevos retos tanto profesionales como viajeros. Y dentro de muy poco os podré confirmar que otro sueño está por cumplirse muy pronto…
Estoy realmente contento de cómo sigue la andadura del blog. El rincón de Sele ha superado su récord del año pasado con un 75% más de visitas. El 2015, a falta de unas horas para cerrarse ha traído 1.175.000 visitas, 881.000 visitantes únicos y casi los 2.000.000 de páginas vistas. Hemos crecido mucho en Redes Sociales (En Facebook ya somos casi 40.000 amigos y en Twitter ya pasamos los 15.000 seguidores) y nos hemos incorporado a Instagram donde todavía no estábamos (y en apenas 10 meses ya somos más de 4600 amigos).

Volcán en erupción en Isla Reunión

Muchos medios me han dado la oportunidad de trabajar con ellos y publicar mis artículos. Mientras tanto la agrupación profesional a la que pertenezco con mucho orgullo, Travel Inspirers, sigue creciendo y ofreciendo oportunidades de trabajar de manera coordinada con grandes profesionales del sector turístico.
También ha sido el año en que El rincón de Sele ha sido finalista en los premios más importantes, los PICOT (Premios Internacionales de Comunicación Turística), seleccionado para los BlogueroGold que organizó la empresa American Express y también uno de los nominados a los Premios Bitácoras 2015. Lugares en los que estar siempre es de por sí un premio.

Y en 2016… ¡cumplimos 10 años!

Apenas en un par de meses, en febrero, El rincón de Sele cumplirá una década en la red. La verdad que siento vértigo de todo lo que ha pasado en este tiempo, pero soy de los que piensan que las buenas noticias hay que celebrarlas a lo grande. Y seguro que así lo haremos.

Feliz 2016 El rincón de Sele

2015 fue fantástico, pero lo mejor está por llegar. 2016… ¡Allá vamos!
Feliz año a tod@s los que leéis este blog. No dudéis nunca que me hace muy feliz saber que estáis ahí siempre.
Sele
+ En Twitter @elrincondesele
+ Canal Facebook
+ Instagram @elrincondesele

32 Respuestas a “Resumen de un 2015 con grandes viajes y escapadas”

Deja un comentario